VALDANO, ADEMÁS DEL ESTADIO AZTECA

0

De Jorge Valdano se sabe, entre otras cosas, que anotó el segundo gol en la final de México 1986 ante Alemania. Es conocido también por ser una figura con prestigio a nivel europeo y amante de la literatura. Pero su figura abarca demasiados ámbitos y es difícil conocer en profundidad cada uno de ellos.

Resultado de imagen para valdano alavesJorge Griffa es uno de los personajes más importantes en la historia del fútbol argentino. Sus horas de ruta para encontrar talentos y luego acompañarlos en el proceso lo han convertido en un maestro a la hora de trabajar en divisiones inferiores. Valdano fue uno de los tantos reclutados por Griffa en la inoxidable cantera de Newell’s Old Boys. La historia del delantero argentino comenzó con un buen debut. En 1973, ante All Boys, Jorge Valdano se estrenó con la camiseta rojinegra y selló con un tanto el 4-0. Al año siguiente, el joven nacido en Las Parejas, Santa Fe, gritó campeón del Metropolitano 1974. Fueron sólo 11 goles con la camiseta del club que lo vio debutar. En 1975, a los 19 años, el atacante emigraba hacia España para defender los colores del Deportivo Alavés.

¿Pero cómo un delantero tan joven, con apenas un puñado de goles se abría camino tan fácil hacia destino europeo? Fue Griffa quien ayudó al recomendarselo a su amigo José María Zárraga, a quien conocía de su larga carrera en España. Pero además, influyeron las actuaciones que Valdano dejó con la camiseta de su país en el Torneo Esperanzas de Toulon de 1975. Argentina ganó aquel torneo bajo la conducción técnica de César Luis Menotti. Fue el primer título albiceleste ante rivales europeos, y es denominado por muchos como el inicio de la reconstrucción del fútbol local. Valdano marcó el gol del título en la final ante Francia. En aquel plantel brillaban otras figuras como Alberto Tarantini, José Luis Pavoni, Daniel Passarella, Américo Gallego, Marcelo Trobbiani y José Daniel Valencia.

En la Segunda División de España, Valdano destacó a pesar de su corta edad. No pudo lograr el ascenso a la máxima categoría, pero marcó 21 goles antes de ser traspasado al Real Zaragoza. En La Romareda, el argentino debutó con un gol al Barcelona y demostró toda su capacidad: 46 goles en 143 partidos. Tras no contar en el Mundial 1978, Menotti incluyó a su viejo conocido en la lista de 23 convocados a la Copa Mundial de España 1982. Otros compatriotas y atacantes que brillaban en Europa eran: Daniel Bertoni (Fiorentina), Ramón Díaz (Napoli), Diego Maradona (Barcelona). Además, el plantel contaba con la presencia de Mario Kempes, figura en la obtención de la última edición. Valdano ingresó por Ramón Díaz en la derrota ante Bélgica y salió como titular ante Hungría, pero a los 20 minutos debió retirarse del campo por una lesión. Su frustración fue grande, pensó que no tendría otra chance en la Selección Nacional. Se equivocaba. El fútbol le tendría preparadas muchas sorpresas.

Resultado de imagen para valdano real madridEn 1984 llegó al mismísimo Real Madrid, y en su primera temporada fue goleador del equipo con 17 tantos. Sólo el mexicano del Atlético Madrid, Hugo Sánchez (19) lo superó en la lucha por el Pichichi. Barcelona se quedó con la Liga pero los Merengues gritaron campeones de la Copa UEFA. En la final, otra vez, Valdano anotó un gol. En la siguiente temporada, la previa al Mundial de México 1986, Real Madrid repitió la conquista de la Copa UEFA y además le agregó el título liguero. Valdano, que compartía ataque con Santillana, Emilio Butragueño y el nuevo refuerzo Hugo Sánchez, fue el goleador madrileño en ambos certámenes mientras era un habitué en las Eliminatorias para el nuevo entrenador de la Selección Argentina, Carlos Salvador Bilardo.

En México, el surgido de las inferiores de Newell’s cumpliría su sueño de ser campeón del mundo. Convirtió en la final ante Alemania y estuvo siempre al servicio del equipo, ya sea con su función goleadora o la de bajar a asociarse con el mediocampo. Incluso en la final jugó de volante derecho y persiguió por toda la cancha al zurdo Hans-Peter Briegel. Pero así como el fútbol le deparó levantar el trofeo más importante de todos, también le trajo aparejado un fuerte revés. Al año siguiente, el 1 de marzo, Valdano jugó su último partido como profesional debido a Hepatitis B. Aquello lo obligó a buscar un rumbo nuevo, siempre ligado al fútbol, pero también le ayudó a pensar de otra manera el mundo que lo rodeaba: “Digamos que un futbolista del Madrid, que además juega en la Selección de su país, vive instalado en la irrealidad. La hepatitis fue un sopapo que me devolvió al mundo de la gente corriente”.

Resultado de imagen para valdano entrenadorEn 1992 incursionó en la dirección técnica al asumir como director técnico del Tenerife. Su conducción entró en la historia del club. Consiguió la permanencia en Primera tras ahogarle el título al Real Madrid y luego clasificó a la Copa UEFA. Aquel equipo sentó un gran precedente. Su retorno a la Casa Blanca pero en nuevas funciones era inminente. Llegó para le temporada 1994-1995, cuando Barcelona de la mano de Johan Cruyff acumulaba cuatro títulos de forma consecutiva. Su tarea la cumplió con creces: terminó con aquella hegemonía al obtener la Liga e hizo debutar a Raúl González, aunque tras un flojo comienzo de temporada siguiente, fue despedido y su carrera como entrenador tras un breve paso por Valencia derivó en una nueva función, Director Deportivo, donde también trabajó para el Real Madrid. Su último paso en este ámbito terminó cuando José Mourinho era el entrenador. Del portugués, Valdano fue crítico: “Nunca he escuchado, en público o privado, una frase suya sobre el fútbol digna de ser recordada”. De otro técnico emblemático, en cambio, fue respetuoso. Dijo sobre Diego Simeone: “Él consigue algo muy importante: darle continuidad a la competitividad del equipo y lograr que el equipo se parezca a él, ésos son dos rasgos extraordinarios de liderazgo”.

Su interés por la lectura data desde su época de jugador, y siempre fue en alza. Elogioso de Norberto Fontanarrosa, Valdano escribió cinco libros y fue pionero en ligar al fútbol a los intereses empresariales. Dirección, liderazgo y motivación son algunos de los aspectos que desarrolla en sus conferencias por el todo el mundo. Nunca regresó a trabajar al país desde que se fue de Newell’s, y es por eso que declaró sentirse más preparado para continuar en Europa que volver a Argentina: “Al tiempo que Brasil y Argentina han ido perdiendo amor a la pelota, aquí parece que hemos ido entendiendo que la pelota es el ombligo del juego. Y en todas las escuelas, no solo en las de Madrid y Barcelona, se hace muy buen trabajo en divisiones inferiores”. Jorge Valdano es ahora un escritor, intelectual y panelista en diarios y sitios periodísticos. Palabra autorizada que estuvo en muchos sectores del fútbol, lo conoce, analiza, debate y critica. Aún así, todavía puede vérselo entrando al área del Estadio Azteca, tomarse un tiempo para perfilarse de derecha y definir al palo izquierdo de Harald Schumacher para salir a festejar con los brazos abiertos.

Resultado de imagen para jorge valdano

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

Leave A Reply