UN DIA COMO HOY ASUMIÓ MENOTTI

Por David Kreimer

La Selección de nuestro país tuvo dos grandes técnicos que lograron ser campeones del mundo, con estilos contrastantes. El primero de ellos, César Luis Menotti, asumió el cargo un día como hoy pero del año 1974 en un empate contra España.

Argentina había pasado vergüenza en el Mundial de Alemania 1974, perdiendo en segunda fase, y desde AFA creyeron necesario un cambio. El elegido fue Menotti, que había logrado en 1973 ganar el Metropolitano con Huracán, el primer y único título de su historia, siendo recordado el vistoso juego de ese equipo en el que se distinguían jugadores como Basile, Houseman, Brindisi y Babington.


El objetivo del «Flaco» y de los dirigentes argentinos era ganar un mundial, y se presentó una gran oportunidad ya que en 1978, se disputaría en Argentina. Tal como se esperaba, el equipo se consagró campeón del mundo tras vencer en la final a Holanda, 3 a 1 en un Monumental repleto. Luego de éste torneo, también solicitó dirigir al seleccionado juvenil, siendo campeón en Japón 1979 con Diego Armando Maradona como figura excluyente.

En 1982 se vio la chance de defender el campeonato, ya con Maradona como figura y en medio de la guerra por las Malvinas, sin embargo no le fue bien al equipo y el rosarino dejó su cargo.

También supo dirigir en el país a Newells, Rosario Central, Boca, River e Independiente, a Peñarol en Uruguay, en méxico a Tecos y a la selección, al Barcelona y al Atlético de Madrid en España y a la Sampdoria italiana.

Es conocido por su filosofía de juego. La característica de sus equipos es preocuparse por desarrollar un juego técnico, estético y con la posesión del balón, en contraposición a los equipos de Bilardo, quien lo suplantó en la Selección, que son tácticos y prioriza el resultado antes que el juego.
Fue tanta la discusión sobre estos temas que se dio en el momento que actualmente hay dos escuelas futbolísticas muy claras: el menottismo y el bilardismo. Es conocida una pregunta que supuestamente distingue un bilardista de un menottista, o un tacticista de un lírico:
¿Cuando das la charla técnica, la das como si tu equipo tuviera la pelota, o como si la tuviera el rival?

Etiquetas: Sin etiquetas