10 finales en la carrera de Carlos Tévez.

TEVEZ: 10 FINALES EMBLEMÁTICAS

  • Publicado originalmente en junio de 2015.

A continuación, haremos un repaso de las 10 finales más importantes que el argentino disputó desde su debut hasta aquí.

10. Final del Mundial de Clubes. 21 de diciembre de 2008. Manchester United 1 – Liga de Quito 0. Yokohama.

En un partido que se complicaba, un solitario gol de Wayne Rooney sirvió para que los diablos rojos obtengan su primer Mundial de Clubes y su segundo título mundial. El Apache formó desde la partida y, si bien tuvo un partido discreto, estuvo cerca de abrir el marcador tras un cabezazo mortífero que detuvo José Cevallos. A los pocos minutos de comenzado el complemento, fue reemplazado por Jonny Evans. Tras el pitazo final, se convirtió en uno de los pocos jugadores que fue campeón del mundo con dos equipos distintos.

9. Supercopa Italiana. 18 de agosto de 2013. Juventus 4 – Lazio 0. Roma.

El sueño bianconeri para Tevez comenzaba a puro grito. En su presentación oficial, la Juve ganó, goleó y gustó de la mano de sus figuras y Carletto se dio el gusto de establecer cifras definitivas a los 56′ minutos. Antes, Paul Pogba, Giorgio Chiellini y Stephan Lichtsteiner habían inflado la red.

8. Final de la Carling Cup. 1° de marzo de 2009. Manchester United 0 (4) – Tottenham Hotspur 0 (1). Londres.

Las andanzas de Carlitos en Inglaterra se erigieron gracias a varios picos de rendimiento. Y uno de ellos fue en la Carling Cup 2008/2009, donde el súper Manchester United de Sir Alex Ferguson se consagró campeón por penales ante Tottenham luego de un partido de ritmo trepidante. El anochecer de Wembley regaló un partido con escasas situaciones de gol muy claras que se definió desde los doce pasos, donde el Apache convirtió el segundo penal de la serie. Aquel certamen lo tuvo como goleador junto a Nathan Ellington y Roman Pavlyuchenko, todos con 5 tantos.

7. Community Shield. 10 de agosto de 2008. Manchester United 0 (3) – Portsmouth 0 (1). Londres.

Mientras Messi y Di María se lucían en Pekín con la selección, Ferguson y los suyos seguían conquistando títulos. Esta vez, frente al modesto Portsmouth. Y por la misma vía: Los penales. Carlitos convirtió el primero de la serie y durante la premiación fue elegido como el mejor jugador de la final. De esta manera, los red devils obtenían su primer título de aquella temporada ante un estadio colmado por más de 84.000 personas.

6. Community Shield. 12 de agosto de 2012. Manchester City 3 – Chelsea 2. Birmingham.

El Villa Park aquel día no fue un escenario más en la gran historia del argentino en finales. No solo por el ritmo del partido ni por su gran actuación, sino por su regreso tras haber estado mucho tiempo sin jugar debido al conflicto con el entrenador italiano Roberto Mancini, con quien había tenido cortocircuitos que lo habían alejado de las canchas y hasta lo hicieron llegar a negociar con otros clubes. El ’32’ marcó el 2-1 a los 59′ tras una gran jugada individual y se retiró en el epílogo del partido ovacionado por los citizens. Una forma decorosa de comenzar su última temporada en el club de los jeques.

https://www.youtube.com/watch?v=iLKNMeZqB-c

5. Supercopa Italiana. 22 de diciembre de 2014. Nápoli 2 (6) – Juventus 2 (5). Doha.

Pese a la derrota por penales a manos de los napolitanos, la noche qatarí no fue del todo negativa para él. Al igual que su compatriota Gonzalo Higuaín, marcó un doblete que obligó a definir todo a través de la pena máxima. Sin embargo, ocurriría algo inusual en el. Encargado de ejecutar el primer penal, su remate se estrelló contra el palo. Finalmente, tras el yerro de Simone Padoín, los dirigidos por Rafa Benítez obtuvieron la supercopa en continente ajeno.

4. Final de la Champions League. 21 de mayo de 2008. Manchester United 1 (6) – Chelsea 1 (5). Moscú.

Es imposible hablar de la carrera del nacido en Fuerte Apache sin hablar de aquella final en tierras rusas. Aquel 21 de mayo, el Apache se colgó la medalla más importante del viejo continente, la de campeón europeo. En un partido chato, fue amonestado y estuvo bien neutralizado por la férrea defensa blue. Nuevamente volvió a ser implacable en la tanda de penales, convirtiendo el primero de aquella angustiosa serie. Minutos después, levantó la orejona de la mano del goleador Cristiano Ronaldo, Wayne Rooney, Ryan Giggs, Edwin Van der Sar y compañía. Cabe destacar que anotó cuatro goles en ese certamen e ingresó al selecto -y reducido- grupo de jugadores que obtuvieron Copa Libertadores y Champions League.

3. Final de la Copa Libertadores – Vuelta. 2 de julio de 2003. Boca Juniors 3 (5) – Santos 1 (1). San Pablo.

De la mano de Carlos Bianchi, el elenco xeneize forjó una gran identidad copera, la cual cimentó con sus innumerables logros entre 1998 y 2003. Justamente en ese último año, ya sin Juan Román Riquelme ni Martín Palermo, dos valores fundamentales para el equipo, el ex-técnico de Vélez recurrió a la picardía de Guillermo Barros Schelotto, el gran momento de Marcelo Delgado y a la aparición de un joven Carlos Tevez que combinados fueron letales para la armada brasileña. 2  a 0 en Buenos Aires y 3 a 1 en el Morumbí. Aquella noche, el suelo brasileño volvió a ser regado por la mística boquense, que se impuso gracias a un golazo producto de una pared entre Delgado y Tévez que Carlitos cambió por gol. Luego, los tantos del Chelo y Schiavi pusieron cifras definitivas a una noche mágica donde el joven delantero levantó la copa más ansiada por los argentinos.

2. Final de la Copa Sudamericana – Vuelta. 17 de diciembre de 2004. Boca Juniors 2 (2)-Bolívar 0 (1) – Buenos Aires.

Por aquellas épocas, la Copa Sudamericana era un torneo que caminaba en pañales. Sin embargo, los equipos argentinos pisaban fuerte. River la había perdido hace un año atrás y San Lorenzo había triunfado en su estreno en 2002. En esta edición, los dirigidos por el Chino Jorge Benítez habían perdido en la altura de La Paz por 1 a 0 y estaban obligados a ganar por 2 goles para evitar los penales. No obstante, del otro lado había un equipo muy aguerrido que había sido un hueso duro de roer en la ida jugada en el altiplano. Lo cierto es que la resistencia bolivariana duró muy poco. A los 28 minutos, Boca había conseguido el 2-0 de la mano del niño prodigio que hacía su despedida. Carlitos, que había tenido un 2004 de ensueño, ya había sido vendido a Corinthians y jugaba su último partido con la azul y oro en la Bombonera ante 55 mil personas que coreaban su nombre a los cuatro vientos. Con su gran actuación, la hazaña boliviana no tuvo lugar y el xeneize se llevó otro trofeo para sus vitrinas. Aquella noche sería la última de Tévez como jugador de Boca.

1) Final masculina de los Juegos Olímpicos. 28 de agosto de 2004. Argentina  1 – Paraguay 0. Atenas.

Como se enunció anteriormente, el 2004 fue uno de los mejores años de Tévez. No solo por su coronación en la Copa Sudamericana con Boca, por su debut en la selección mayor o su participación en la Copa América con la misma, sino también por su performance en el torneo masculino de fútbol en las Olimpíadas de Atenas. En aquel certamen, los dirigidos por Marcelo Bielsa redondearon un torneo perfecto ganando todos los partidos sin recibir si quiera un gol y con una producción futbolística de alto vuelo. Entretanto, Tévez se dio el lujo de ser el goleador del campeonato con 8 tantos y el autor del gol en la final, ante Paraguay.