SIEMPRE ROMERO

1

El Paraguayo que llegó en Enero de 2015 al fútbol argentino para vestir la camiseta de Racing, no para de deslumbrar a propios y extraños. Nike Air Max 2016 Femme Su perfil se asemeja al de un nene que sólo quiere jugar a la pelota todo el día. Basta verlo sonreír para entender que el volante ofensivo se divierte todo el tiempo. Sonrisas cómplices, berrinches infantiles cuando una jugada no le sale como pretendía, y sobre todo, talento. Mucho talento.

En sus primeras intervenciones demostró que era distinto. chaussures nike pas cher Pasta de crack. No obstante, encajar en un equipo que viene de ser campeón, nunca es tarea sencilla, y Diego Cocca parecía tener muy claros a sus 11 titulares. El Paraguayo debió esperar que los partidos se tornen adversos para la Academia, o bien que algunas lesiones le abran una oportunidad para ser titular. Y siempre que pudo, regaló destellos. Con el correr de los partidos, se volvió un recambio de confianza. Romero saltó a la cancha para darle fútbol a un equipo que cada vez dependía más de las arremetidas individuales de Gustavo Bou.

Fue en el Libertadores de América y ante Independiente -nada más y nada menos- donde Romerito se ganó por completo a la parcialidad racinguista. Nick Marshall Jerseys Tras una segunda jugada, el talento de apenas 23 años mató con su pie izquierdo una pelota que caía desde el cielo. La mató sin problemas, como los que saben. Y cuando el público todavía se sorprendía por ese gesto técnico, su zurda ya había enviado un remate raso y esquinado que significó un mazazo para los locales. Racing ganó tras 15 años en la cancha de su clásico rival. kanken baratas Romero había hecho facil lo dificil, y todo con complicaciones física. Dejó ese golazo y se retiró lesionado. new balance shop firenze Ya había cumplido con su cuota de genio.

Cuando Sava arribó a Racing, Romero debió esperar en el banco de suplentes. Pero ya en los clásicos de verano, el paraguayo regaló fútbol. Era tal su influencia para con los partidos, que al entrenador no le quedó más opción que darle la responsabilidad de generar juego. Hoy por hoy, Romerito es la carta más atractiva que tiene la Academia en 3/4 de cancha. nike air max chaussure pas cher Sabe ubicarse a espaldas de los volantes centrales, caer hacia los costados para juntarse con Acuña. Juega en corto con el centrodelantero de turno, tirando paredes y rompiendo defensas pobladas. Pero también se siente cómodo cuando tiene que enviar balones largos: su zurda es punzante y precisa.

Para demostrar que su fútbol no se basa sólo en caños, bailes por encima de la pelota y golazos desde afuera del área, la joya de Racing sigue demostrando que puede ser determinante en resultados. La chilena de Lisandro López ante Independiente entrará en la historia porque sirvió para empatar un clásico de visitante en el último minuto. ray ban femme pas cher Fue Romero, por supuesto, quien envió aquel centro preciso e ideal para que ‘Licha’ ensaye aquella pirueta.

Racing inició su camino en la Copa Libertadores con una gran goleada ante Bolivar (4-1) y el paraguayo fue el Director de Orquesta. air max 90 pas cher Tuvo un contexto ideal: un rival que esperó en su propio campo y compañeros que le ayudaron a explotar su fútbol: De Paul, Roger Martínez y Lisandro López. Sava ya no duda: Romero tiene que jugar. Romero es fútbol asegurado. Nike Lebron 13 Romero parece un tierno Romerito, pero es un paraguayo guapo, con suficiente carácter para lucir en un fútbol táctico y mezquino.

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

1 comentario

  1. Pingback: MOMENTO INOPORTUNO

Leave A Reply