ARGENTINA – URUGUAY: VIEJOS CONOCIDOS

1

Argentina necesita ser campeón. La Albiceleste no gana un titulo a nivel mayor desde 1993: más de 20 años de sequía. En los Mundiales siempre faltó algo, y en las Copas América, la gloria estuvo cerca pero se esfumó. Y justamente, una de las mayores frustraciones del pueblo argentino se dio en 2011, cuando su Seleccionado, organizador del certamen, quedó afuera en cuartos de final tras ser eliminado por Uruguay. Aquella noche, en Sante Fe, los de Tabarez se impusieron por la vía de los penales. Messi y compañía se fueron silbados. Sergio Batista, debió presentar la renuncia a su cargo como entrenador. Viejos conocidos, argentinos y uruguayo protagonizarán otro duelo de Copa América.

Figueroa fue clave para vencer a Uruguay. Meses más tardes, Tévez sería la figura de los Juegos Olímpicos 2004.

Los choques previos a aquel duelo en 2011, sí son alentadores para el conjunto que hoy dirige Gerardo Martino. Es que en 2004, las selecciones de Marcelo Bielsa y Jorge Fossatti se vieron las caras en suelo peruano. Las cosas comenzaron mejor para el conjunto oriental: Fabián Estoyanoff abrió el marcador con un golazo desde afuera del área. Sin embargo, ‘Kily’ González empató de penal, y la Albiceleste no tardó en sacar ventajas por intermedio de Luciano Figueroa. La expulsión del uruguayo Darío Rodríguez parecía dejar el partido sencillo para los de Bielsa, pero otro zapatazo desde afuera del área puso paridad en el marcador: Vicente Sánchez aprovechó una floja respuesta de Roberto Abbondanzieri. Argentina fue, fue y fue, al mejor estilo Bielsa. Con D’Alessandro, Luis Gonzalez, César Delgado, y los ingresos de Javier Saviola y Carlos Tévez, pero la merecida ventaja en el marcador llegó por la vía aérea: Roberto Fabián Ayala puso el 3-2, y sobre el final, otra vez Figueroa batió la valla custodiada por Luis Barbat.

En la Copa América de 1999, también fue triunfo argentino ante Uruguay. El encuentro se disputó un 7 de julio, con la curiosidad de que apenas 3 días antes, los de Bielsa habían sido apabullados por Colombia (3-0) y Martin Palermo se había transformado en hombre récord al fallar 3 penales en un mismo partido. De todas maneras, ‘Kily’ Gonzalez ejecutó con fiereza un tiro libre y puso ventaja Argentina. En el segundo tiempo, también fue el zurdo quien llegó al fondo y sacó un centro para que Palermo le baje la pelota a Riquelme. Lejos de ponerse nervioso, Román la pisó y jugó en una baldosa desparramando a un defensor, hamacándose con el cuerpo ante la mirada temerosa de la defensa charrúa, y cuando tuvo tiro, fue generoso con el 9 goleador que por aquellos años era su compañero en el ataque de Boca. Palermo reventó el arco y lo gritó con furia, primero ante la cámara, luciendo además de su boca llena de gol, su particular peinado con flequillo rubio. Luego se abrazó a sus compañeros, muchos de ellos, también xeneizes, como Guillermo Barros Schelotto o Diego Cagna. A Palermo, el fútbol tardó solo 3 días en darle revancha tras un capítulo que seguramente jamás olvide, pero vaya si lo superó con personalidad y esfuerzo.

Más atrás en el tiempo, en el año 1987, Argentina y Uruguay chocaron en semifinales de la Copa América. La ‘Albiceleste’, al igual que en 2011, era anfitrión del certamen, y además, venía de consagrarse nada más y nada menos que campeón del mundo en México 1986, eliminando al propio Uruguay en semifinales. De la mano de Diego Armando Maradona como figura excluyente y con Carlos Salvador Bilardo en el banco de suplentes, Argentina quería volver a festejar. No obstante, aquel encuentro disputado en El Monumental, tuvo como protagonista a alguien que ya estaba acostumbrado a gritar en los terrenos de Nuñez: Antonio Alzamendi. El mismo que un año antes le había dado a River la Copa Intercontinental, fue el encargado de barrer al sueño argentino de su propia Copa. El conjunto charrúa acabó gritando campeón tras vencer a Chile 1-0, también en El Monumental.

Pero otra vez la misma frase hecha: «el fútbol siempre da revancha». Dos años después de la consagración uruguaya, la Copa América 1989 disputada en Brasil volvió a cruzar a argentinos y uruguayos. No fue una buena actuación para los de Bilardo a lo largo de toda la Copa. Tal es así que pese a ganar su grupo, Argentina se fue de aquella Copa con solo 2 goles en 7 partidos. Una de esas conquistas, justamente sirvió para tomarse revancha y vencer a Uruguay: Diego Armando Maradona le dio vértigo a un ataque que había comandado Jorge Burruchaga. «El Diez» cedió para Claudio Paul Caniggia, y éste mandó la pelota al fondo de la red, en lo que sería una premonición para el pueblo brasileño allí presente, ya que un año más tarde, la dupla Maradona-Caniggia le daría el triunfo a Argentina ante Brasil en los Octavos de Final de Italia 1990.

ARGENTINA-URUGUAY POR COPA AMÉRICA:

  •  29 enfrentamientos: 13 triunfos de Argentina, 12 triunfos de Uruguay y 4 empates.
  •  Las últimas 2 veces que Uruguay eliminó a Argentina, acabó consagrándose campeón.
  •  5 de los 29 enfrentamientos se dieron con Chile como anfitrión: 3 triunfos argentinos (incluido un 6-1 en 1955), 1 empate (1-1 en 1920) y 1 triunfo uruguayo (2-0 en 1926).
Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

1 comentario

  1. Its like you learn my thoughts! You seem to know a lot approximately this, like you wrote the ebook in it or something. I feel that you simply could do with a few to pressure the message home a bit, however instead of that, this is excellent blog. An excellent read. I’ll definitely be back.

Leave A Reply