EL CAMPEÓN ARRANCÓ POR BUEN CAMINO

2

Foto: La Gaceta.

Boca venció a Olimpo 3-0 por la primera fecha de la Superliga 2017/2018 y mostró un gran rendimiento. Benedetto marcó dos de los tantos mientras que Pablo Pérez metió el restante. Gago y Pavón fueron los otros destacados.

El Xeneize tuvo un arranque inmejorable. En una Bombonera llena, manejó el partido y fue superior de principio a fin. La victoria no corrió riesgo en ningún momento. A base de posesión (71%), triangulaciones y de pases largos para romper líneas, pudo plasmar en la cancha la diferencia de jerarquía que había con su rival. A pesar de que se fueron Fernando Tobio, Jonathan Silva, Rodrigo Bentancur y Ricardo Centurión, Guillermo pudo mantener a los nombres más importantes y a la base del equipo campeón. Apostó por los mismos jugadores para la primera fecha, con las entradas de Paolo Goltz y Edwin Cardona.

Fernando Gago tuvo un muy buen nivel y fue el que impuso el ritmo y las condiciones del encuentro. Se complementó bien con Pablo Pérez (otro de buen partido) y gracias a ellos dos Boca logró tener mucho la pelota, aunque todos colaboraron. La fórmula era clara: el equipo intentaba salir tocando desde atrás constantemente (a veces de forma excesiva), Olimpo lo dejaba jugar y luego de muchos toques que parecían monótonos, Gago, Pérez o Cardona metía un pase en profundidad para Pavón o Benedetto. Tras dos pases magistrales de Gago que fueron una puñalada para Silva Torrejón, el lateral izquierdo rival, Pavón resolvió muy bien ambas situaciones y Benedetto y Pablo Pérez convirtieron.

El equipo se caracterizó por tener un gran compromiso ofensivo y una gran movilidad. Con Barrios como volante de contención y aportando su despligue, sus relevos y su inteligencia de siempre, el resto del equipo pudo concentrarse en atacar. El arquero Rossi y los centrales empezaban las jugadas y los laterales pasaban constantemente al ataque, dándole una opción más de pase  a sus compañeros. Esto desconcertaba a la defensa de Olimpo y hacía que dejara muchos espacios. Fue muy común ver un movimiento en ataque muy interesante que se notó que estaba bien trabajado por el técnico: cuando la pelota la tenían los centrales o algún volante, Jara tiraba una diagonal y se cerraba, mientras que Pavón aprovechaba ese espacio que quedaba en la derecha y se abría. La pelota iba para él y se la tiraba en profundidad a Jara, que picaba sin oposición.

Todo el partido transcurrió en esa tónica y al local se le hacía fácil generar situaciones de gol. Además de los goles, en el primer tiempo Cardona, Pablo Pérez y Benedetto casi amplían la diferencia. Olimpo pudo haber aprovechado algunas veces en las que Boca quedó mal parado pero no fue efectivo. El segundo tiempo fue parecido, pero el visitante intentó ir a buscar el partido y dejó más espacios. Mario Sciaqua puso a un extremo ofensivo como Gaona Lugo por Lucas Mancinelli pero no sirvió de mucho. El Xeneize siguió manejando la pelota. Gago marcó luego de un rebote de pelota parada, pero el gol fue mal anulado. Fabra y Pavón tuvieron sus chances pero el tercero llegó luego de un penal que le hicieron a Benedetto tras una buena habilitación de Cardona. El Pipa no perdonó y llegó a 27 goles en 32 partidos desde que juega en Boca.

El único punto flojo de Boca en la tarde del domingo fue el rendimiento de sus dos marcadores centrales. A Goltz se lo notó fuera de ritmo y falló algunas veces frente a los delanteros rivales, mientras que Magallán fue impreciso en algunos pases y perdió la marca en la más clara que tuvo Olimpo. No parece ser tan preocupante porque el ex Lanús recién se está adaptando y además falta que vuelva Insaurralde, que era titular hasta que se lesionó, aunque también es cierto que un rival con más nivel lo pudo haber aprovechado mejor. Jara no sufrió demasiado pero también tuvo alguna desconcentración. Por el contrario, Fabra tuvo un gran partido y ganó siempre en la marca.

Boca va por el buen camino. Tiene jerarquía, está consolidado, sabe a lo que juega y ya se sacó de encima la presión del título. Sumó bastante recambio y variantes, como la de Nahitan Nández en el medio o Cristian Espinoza y Agustín Bouzat para cuando los partidos se compliquen. Aunque debe mejorar algunas cosas como conseguir más solidez en defensa o terminar de definir la posición de Cardona, con la mayoría de los equipos del fútbol argentino hay bastante diferencia. A su vez, hay que decir que el rival del domingo no fue medida ya que tuvo un nivel muy bajo. La próxima fecha ante Lanús de visitante pinta como ideal para que el equipo ratifique lo que viene demostrando.

Por: Daniel Lubel

Share.

About Author

2 comentarios

  1. Pingback: Bahía Blanca fue el reino del revés

  2. Pingback: Benedetto para la victoria

Leave A Reply