Sergio Batista

LA CARRERA DEL «CHECHO» BATISTA

Sergio Batista tuvo una prolífica carrera. Nunca está de más recordar a un crack que fue campeón del mundo con la Selección Argentina, y de América con Argentinos Juniors.

El «Checho» nació en Buenos Aires en noviembre de 1952, y desde chico comenzó a sobresalir en los potreros por su buen juego. Todas las inferiores las hizo jugando de volante central en Argentinos Juniors, y el momento del debut llegó durante la temporada de 1981. Rápidamente se adueñó de la mitad de la cancha y se convirtió en el 5 de aquel Bichito que ganó mucho: primero, se coronó en el Torneo Metropolitano de 1984, tras vencer en la final a Temperley, la sorpresa del certamen por 1 a 0. En 1985 llegó el gran año para el conjunto de La Paternal, ya que salieron campeones del Nacional, con un gol de Batista en el último partido contra Velez, y de la Copa Libertadores, venciendo al América de Cali en la final disputada en Paraguay, y habiendo dejado en el camino anteriormente a grandes equipos como Fluminense, Vasco da Gama, Ferro e Independiente. Luego llegaría el turno de viajar a Japón para jugar uno de los mejores partidos de la historia contra la Juventus de Platini y ganar la Copa Interamericana contra el Defense Force de Trinidad y Tobago. Jugó ahí hasta 1988.

1986 fue un año especial para todos los argentinos, y en especial para él, que fue el 5 titular del equipo comandado dentro de la cancha por Maradona y por Bilardo fuera de la misma, que se consagró campeón del Mundial de México. Esto le permitió a futuro llegar a muchos lugares importantes, siendo parte de la «generación del 86» que tuvo muchos técnicos de la selección durante los últimos años.

Después siguió ganando muchas cosas pero en River Plate, donde jugó hasta el año 1990, año en el cual también disputó el Mundial de Italia, saliendo subcampeón. Luego volvió a Argentinos Juniors, pero al año se fue a Nueva Chicago, donde solo estuvo otro año. Tras jugar 4 torneos en el Chacapío de Japón, se retiró en 1999 en All Boys.