Rodolfo Arruabarrena

EL CURRÍCULUM DEL VASCO

El nuevo técnico de Boca Juniors, Rodolfo Arruabarrena, se ganó su título de ídolo como jugador, ya que vistió la camiseta Xeneize en 2 etapas (1993-1996 y 1997-2000) y ganó 3 campeonatos locales y 1 Copa Libertadores, en cuya final fue decisivo. A lo largo de su carrera como lateral izquierdo, también jugó en Rosario Central, Tigre, Universidad Católica de Chile, Villarreal y AEK Atenas. Se caracterizaba por su constante ida y vuelta, y forma parte de un grupo denominado como «los pupilos de Bianchi» conformado, entre otros, por Guillermo Barros Schelotto, Diego Cagna y Martín Palermo, que están hace algunos años haciendo sus primeras armas como entrenadores. Aquí un repaso sobre la corta carrera de «El Vasco» como entrenador.

Pocos meses después de retirarse como futbolista, Arruabarrena se hizo cargo de la conducción de Tigre, que estaba en serios problemas con el descenso debido a los pésimos rendimientos de sus antecesores. Desde el comienzo apostó al buen juego y tras mucho trabajar, logró excelentes funcionamientos en todas sus líneas. Dirigió 20 partidos de la temporada 2010/11, cosechando 28 puntos, cifra que aumentó de manera impresionante en la 2011/2012: donde haría 63 unidades y pelearía el Clausura. Para ese momento, ya tenía un año como técnico y había logrado plasmar su filosofía de juego en el plantel, con buenos resultados y una identificación de la gente (no solo los hinchas del Matador, muchos neutrales lo apoyaron porque jugaban un fútbol entretenido). Ese torneo lo peleó palmo a palmo con Arsenal, equipo al que caracterizaron como su contracara, por apostar al pelotazo. Diego Morales, Román Martinez y Carlos Luna fueron los estandartes de aquel equipo que llegó a la última fecha con chances de salir campeón y, paradojicamente, de perder la categoría. También, en esta etapa le dio lugar a una joyita que River había dejado escapar: Lucas Orban. En el mercado de pases invernal le desarmaron gran parte del equipo, y tras 11 fechas del Apertura,en las cuales su equipo no pudo ganar, decidió renunciar a su cargo.

En marzo de 2013 recibió una oferta para dirigir al Nacional de Montevideo, uno de los clubes más grandes de Uruguay, y aceptó. A pesar de tener a un jugador muy importante como Álvaro Recoba, duró muy poco tiempo. Sólo dirigió 24 partidos del campeonato local, de los cuales ganó 15, empató 2 y perdió 7, cifras que no parecen para nada malas, pero lo cierto es que perdió el Apertura 2013 en las últimas fechas cuando todo estaba encaminado para la consagración. Esto, sumado al mal andar en la fase de grupos de la Copa Libertadores y a reiteradas peleas con el presidente del «Bolso«, Eduardo Ache, lo llevaron a la renuncia.

Rodolfo Arruabarrena, técnico de poca experiencia pero con estilo de juego definido, ya hizo su primera jugada: el nuevo capitán de Boca será Fernando Gago y no Cata Díaz. ¿Podrá plasmar sus ideas en este Boca que viene de sufrir un golpe tras otro?