DEBAJO DEL CASCO DE CECH

2

El 14 de Octubre de 2006, Petr Cech sufrió una lesión que lo obligó a usar un casco por el resto de su carrera profesional.

Todo empezó un 20 de Mayo de 1982 en Pilsen, Checolosvaquia (hoy Republica Checa). Ese mismo día la madre de Cech parió junto a él a otros dos bebés, dando a luz así a unos trillizos. El parto múltiple trajo regocijo para la familia, aunque el hecho de haber nacido en ese particular condición le traería complicaciones inimaginables en el futuro. El cráneo de Petr era más débil que el de alguien promedio, pero al no haber tenido problemas con ello durante su niñez y adolescencia, el “1” le restó importancia. La carrera de Cech se inicio en FC Viktoria Plzeň, donde se desempeño de volante con aceptables rendimientos hasta que sufrió la fractura de unas de sus piernas. Cuando estuvo recuperado de su lesión su técnico decidió dejarlo en el arco con el objetivo de que se moviera menos, ya que necesitaba de una transición. Al pasar los días Cech se fue dando cuenta de sus habilidades para el puesto, hasta que un día se aferró a él y nunca más lo soltó.

El debút de Petr Cech se produjo cuando apenas tenía 17 años, una edad extremadamente baja teniendo en cuenta el puesto que ocupa. Fue jugando para el FK Chmel Blšany, un club del ascenso Checo. Tras dos años de buenas actuaciones lo fue a buscar el más grande del país, Sparta Praga que pagó por él 600 mil euros. Una sola temporada más pudo jugar en su fútbol natal, ya que el Stade Rennais se llevó sus atajadas a Francia. Sus presentaciones en la Champions League llamaron la atención de los galos que pagaron por el 5 millones de euros. Las actuaciones descollantes que tuvo llevaron a su equipo a las semifinales del torneo nacional. Así fue como Chelsea, uno de los gigantes de Europa posó sus ojos sobre él. Los ingleses triplicaron la suma que habían pagado los franceses para adquirir sus servicios, y Cech no defraudó. Llegó al club londinense en 2004 y tras dos buenas temporadas, la desgracia tocó su puerta.

Cech antes de sufrir la lesión

El 14 de Octubre de 2006, cuando Chelsea enfrentaba al Reading, una de las primeras jugadas enfrentó a Cech con el mediocampista Sthepen Hunt. La rodilla del jugador del Reading impactó con gran fuerza en la cabeza de Cech, quien resultó lesionado y debió retirarse del campo de juego. En el momento nadie fue consciente del alcance de la lesión, aunque el arquero fue trasladado de inmediato al hospital. Un circo enorme se armó alrededor de su lesión. Fue su técnico, el siempre polémico Mourinho, quien apuntó contra Hunt, los servicios médicos y el árbitro diciendo que “el choque fue una desgracia. Tiene la suerte de seguir vivo”. Peter Čech tenía fractura de cráneo y su pronóstico era crítico. Había riesgo de muerte, pero tras varias intervenciones esa posibilidad desapareció, aunque aún parecía imposible que pudiera volver a las canchas. Claro está que la lesión se hubiese producido de igual manera aunque no hubiera nacido con el problema de su cráneo, aunque esta condición lo agravó. Sin embargo, Cech experimento una recuperación increíble, retornando tan solo 3 meses después del accidente. Eso sí, lo hizo ya con el notorio casco que hoy lo identifica. Hay quienes dicen que el arquero ya no necesita más de él, pero después de tanto tiempo, el casco es un “escudo moral”. Así continuó la carrera de Cech, quien tras el accidente dijo “no recordarlo” y “no tenerle miedo nada”. Fue fundamental en la obtención de varios de los títulos que cosecharon los “Blues” desde entonces, principalmente en la Champions League 2011-12, cuando sus intervenciones en la tanda de penales fueron clave para que Chelsea venciera al Bayern Munich y se quedara con el título.

Share.

About Author

El fútbol de otra manera.

2 comentarios

Leave A Reply