Miroslav Klose

16 VECES KLOSE

El 8 de julio en el Mineirao, mientras el mundo del fútbol empezaba a vislumbrar una de las goleadas más increíbles de la historia y los sueños brasileños comenzaban a derrumbarse, Miroslav Josef Klose marcaba el segundo tanto alemán del partido. De esa manera, alcanzaba los 16 goles y se convertía en el máximo goleador de la historia de la Copa del Mundo, superando los 15 de Ronaldo Luiz Nazarío de Lima (1998-2006). He aquí un repaso de su exitosa carrera.

Bomber, como lo apodó la prensa, es miembro de una familia de deportistas. Su madre Barbara disputó 82 partidos internacionales con la selección polaca de Handball y su padre futbolista Joséf brilló en el Auxerre de Francia. Ahora bien, los comienzos de Miros en el fútbol fueron tardíos y nada fáciles. Luego de su paso por el SG Blaubach-Diedelkopf y el FC Homburg, así como de algún tiempo en el que fue carpintero, este delantero nacido en Polonia se unió al Kaiserslautern en 1999 a sus 21 años. Su debut en el elenco Die roten Teufel se produciría dicho año donde disputó apenas dos partidos. En la siguiente temporada comenzaría su camino hacia la cúspide, 11 goles en 45 partidos entre 2000 y 2001 y debut en la selección alemana, donde señalaría 2 goles en 7 apariciones que le valdrían un lugar entre los convocados a Corea/Japón 2002.  El año 2002 sería clave en su carrera, 16 goles en 35 partidos con el Kaiserslautern y 12 goles en 17 con la Mannschaft, incluidos 5 tantos en la cita mundialista que lo colocaban como titular indiscutido y una de las revelaciones de aquella copa. En el elenco rojo permanecería hasta mediados de 2004, registrando en total 52 dianas en 147 cotejos.

En aquel verano, el nacido en Opole sería adquirido por el Werder Bremen al costo de 5 millones de euros. En el verdolaga tendría una estelar actuación, ya que marcaría 63 goles en 127 apariciones al cabo de tres temporadas. Además, su estadía en Bremen estuvo acompañada de su apogeo en la selección teutona comandada por Jurgen Klinsmann: 21 goles en 38 partidos incluyendo sus 5 goles en Alemania 2006 que le otorgarían la Bota de Oro FIFA como goleador del certamen. Cabe destacar que durante su paso por el verdolaga tendría una vivencia muy particular: En la temporada 2004/05, durante un partido Bomber resbaló dentro del área y le señalaron penal. El goleador estaba seguro de que no lo era y habló con el árbitro para decirle que no fue, que él se había tropezado. Ofuscado, tomó la pelota y erró el penal afuera en señal de protesta. Cuatro meses después, le concedieron el premio Fair Play de la Federación Alemana. A esas alturas, Klose ya era un delantero de clase mundial. Y las potencias lo sabían, por eso, Bayern Munich se hizo de sus servicios en el verano de 2007 por 11 millones.

En la escuadra bávara disputaría 4 temporadas y anotaría 52 goles en 149 partidos. Junto a él los refuerzos del club alemán para la temporada 2007/08 fueron el italiano Luca Toni, con quien formó la dupla ofensiva «Kloni», y el francés Franck Ribéry. Jugó 98 partidos por Bundesliga en cuatro temporadas, convirtiendo diez goles en sus dos primeras temporadas. También anotó 14 goles en 30 matches de copas europeas. A su vez, su consolidación en el seleccionado germano era cada vez más fuerte. 27 sobre 42 para convertirse así en el máximo goleador de la historia de la selección germana con 71 goles en la actualidad, superando la línea Gerd Muller (68 dianas). Tras la Copa del Mundo de Sudáfrica, ya en el ocaso de su carrera y tras varios intentos frustrados de renovar el contrato, Miros cambió el aire y se convirtió en nuevo jugador de la Lazio romanaEn el elenco Biancocelesti el polaco disfruta de sus últimas temporadas en plenitud. Si bien su adaptación al Calcio no fue del todo rápida, se supo amoldar a las exigencias de dicho fútbol y es uno de los máximos artilleros de la Serie A. Registra 37 goles en 86 partidos y un promedio de más de medio gol por partido.