LAUDRUP: UN CRACK SIN SU MERECIDA DISTINCIÓN

0

Michael Laudrup estuvo cerca de no nacer, pero finalmente se convirtió en uno de los jugadores más influyentes del Siglo XX. Pasó por Barcelona y Real Madrid y ganó una copa británica como DT del Swansea bajo el respeto máximo a una idea.

La máxima gesta del fútbol danés tuvo lugar en el año 1992. La Eurocopa conseguida en territorio sueco significó el punto más relevante de la historia del seleccionado. Dirigidos por Richard Møller Nielsen, se coronaron superando en la final a Alemania. Fue el primer y único título de Dinamarca en su tradición futbolística. Pero lo extraño es que, más allá de la conquista, lo lograron sin la presencia del mejor jugador del país.
 
Anteriormente a la disputa del certamen, Michael Laudrup no llevaba una buena relación con el entrenador y decidió renunciar a su lugar en el equipo. A ese sitio volvería nuevamente tras el torneo ganado, reconsiderando su decisión y haciéndose luego un futbolista histórico. A pesar de no haber formado parte del título, su valía en el fútbol danés abarcó un espacio meritorio para sus condiciones. Pronto pasaría el centenar de apariciones con la camiseta nacional.

Desde muy joven, Michael supo hacerse lugar por sus habilidades, y hasta desestimaría ofertas de clubes grandes con el fin de formarse en su tierra. Con 13 años, el Ajax holandés le ofrecería sumarse a sus filas, pero se negaría y comenzaría a formar parte del Kjøbenhavns Boldklub, uno de los clubes que luego se fusionaría con el Boldklubben 1903 para dar forma al FC Copenaghe. Posteriormente, pasaría al Brondby, donde debutaría. También obtendría el premio al mejor jugador de la temporada y, tras cumplir 18 años, sí llegaría el momento para emigrar a un fútbol de elite, al tiempo de que se presentaba en el combinado mayor nacional.

Dos años en Lazio y el salto a la Juventus (allí ganó la Copa Intercontinental 1985), que contaba con nombres de la talla de Michel Platini, Stefano Pioli o Aldo Serena. De todas maneras, anteriormente también había rechazado otra gran propuesta. El primer club interesado en sumarlo cuando ya había demostrado sus cualidades en Dinamarca fue el Liverpool. El acuerdo era de palabra, pero las intenciones de la entidad británica de modificarlo por su juventud hicieron que el propio chico desechara esa oportunidad. Sabía que, tarde o temprano, las chances le sucederían. El Calcio fue la primera plataforma sobre la cual pudo desplegar su talento.
 
Caracterizado por su enorme técnica y calidad con la pelota, empezó a erigirse como uno de los jugadores más importantes de aquel período. Durante los últimos años de la década del ochenta, comenzaba a despuntar su virtuosismo, ese que en los ’90 lo convertirían en un hombre venerado por muchos. Igualmente, nunca pareció dar todo lo que su capacidad hacía prever. Platini, figura en la Vecchia Signora que él también integró, aseguró que le faltó ser más egoísta en su juego. Sus principios holísticos, jugando siempre en funciones colectivas, destacaban pero no le permitían mostrar su total dinamismo y agresividad con el balón dominado.
 
La versatilidad de Laudrup le permitía desenvolverse en distintas funciones en el campo. Si bien todos los lugares que ocupó fueron en fase ofensiva, alternó las posiciones de mediapunta, extremo o segunda delantero. Se movía por todo el frente del ataque y, con el correr del tiempo, logró que muchos otros clubes posaran su vista en su figura. Así fue que el Barcelona lo contrató al iniciar la última década del siglo anterior.
 
Aquel conjunto dirigido por Johan Cruyff lo incorporó como una pieza elemental del “Dream Team”. Conseguiría la Copa de Europa (actual Champions League) de 1992 en Wembley, venciendo a la Sampdoria en tiempo extra con un golazo de Ronald Koeman. Aquel equipo también era integrado por Andoni Zubizarreta, Hristo Stoichkov y Pep Guardiola. Junto al de Santpedor formaría un mediocampo fantástico, vital para la consecución de la copa. Esa etapa, que luego se mancharía al perder la final del mismo certamen ante el Milan en 1994 –observando desde el banco-,  sería fundamental para Michael y la idea que luego impondría en sus equipos cuando abandonase las canchas y dedicara su tiempo al cargo de entrenador.
 
Los cinco años que pasó en la institución catalana, donde consiguió un póker de Ligas, representaron un crecimiento exponencial en su juego. Se hizo un jugador completo, con una progresión de su juego muy marcada. Hubo quienes llegaron a marcar que, si Pelé fue el mejor en los ’60, Cruyff en 1970 y Maradona en los ’80, Michael Laudrup resultó ser la máxima figura de la década que empezó en 1990. Tal vez, de haber sido parte del equipo que ganó la Eurocopa, otro hubiese sido su destino en la consideración mundial.
 
Pero luego de Barcelona, no tendría problemas en ser protagonista de un suceso que fue un punto de inflexión en su vida. Sin escalas, pasó del culé al Real Madrid, y su rendimiento crecía en las grandes citas y sobre todo cuando debía enfrentarse a viejos compañeros en el Derby español. Durante las dos temporadas en que formaría parte de la Casablanca, la capacidad para asociarse –sus habilitaciones milimétricas o pases con exactitud de reloj suizo- servirían para que, por ejemplo, Zamorano convirtiese una enorme cantidad de goles.
 
Después de su notable paso por tres equipos grandes del Viejo Continente, fue transferido a un club japonés donde fue dando lugar a cierre de su trayectoria. El Vissel Kobe de la J-League lo esperó, y tuvo un año que le sirvió como transición para recalar en Ajax. Veinte años después de dar su negativa al club neerlandés, se sumaba en Amsterdam y terminaba allí su carrera como futbolista. Al mismo tiempo, se convertiría en el jugador más determinante de Dinamarca, siendo el capitán y retirándose en el Mundial de Francia 1998 después de caer en cuartos de final ante Brasil por 3-2.
 
Cuatro años pasaron luego de su despedida para dar inicio a su gestión como director técnico. El Brondby, club con el que había debutado, fue el primero en ofrecerle el puesto. Dirigió al club hasta 2006, y luego alternó entre equipos europeos de no mucho renombre. Getafe, Spartak Moscú y Mallorca lo tuvieron como entrenador hasta que le llegó la época que mejor aprovecharía.
 

No logró pasar por un club de prestigio, pese a que sonó su nombre antes que el de Guardiola en 2008, pero su conducción en el Swansea galés fue brillante. Heredó una buena escuadra de parte de Brendan Rodgers y le dio su impronta. Juego posicional con la posesión de balón como base, contaba con jugadores muy técnicos que arriesgaban poco con la pelota y la entregaban siempre segura. Respetaban la filosofía aún cuando no podían encontrar los espacios o el resultado no ayudaba. Las sociedades y la rotación en el centro del campo constituían particularidades especiales del equipo, que logró alzarse con la Capital One Cup. Hoy en día, a pesar de esa gran experiencia, se encuentra dirigiendo en Qatar, al Lekhwiya SC, desde el primer día de julio del presente año.

Ganó la Capital One Cup conduciendo al Swansea de Gales

Integrante de una dinastía familiar futbolera, fue quién más se destacó. Nunca coincidió con su hermano Brian en equipos –sí en el seleccionado- aunque éste último salió del Brondby y también haya concluido su carrera en el Ajax. Su padre era Finn, quién también dedicaba sus días a ser un jugador profesional, y los hijos de Michael parecen continuar con la tradición. Mads nació en el período de su padre en Barcelona, y Andreas cuando vivían en Madrid; ambos forman parte de las selecciones juveniles danesas. Lógicamente, el pasado, presente y futuro se resume en estos nombres.

No obstante, lo insólito de Michael Laudrup ocurrió en 1963. Con solo 16 años, su madre analizó abortar el embarazo. Tan joven, la noticia no cayó para nada bien en la familia. Más allá de que era ilegal, buscaron lugares para hacerlo, pero el apoyo incondicional del papá de la mujer colaboró. Finalmente, terminaría dando a luz a uno de los mayores cracks de la historia, un rey sin corona.
Share.

About Author

Periodismo y fútbol. 24 años, de Roldán.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!