Marco van Basten.

EL CISNE DE UTRECHT

El 31 de Octubre de 1964, Marco van Basten nació en el seno de una familia que tenía problemas económicos y carecía de estabilidad. Sus padres eran Joop y Carla (quien padecía de una enfermedad crónica) los cuales se divorciaron durante su niñez. Joop, su padre, tenía la intención de que uno de sus dos hijos fuera futbolista profesional. Su hermano mayor, Stanley, tenía talento, pero repentinamente dejó el deporte. Su padre, deshecho, confió a Marco su ilusión. “El no corre; parece que está bailando”, decía orgulloso cuando el más joven comenzó a destacarse.
Debido a los conflictos, el pequeño utilizaba el fútbol como refugio. Comenzó su carrera a los siete años en un club de su Utrecht natal llamado UUV, en el cual permaneció hasta 1979. Después, pasó a otro club local, el USV Elinkwijk, previo a su fichaje con el Ajax en 1981. Su debut en la escuadra de Amsterdam se produjo en 1982 ante el NEC Nijmegen, después de ser bautizado como ‘el nuevo Cruyff’. Marco ingresó en reemplazo de Johan y anotó un gol. Durante la siguiente temporada logró afianzarse en el primer equipo y en 1984 terminó siendo titular indiscutido anotando 28 goles en 26 partidos. Durante la Copa de Europa obtuvo el botín de plata, siendo superado en tantos sólo por Ian Rush. A la temporada siguiente, con la vuelta de Cruyff a la dirección deportiva, el Ajax ganó la liga por 6 puntos de ventaja y él se consagró como goleador con 22 goles en 33 partidos. En 1986, con Johan ya como DT, van Basten obtuvo la bota de Oro de Europa tras anotar 37 goles.

En 1986, Adriano Galliani le dio al presidente del AC Milán, Silvio Berlusconi, una cinta con los goles de Van Basten. El ‘presi’ había fichado al galés Ian Rush para competir con el Real Madrid de Hugo Sánchez y el Nápoles de Maradona, pero, tras ver un minuto el juego del holandés, dijo: “Lo quiero aquí, cueste lo que cueste”. Tras fichar con el conjunto italiano por dos millones y medio de dólares, deslumbró en un Milán que marcó época en el futbol por sus títulos y también por el espectáculo que ofrecían.

A nivel Selección, comenzó la Eurocopa 88′ en el banco. Perdieron el primer partido contra la Unión Soviética por 1 a 0, pero tres días más tarde Michels lo incluyó en el equipo por Bosman y anotó tres goles para dar la victoria ante Inglaterra. El último partido del grupo era vital, Irlanda tenía 4 puntos y la selección neerlandesa 3, lo cual hacía necesario una victoria que consiguió gracias a Wim Kieft (1-0). Como segundos, se enfrentaron a los primeros del otro grupo, Alemania Federal, y fue victoria por 2 a 1 con goles de Ronald Koeman y el propio Van Basten. La final se disputó el 25 de junio en el Olympiastadion de Múnich ante la Unión Soviética. Los holanedeses se impusieron con goles de Gullit de cabeza, y otro de volea de Van Basten, que recibió además la bota de oro, otorgada al máximo goleador de la Eurocopa (5 goles).

Ruud Gullit, Van Basten y Rijkaard consiguieron dos Ligas de Campeones y un juego espectacular. No obstante, bajo la dirección de Arrigo Sacchi, el delantero consiguió perfeccionar su juego y ganar muchos títulos. No obstante, el acoso laboral del entrenador hizo que la relación con el holandés se desgastara. “Yo saqué a Sacchi del Milán. Le dije al presidente Berlusconi: ‘Arrigo o yo’. Quería entrenar hasta cuando comía; era agotador trabajar con él”, comentó el delantero. La siguiente temporada tarribó como nuevo técnico Fabio Capello, que proclamó al rossonero como campeón de Liga y a Marco como cappo canonniere con 25 goles. Ese año recibió el premio FIFA World Player como mejor jugador del mundo y su tercer Balón de Oro por la revista France Football (1988,1989,1992).

Años después declaró: “El gol contra la URSS en la final de la Eurocopa de 1988 es todo; es el mejor gol que anoté y cambió mi vida”. El 25 de noviembre de 1992, se convirtió en el primer jugador en conseguir cuatro goles en un partido de Liga de Campeones. Los anotó en San Siro ante el IFK Göteborg. También tiene el récord de más goles con la selección de Holanda en un partido: hizo cinco a Malta en 1990. Sin embargo, una artrosis en el tobillo derecho terminó con su carrera. El 26 de mayo de 1993 jugó su último partido y anunció su retiro dos años después. «Hoy es un día muy triste para mí, pero la vida sigue», dijo mientras 60,000 aficionados lo despedían en San Siro el 18 de agosto de 1995, con el duro de Capello llorando en la banca.

Un capítulo aparte: fue entrenador de la Selección holandesa

Cuando se retiró, en 1995, negó que su deseo fuera dirigir. “Tres de cada 10 entrenadores sólo sirven para empeorar al equipo”, aseguró. Contradictoriamente, en 2003 fue auxiliar técnico del Ajax B y después llevó a Holanda al Mundial de 2006 y a la Eurocopa de 2008.

El 29 de julio de 2004 fue nombrado nuevo entrenador de la selección neerlandesa con John van ‘t Schip de asistente. En el mismo grupo de clasificación estaban Andorra, Armenia, Macedonia, Finlandia, Rumanía y la República Checa. El partido trascendental se jugó en Praga: el equipo que ganase tenía el pase directo al Mundial y el otro debería jugárselo en la repesca. Finalmente su equipo logró la victoria por 2 a 0 y se clasificó para la fase final.

Su papel en Alemania fue discreto. Los primeros partidos no fueron muy buenos, aunque se sacaron los puntos necesarios y empataron en el tercer partido contra Argentina. En los octavos de final se enfrentaron a Portugal y perdieron en un partido peleado que tuvo cuatro expulsados.

Más tarde, en la Eurocopa 2008, el papel en la fase de grupos fue muy bueno. El equipo goleó a Francia e Italia y venció 2 a 0 a Rumania. Sin embargo, en los cuartos la sorpresiva Rusia los eliminó por 3 a 1 en lo que sería su último partido como DT naranja. Tras dirigir a la Orange, firmó con el primer equipo del Ajax.

Diez cosas que no sabías sobre Van Basten: 

  1. Golf: Tras su retiro incursionó en el green. De forma que, en el año 2000, jugó como capitán del club holandés Noordwijk la Copa de Europa de Clubes de Golf Aficionado, en Roma. “Juego a menudo con mis amigos, pero no conseguiré ser un campeón… tengo mis límites, con el balón no”, comentó.
  2. Reservado: Opina que no es recomendable tener amigos en el ámbito futbolístico. “En el futbol, opino lo mismo que Ivan Lendl en el tenis: ‘Si quieres tener un amigo, cómprate un perro’”. Con los entrenadores, prefiere tomar distancia: “Si yo tuve diez entrenadores, uno me enseñó algo, tres no me estropearon y seis intentaron arruinarme”.
  3. Ejemplo: Thierry Henry asegura: “Era mi ídolo, cuando llegue a Inglaterra, pedí el dorsal 12 porque Van Basten lo uso en la Eurocopa de 1988”. Otro fue Fernando Torres, que declaró: “Es una leyenda. Con sus videos aprendí a jugar y valorar el futbol”. 
  4. Mini-regreso: En 2004, para hacer un favor a unos amigos uruguayos, regresó a las canchas a jugar con el Tito Borja, un equipo semiprofesional proveniente de San José, en Uruguay. Marco aceptó con el fin de atraer aficionados y generar marketing para el naciente equipo.
  5. Bunker: En un partido de la Orange frente a Rumania en 2005, eligió como sede de preparación a Lausana, en Suiza, una región sobre la montaña a orillas de un lago. “Es un lugar magnífico para descansar y prepararnos,” aseguró. Como si fuera una cábala, eligió el mismo lugar paras las concentraciones previas al Mundial 2006 y a la Eurocopa 2008.
  6. Fisco: La Hacienda italiana realizó, en 2008, investigaciones de irregularidades fiscales de los futbolistas del Milán, suscitadas a finales de los años 80′. Tras las averiguaciones, el Cisne tuvo que pagar 7.2 millones de euros, de los cuales 4.12 eran deudas por impuestos derivados del uso de imagen y el resto por multas e intereses.
  7. Ruud: Durante Alemania 2006 criticó la falta de puntería de Ruud Van Nistelrooy y en el partido contra Portugal lo relegó al banquillo. Esta fue una de las principales críticas de sus detractores y desde ese partido Van Nistelrooy no volvió a la selección por problemas de entendimiento, hasta el amistoso ante Suiza del 22 de agosto del 2007 donde se reconciliaron.
  8. Presentador: Es portavoz de la FIFA: asiste a las premiaciones y ofrece conferencias. En diciembre de 2010 asistió a la asamblea del Globe Soccer, donde compartió junto al ex defensa italiano Fabio Cannavaro y al Presidente del Barcelona Sandro Rossell sus métodos para fichar y preparar jóvenes.
  9.  Messi: En 2005, cuando dirigía la Selección de Holanda, se fijo una meta a largo plazo al ver jugar a Lionel. “Es el mejor gran talento que hay en el mundo. Mi objetivo es producir jugadores así. Deseo que los jóvenes practiquen un futbol atractivo y se diviertan», dijo.
  10. Publicista: Con motivo del campeonato obtenido en 1993 por el Milán, la cervecería holandesa Bavaria lo contrató para ser la imagen de una campaña publicitaria. En el comercial, Van Basten destruye varias cervezas de la competencia y destapa con el balón en mano la de Bavaria, en el mítico estadio San Siro.