HUMOR, GLORIA Y TRAGEDIA

2

El fútbol es una fuente inagotable de historias; grandes o pequeñas; y de personajes. José Luis Cuciuffo nació un 1 de Febrero de 1961. Fue un férreo defensor cordobés, cuyos orígenes fueron en el Club Atlético Huracán, de la provincia mediterránea. Su tenacidad y enjundia hizo que rápidamente, un grande como Talleres, se fijará en él.

Pese a sus cualidades técnicas, José Luis se topó con grandes figuras en Talleres que le impidieron afianzarse en Primera División. Entonces, la directiva de la T lo cedió a Chaco For Ever, equipo con el que jugó el torneo Nacional de 1980. Después volvió al equipo de Barrio Jardín, donde compartió el plantel con figuras como Luis Galván, José Daniel Valencia, Miguel Ángel Oviedo (campeones del Mundo en 1978) y José Omar Pepona Reinaldi.

La consagración en Primera y el humor

02-José Luis CUCIUFFO Panini Nimes 1992

En esta etapa de Cuciuffo comenzó una historia más ligada al humor que al deporte, pero que en definitiva lo hizo conocido en todo el país. En 1981 desde la sección deportiva de la Revista Humor, en donde José María Suárez (aunque firmaba como Walter Closs) tenía la jefatura y era secundado por notables plumas como las de Alejandro Dolina, Osvaldo Soriano, Oscar Caram o Juan Sasturain, entre otros, se comenzó a gestar una campaña en tono humorístico en torno a Cuciuffo, debido a la particular pronunciación de su apellido: “cuchufo”. A partir de entonces lo tomaron como jugador emblema, y una edición tras otra, la Revista que supo enfrentar a la dictadura militar de aquel entonces, escribieron, entre otras cosas, que “Cuciuffo es el bastión, mariscal baluarte, muralla, pared, fortaleza, paredón y después- sigue siendo figura”. Campaña que lo hizo conocido en todo el país, dada la gran aceptación y tirada de la revista:

“A todo esto Menotti (DT de la selección argentina) sigue sin dar muestras de intención aperturística alguna. El Mundial ’82 está muy cerca y debe definirse la situación y darle participación al “cuciuffismo”, Passarella sigue siendo el candidato oficialista pero ¿puede desdeñarse el aporte de Cucho?”

El salto a Buenos Aires y a la selección

Cuciuffo parado segundo desde la izquierda

Cuciuffo parado segundo desde la izquierda

Por otra parte, el innegable crecimiento de Cuciuffo llevó a que Vélez Sarsfield se hiciera del pase del defensa central. En el club de Liniers le llegó la consagración definitiva. Jugó un total de 185 partidos, marcando ocho goles. Su alto nivel hizo que Carlos Bilardo lo convocara al seleccionado argentino y así Cuchu tuvo la oportunidad de disputar un Mundial de Fútbol, México 86. Aunque cabe aclarar que no era tenido como un titular y si alguien que sería una alternativa. La realidad fue bien distinta. Titular en seis juegos, el fetiche de la revista Humor, regresó a la Argentina como Campeón del Mundo. Unos pocos días después de la consagración mundialista, Cuciuffo fue parte del partido amistoso entre Vélez y Belgrano de Córdoba, en el que también jugó Diego Maradona para el elenco Pirata.

Boca Juniors, Francia y Belgrano

Resultado de imagen para cucciufoEn 1987 pasó junto a Humberto Gutiérrez, de Vélez a Boca, donde estuvo tres temporadas, en las que consiguió la Recopa y Supercopa sudamericanas. Entonces fue el turno de emigrar a Francia, para jugar en en el Nimes Olympique, donde disputó 94 partidos y marcó ocho goles. En 1993 regresó a Argentina para desempeñarse en Belgrano, equipo del cual era simpatizante y en el que se retiró del fútbol, ese mismo año. Luego del adiós a las canchas, Cuciuffo puso un bar en Córdoba y militó en el sindicato de entrenadores.

La tragedia

La triste noticia sorprendió a todos. El 11 de diciembre de 2004 la fría letra de la información periodística, señalaba que José Luis Cuciuffo, de 43 años y campeón con Argentina en el Mundial de México 1986, falleció en Bahía San Blas (sur de la provincia de Buenos Aires), cuando un arma se disparó en forma accidental mientras cazaba junto con un amigo. Cuchu conducía una camioneta y pisó una vizcachera que alteró la estabilidad del vehículo. En ese instante, una carabina calibre 22, que estaba apoyada en el piso con el caño hacia arriba, se disparó e hirió gravemente al defensor. Mientras era trasladado al hospital, a 100 kilómetros del lugar del accidente, perdió la vida. El velorio fue en el barrio cordobés del Cerro de Las Rosas, ante una multitud que quiso despedir al campeón del mundo. Carlos Bilardo, que estuvo presente, sintetizó la opinión de todos: “Se pierde a alguien querido por todos.

Share.

About Author

56 años, escritor. El fútbol y el rugby, mis pasiones. San Lorenzo de Almagro un sentimiento. Escribir sobre fútbol y sus protagonistas, un oficio que intento aprender día a día.

2 comentarios

  1. Que grande Luis, me encanta leer tus notas y, además me llena de orgullo!!!! Se nota que naciste para esto de escribir, sean libros o artículos deportivos, como este , Te requetefelicito!!!Besos

  2. Ernesto Jorge on

    Linda semblanza y buen recuerdo de un jugador humilde y esforzado, pero de gran calidad.

    Apunto un par de cosas muy menores. El "director" de la sección deportiva de Hum®, llamada "Pelota", era Tomás Sanz. Cuando Cuciuffo fue convocado por Bilardo, Sanz público un editorial que decía, más o menos, "hasta acá llegamos con la propaganda". Es decir, bancaban a Cuciuffo, pero no querían saber nada con Bilardo, ya que su gusto futbolístico era "menottista".

Leave A Reply