Jorge Gibson Brown

EL PRIMER GOLEADOR ARGENTINO

Sabido es que el fútbol es un deporte importado directamente desde tierras inglesas. Jorge Gibson Brown fue el primer argentino en pisar fuerte en un deporte que hasta su aparición era dominado por británicos.

Corría el año 1902 y se jugaba el campeonato de Primera División en Argentina, que por ese entonces englobaba a tan solo 5 equipos: Alumni, Quilmes, Barracas Athletic, Belgrano Athletic y Lomas Athletic. Jorge Gibson Brown, de apenas 22 años era por ese entonces el “centro-forward” (aunque también supo jugar de defensor en repetidas oportunidades) de un Alumni que se quedaría con el título tras cosechar 7 victorias y un empate en 8 encuentros. Todos conocen la historia del multigaladornado Alumni, pero lo curioso es que en este su tercer título, un jugador logró lo que para la fecha parecía imposible: que un argentino se quedara con el cetro del máximo goleador del certamen. En dicho campeonato Brown logró convertir la suma de 11 goles. Un año después repetiría la hazaña convirtiendo un gol más que en la pasada temporada.

El equipo de Alumni de 1903. Brown es el primero de pie desde la izquierda.

Hasta ese entonces los equipos dominantes y los goleadores de los campeonatos argentinos habían sido en su totalidad británicos, es decir, ingleses o escoceses. Quizá esto se haya debido al elitismo presente durante los primeros años del deporte más lindo del mundo. En sus comienzos, el fútbol de gran nivel se reservaba a las clases altas, algo que difiere diametralmente a lo que sucede hoy en día. Por eso no sorprende que Brown estuviera lejos de ser lo que se conoce como un argentino “criollo”. Es más, era descendiente directo de escoceses.
Jorge Gibson Brown.

Jorge Gibson Brown

Jorge Gibson Brown

Al convertirse en el máximo “scorer” del torneo, estaba escribiendo quizá sin saberlo una de las primeras e imborrables páginas de nuestro fútbol. La carrera de Gibson continuó en Alumni hasta 1911, cuando el club se disolvió. Hasta ese entonces y con Brown como emblema y capitán la institución cosechó 7 campeonatos locales más y algunas copas nacionales. Luego de la desaparición de su club, Brown pasó a Quilmes, donde tras ganar un título en 1912 se retiraría del fútbol grande de nuestro país, para terminar jugando en Belgrano y luego en la informal “Liga de los sábados”. Después de culminar su carrera y fiel a las costumbres inglesas se dedicó a otro deporte de cuna británica: el cricket. La familia Brown fue en su totalidad un estandarte de Alumni, ya que tanto Jorge, como cinco de sus hermanos (Alfredo, Eliseo, Carlos, Juan G. y Ernesto) y su primo Juan, jugaron en la primera plantilla. Además, la familia integró la selección, siendo convocados en más de una ocasión cuatro hermanos para un mismo partido, y participando cinco de los primos en la gira por Brasil realizada entre el 2 de julio y el 14 de julio de 1907. Tal fue la influencia de Brown en nuestro fútbol que durante sus últimos años de carrera un grupo de personas en Misiones decidió fundar un club en su honor: Club Deportivo Jorge Gibson Brown, que fue fundado un 16 de marzo de 1916 cuando Brown ya pasaba las 36 primaveras.

Jorge Gibson Brown marcó a lo largo de su carrera la impresionante suma de 190 goles en 347 partidos, un promedio de gol nada despreciable para su época e incluso para la actual. De esos goles fueron 136 los que marcó en su Alumni querido. Además, marcó 3 goles en 23 partidos oficiales con la selección.