Iago Aspas

IAGO ASPAS QUIERE ESTAR EN RUSIA

Cualquier futbolista quisiera estar en Rusia 2018, pero Iago Aspas, atacante del Celta, hace méritos como pocos para entrar en la lista de la Selección de España.

Su carrera pareció comenzar tarde. Es que Iago Aspas debutó en la Primera División de España con 25 años. Antes, había estado abocado a pelear el ascenso con su Celta. Fue tras la temporada 2011/12 que culminó en ascenso cuando su nivel llamó la atención de propios y ajenos: 25 goles en 38 encuentros. Zurdo, hábil, con buena pegada, aún no era lo que es a día de hoy, y la cantidad de delanteros españoles no le presagiaban un futuro en la Selección.

Tras brillar en Segunda División emigró al Liverpool, pero el reto fue demasiado. El ataque Red estaba poblado, con Luis Suárez asentado como referencia mundial. Se venía el Mundial de Brasil y el debate pasaba por Diego Costa: ¿Debía ser el nueve en la Copa del Mundo tras rechazar la convocatoria del anfitrión? Finalizada la temporada, Iago regresó a España para jugar en Sevilla, pero una vez más lidió ante el gran momento de sus compañeros: Kevin Gameiro fue pieza fundamental del club en la obtención de la Europa League. Aún así, el gallego dejó su sello con 10 gritos en 26 encuentros.

Con 27 años, Aspas regresó al Celta. El conjunto dirigido por Eduardo Berizzo prometía darle protagonismo y sociedades para brillar. Su temporada y la del equipo fueron brillante: pelearon hasta el final por un puesto en Champions League, pero acabaron quedándose con plaza de Europa League (6°). Aspas fue el goleador con 14 tantos, en un tridente que también tuvo a Fabián Orellana (12) y Nolito (7) como principales artilleros y generadores de juego.

Orellana, Aspas, Nolito, el maravilloso tridente del Celta.

Orellana, Aspas, Nolito, el maravilloso tridente del Celta.

Pero en la temporada siguiente, Aspas quedó muy sólo. Celta vio la marcha de Nolito al Manchester City, mientras que Orellana tuvo cortocircuitos con Berizzo y quedó desafectado del primero equipo. Fue cuando se vio al zurdo gallego con una capacidad espectacular para hacerse dueño del equipo. Si bien siempre contó con las cualidades para practicar el juego asociado que pretendía el entrenador, esta vez debía dar un paso adelante en ese aspecto. Lo logró de una manera formidable: al lograr la mejor cifra goleadora de su carrera (26) y ser el delantero español con más goles en La Liga: 19, por delante de Aritz Aduriz (16). Todo esto, siendo no sólo carta goleadora, sino principal referencia para el juego colectivo del equipo. Una muestra de lo dependiente que fue el Celta de Aspas es que detrás de sus 16 goles en Liga, recién aparecen los cuatro convertidos por el sueco John Guidetti.

Aspas puede ser centrodelantero, mediapunta o extremo derecho.

Aspas puede ser centrodelantero, mediapunta o extremo derecho.

Aspas puede ser centrodelantero, pero su capacidad asociativa es tan buena que el Celta lo ha necesitado en una línea anterior del campo. La mediapunta y el puesto de extremo derecho también le sientan bien. Desde la banda, puede perfilarse hacia dentro, potenciar la subida de los laterales y quedar de cara a sus compañeros. Por detrás de un nueve referencia, aprovecha los espacios que éste le crea y hace gala de su buen criterio para llegar al área desde atrás.

La gran novedad que ha recibido Aspas en esta temporada 2017/18 ha sido la llegada del uruguayo Maximiliano Gómez. El centrodelantero de apenas 21 años no tardó en responder con goles pese a llegar como una apuesta. Tiene ubicación y olfato implacable. Ha aliviado a Aspas, quien debía ser prácticamente el único goleador del equipo. Aún así, y pese a jugar más retrasado para asumir la dirección ofensiva, el español sigue siendo la referencia en ese aspecto: acumula 14 gritos en Liga -cuatro más que Gómez-, siendo sólo superado por Lionel Messi y Luis Suárez. Es decir, una vez más, Aspas es el delantero español con más goles en la liga de aquel país.

Con el Mundial de Rusia a la vuelta de la esquina, la capacidad para fabricar juego y goles de Aspas no pasa desapercibida para el entrenador Julen Lopetegui, quien lo tiene en consideración para ocupar el ataque en la máxima cita. Sus principales competidores aparecen con mayor apellido pero no tan buen presente: Diego Costa hace sus primeros minutos en su regreso al Atlético Madrid y Álvaro Morata lleva 10 tantos en la Premier League con Chelsea. A diferencia de ellos, Aspas puede ocupar más funciones del ataque y en caso de ser centrodelantero, posee mayor capacidad para formar parte del juego de posesión, ya que desde hace dos temporadas carga con la responsabilidad de organizar el juego de su equipo en los últimos metros.