INTELIGENCIA, CONSTANCIA Y GOL: LA CARRERA DE FRANK LAMPARD

0
Frank Lampard ha sido uno de los mejores futbolistas ingleses de los últimos años. Sobre el final de su carrera representó por última vez a Inglaterra durante el Mundial de Brasil, malogrado por otra temprana eliminación. A nivel clubes su palmarés es brillante, conquistando todo con el Chelsea desde su llegada en 2001. El New York City FC de la MLS estadounidense será testigo de su exquisito fútbol. 
 
Podemos enumerar muchas condiciones positivas de “super frank”, tal como lo conocen en Stamford Bridge, el que ha sido su lugar en el mundo sin dudas. Así como también  donde se dio a conocer por su fútbol, a saber: desde su talento para rematar al arco, su visión ofensiva para colocar pelotas de gol, su liderazgo, la presencia que marca en la mitad de la cancha, y el ida y vuelta que lo caracteriza. Pero hay una condición que lo hace único y es, sin dudas, la capacidad innata que posee para llegar al gol, lo que le permitió convertirse en el máximo goleador del equipo londinense con 211 tantos. Una cifra que un sinfín de delanteros no llegan a convertir en toda una carrera. Una bestia del gol.
Lampard es un volante con alma de goleador, que también puede resolver bien dentro del área, sin confundirse y sin nublarse. Tiene el gol en su cabeza como una idea fija, y si no consigue filtrarse dentro de los últimos 18 metros, simplifica toda la cuestión colgándola de alguno de los ángulos. A continuación repasaremos su carrera deportiva.
INICIOS DIFÍCILES EN WEST HAM

Sus primeros pasos no fueron simples. West Ham fue el club donde nació su amor por el fútbol, allí se formó y fue promovido al primer equipo en 1995. En el medio, tuvo un fugaz paso por el Swansea City galés (que hoy milita en la EPL) de la segunda división donde jugó 9 partidos y convirtió 1 gol. De nuevo en los hammers, las cosas no fueron muy fáciles para él, ya que su tío Harry Redknapp era el entrenador del equipo, asistido nada más y nada menos que por el padre de Frankie, ex jugador y gloria del equipo.  

Esta situación provocó que la afición no lo quisiera en el equipo, ya que pensaban que ocupaba un lugar en el primer equipo más por parentesco familiar que por condiciones futbolísticas. Al inicio de la temporada 1996, una fractura le permitió jugar sólo 13 partidos. Al año siguiente retornó y marcó su primer gol para el equipo del martillo, ante el Barnsley. Pese a que era muy joven, logró de a poco afianzarse en el equipo y se convirtió en una pieza clave junto a Joe Cole y al controvertido Paolo Di Canio.
 
El equipo jugaba bien y lo demostró con la 5° ubicación conseguida al finalizar la temporada. En 1999 sumó a su primera copa internacional, al adjudicarse la ya desaparecida Copa Intertoto, competición del tercer orden en Europa.
 
En 2001 se hizo necesario un cambio de aire para él, y tras los alejamientos de Redknapp y su padre, Frank fue vendido al Chelsea en 2001 por 11 millones de libras. 
LAMPARD Y CHELSEA, UNA HISTORIA DE AMOR

Aquí se produjo el salto de calidad que necesitaba, acompañado por un club que no paró de crecer. Los blues contaban en ese momento con la dirección técnica del italiano Claudio Ranieri, con quien pese a realizar buenas campañas, le tocó vivir a la sombra del brillante Arsenal que conducía brillantemente Henry.
 
En 2004 con la llegada de José Mourinho, que sería el entrenador que más influencia tuvo en la carrera del inglés, y con el gigante  aporte monetario del magnate ruso Roman Abramovich, el Chelsea se ubicó en el postergado primer lugar, conquistando el título de liga luego de 50 años sin conseguirlo. Lampard, quien indudablemente tuvo mucho que ver en el crecimiento del equipo, se dio el gusto de marcar los dos goles del triunfo ante Bolton, en el día de la consagración. Además Chelsea se alzó con el título de la Copa de la Liga ante Liverpool, obteniendo su primer doblete en el club. Sin embargo fue eliminado por los mismos reds en las semifinales de la UEFA Champions League. 
Un año más tarde se repitió el título de liga con un Lampard otra vez decisivo. Vivía un gran momento y fue elegido como segundo mejor jugador del mundo, por detrás de Ronaldinho. Su nombre sonaba fuerte en Barcelona y Real Madrid pero él prefirió quedarse en la comodidad de Londres, demostrando el fuerte lazo que ya los unía.
 
En la campaña 2006/2007 las lesiones fueron una moneda común, por lo que su fútbol pudo aparecer en cuenta gotas. De 38 partidos de liga, sólo disputó 24 encuentros, la menor cantidad para él desde la temporada 1996/97. Pese a esto llegó a los 100 tantos con la camiseta azul, en un partido jugado ante el Huddersfield Town por la FA Cup, finalmente ganada ese año. A esta altura su nombre ya estaba marcado a fuego en la historia de los blues.

Sin embargo no todas fueron buenas. En lo personal sufrió una gran pérdida, cuando su madre Pat falleció el 24 de Abril de 2008. Seis días después, y con un brazalete de luto, le dio al Chelsea el pase a la final de la UCL con un decisivo gol de penal ante Liverpool. Además marcó en la definición ante Manchester United, después perdida desde el azar y la lotería de los penales. En el transcurso de la campaña se dio el gusto, por primera vez en su carrera, de anotar cuatro goles en un mismo partido. Fue ante el Derby County, cuando los blues se impusieron por un contundente 6 a 1.
Lampard renovó en 2008 por cinco temporadas más, después de sonar fuertemente en Inter de Milán. Con Luiz Felipe Scolari en el banco blue, mostró su faceta de creador de juego, adelantándose en el campo y demostrando su visión y claridad en la ofensiva. Empero el ciclo duró poco ya que, tras un par de caídas en fila, la comisión directiva despidió al DT campeón del mundo con Brasil en 2002. Guus Hiddink tomó la posta, para plasmar un fútbol pragmático que a poco estuvo de ubicar a los de Londres en otra final de Liga de Campeones, pero el recordado bombazo de Iniesta en Stamford Bridge se lo impidió.
 
Antes de la eliminación a manos del Barcelona, y en la instancia de cuartos de final, Frank se dio el gusto de jugar un gran partido de vuelta ante el Liverpool, marcando los dos goles decisivos y que cerraron la llave. Como consuelo, al final de la campaña Chelsea se consagró como campeón de FA Cup al derrotar a Portsmouth gracias a su decisivo gol.
 
Ya con Carlo Ancelotti en el banco de suplentes, y junto al gran aporte de Didier Drogba en la ofensiva, arrasaron con todas las defensas rivales en la siguiente campaña. Frank alcanzó en la misma su máximo registro goleador en un año con 27 tantos. Un ejemplo de la contundencia en el arco rival fueron las goleadas por 7-0 ante Stoke City y por 8-0 ante Wigan, el día de la consagración. Así el equipo y su mítico número 8 se alzaron con otra Liga Premier, la tercera que se conseguía después de esos años largos de sequía.
 
Sin embargo, las lesiones volvieron a atormentarlo y no pudo decir presente en muchos partidos de la campaña 2010/11, en la cual el equipo, pese a resentirse en su juego, consiguió el segundo puesto en la EPL.

El objetivo para Lampard seguía siendo la esquiva Champions League, esa en la que acumulaba una final perdida y dos semifinales consecutivas. El equipo no jugaba bien y parecía que la campaña europea sería un fracaso absoluto, por lo que mayúscula fue la sorpresa cuando se impusieron, y contra todo pronóstico, ante el Bayern Munich en su casa y por penales, para quedarse de una vez por todas con la esquiva orejona. Lampard convirtió en la tanda desde los doce pasos. Y como premio otra vez la FA Cup se marchó hacia el paquete barrio de la capital, fue la cuarta y última de Super Frank con el equipo.

Con 16 tantos se erigió en el máximo anotar del equipo en todas las competiciones. Además se convirtió en el único jugador en anotar 10 o más goles en 10 temporadas consecutivas en la Liga Premier.
 
Todo era redondo pero faltaba un lauro a nivel europeo para Lampard: la UEFA Europa League. Torneo al que el Chelsea ingresó en 2013, después de quedar eliminado en la zona de grupos de la UCL, y que ganó tras vencer en Ámsterdam al Benfica por 2-1. Quien fue su capitán aquella noche, estuvo a punto de marcar con un remate que dio en el travesaño. Sin embargo vio frustradas sus chances de conquistar el Mundial de Clubes, en el mes de diciembre, al caer derrotado por el Corinthians 1 a 0.
 
Fue el último título que pudo saborear en el club. Una vez finalizada la temporada 2014, los rumores sobre su salida crecieron y fue el mismo jugador quien lo confirmó, al anunciar su salida con una carta de agradecimiento al club y a los fans. Según los medios ingleses, la ida de Lampard se dio por la rebaja sustancial de su salario, el cual ya había sido modificado previamente. Así la directiva del club aplicó su estricta política para aquellos futbolistas mayores a 30 años, esto es: ofrecer sólo un año de extensión de contrato con la ya mencionada reducción de haberes. Sin embargo, enfrente no había un nombre más, quien se sometía a esto era alguien que arribó al club en un momento de transición, cuando la institución era poco menos que anónima para el fútbol mundial, y que en buena base a su esfuerzo, logró posicionarlo como uno de los mayores equipos de Europa. Erigiéndose él, y sin dudas, como el mayor ídolo en más de cien años de vida.
 
El 24 de julio del 2014 se develó el misterio sobre su futuro. Ese día fue presentado como nuevo jugador de la franquicia New York City, equipo de la MLS norteamericana, que había acordado previamente el desembarco de David Villa. Dicho equipo debutará en el fútbol americano en 2015.
SU DEUDA: LOS TRES LEONES

El mayor déficit de Lampard se dio en la selección nacional de su país. En la cual el inglés debutó en 1999 pero no fue tenido en cuenta durante la conducción del sueco Sven Goran Eriksson. Recién en 2004 se pudo afianzar en los tres leones, disputando una buena Eurocopa, en la que marcó dos goles, quedando eliminado en cuartos ante el local Portugal.
En 2006 le llegó la oportunidad de disputar su primera Copa del Mundo. El equipo presentaba un buen plantel, con experiencia y juventud, y era una de las candidatas a llegar a las instancias finales del torneo. Pero el juego no apareció y otra vez Portugal fue verdugo. Ricardo, el arquero luso, se lució en la ronda de penales que definió el juego de Cuartos de Final al tapar cuatro penales, incluido el de Lampard.
 
La Euro de 2008 asomaba en el horizonte pero el equipo decepciono aún más y no pudo ni siquiera clasificarse. La selección inglesa necesitaba ganar en el último partido de la fase previa. Pero fue derrotado 3-2 por Croacia y de local, pese a levantar un 0-2 inicial y con Frank anotando el gol del empate.
Se exigía un recambio en la mayor pero Lampard se mantuvo dentro del equipo inicial, pese a que las críticas llovían hacia todos por parte de la prensa. Cuatro años más tarde, Sudáfrica, lo vería disputar su segundo mundial. Y tras una zona de grupos donde Inglaterra apenas consiguió pasar con susto, se cruzó con Alemania. Los teutones los eliminaron al vencerlos por 4-1, quedando para el recuerdo un legítimo gol inglés no convalidado por el árbitro Larrionda. Con el juego 2-1 abajo, Lampard remató al arco, le pelota superó por encima al arquero Neuer, y tras dar en el travesaño, ingresó en su totalidad por una distancia muy considerable. A la postre, una situación que posibilitó el ingreso de la tecnología a FIFA, organismo que hizo uso de la misma en el reciente Mundial de Brasil. 
La fría estadística marcó que Lampard alcanzó, durante el torneo, el número de 37 remates al arco sin poder concretar un tanto siquiera, la mayor cantidad para un jugador inglés desde el Mundial de 1966. 
 
Una racha que no pudo quebrar en el reciente Brasil 2014, ya que se disputó solamente el encuentro ante Costa Rica, válido por el tercer cotejo de la fase de grupos y que terminó igualado en cero. Fue la despedida de Inglaterra del certamen, en el que además cayó en forma ajustada ante Italia y Uruguay por 2-1 en ambas ocasiones.
Ese partido ante los “ticos”, máxima revelación del torneo, decretó con seguridad su adiós de los “tres leones”, seleccionado en el que anotó 29 goles en 106 partidos internacionales, haciéndose acreedor en 2013 de la clásica gorra dorada del selecto “club de los cien”. 
GENIO DENTRO Y FUERA DE LA CANCHA
 
La historia cuenta que un día el médico del Chelsea arribó al entrenamiento matutino y sorprendió a los jugadores al anunciarles que les iba a realizar un test de inteligencia. Al llegar el turno de Lampard, el profesional comprobó que su IQ era de 160 puntos. Lo que lo ubicó al nivel de personalidades tales como Albert Einstein.
 
Para tener una referencia, sólo el 2% de toda la población mundial logra superar la marca de 110. Quizá tenga algo que ver la educación de elite que recibió Frankie, quien curso estudios en el prestigioso colegio Brentwood en Essex, al cual asisten los hijos de aquellos distinguidos por la corona con el título de Sir. Por lo que la presencia del hijo de un futbolista molestaba a las demás clásicas familias.

Se dice que domina en especial el latín, idioma en el cual lee frecuentemente en las concentraciones.

ALGUNAS OPINIONES SOBRE ÉL
 
«Es un jugador excepcional. Una pieza clave para su equipo. Cada vez que juega, viaja de área a área sin problema y es muy difícil que se pierda un partido. Si uno observa los jugadores que convierten desde el centro del campo, se da cuenta de su nivel. Promedia 20 goles por año. No hay dudas, Frank Lampard es un futbolista excepcional para cualquier equipo«. (Sir Alex Ferguson)
 
«Lampard es el mejor profesional con el que he trabajado nunca». (José Mourinho)
 
“Es uno de los mejores jugadores que vi en mi carrera como director técnico. Si tuviera que votar por el premio FIFA al mejor jugador del mundo, elegiría a Frank Lampard”.(Luiz Felipe Scolari)
 
«Admiro cómo juega y cómo se comporta en el campo». (Lionel Messi)
TÍTULOS COMO JUGADOR

-FA Cup: 4 (2006/07, 2009/10, 2011/12)
-Premier League: 3 (2004/05, 2005/06, 2009/10)
-Copa de la Liga Inglesa: 2 (2005, 2007)
-Community Shield: 2 (2005, 2009)
-Champions League: 1 (2011/12)
-Europa League: 1 (2012/13)
-Copa Intertoto: 1 (1999)
DISTINCIONES INDIVIDUALES

-Balón de Plata de la FIFA (2005)
-Mejor jugador de Inglaterra (2004, 2005)
-Jugador de la década en la Premier League (2009)
-Incluido en el equipo del año de la FIFA (2005)
-Seis nominaciones al Balón de Oro
-Máximo goleador del Chelsea
VIDEOS
 
 Su exitoso ciclo en Chelsea a través de jugadas, asistencias y goles 


 Los 100 primeros goles en los blues 

 El gol que lo convirtió en el máximo anotador del Chelsea 
 Lo mejor de su paso por los «tres leones» 
 
Share.

About Author

Periodista deportivo egresado del Círculo. Amante de todo tipo de deporte, sin distinción alguna. Sueño con clonar a Lampard para que nunca deje de patear una pelota. Escribo sin ansias de ser leído.

Leave A Reply