EMPERADOR ETERNO

0
Un 28 de Marzo de 1993, Francesco Totti debutó en la Serie A. Con la camiseta de la Roma, como no podía ser de otra manera. Porque así lo quiso él, y también su madre, cuando en plena adolescencia rechazó una buena oferta económica del AC Milán para que su hijo no tenga que abandonar la ciudad.
En 1995 ya era titular, y para 1997 se había transformado en capitán. Sucede que así es Francesco Totti. Líder por naturaleza. Símbolo. Ganador. Crack, para resumir. Por eso no tardó en vestir los colores de la Selección de Italia. En 1996, Totti se consagró campeón de la Eurocopa Sub-21, pero eso sería solo una pizca de su trayectoria con la camiseta italiana. 
Camino a convertirse en un crack, hubo un entrenador que no quiso contar con sus servicios. Carlos Bianchi, en su paso por el club romano, pretendió que Totti se vaya cedido al Ajax o Sampdoria. Así, el “Virrey” se sentó ante el propietario del club, Franco Sensi, con la alocada idea de “O Totti o yo”. Sensi optó por Totti, y Bianchi se fue del club tras una temporada con más derrotas que triunfos.
Siguiendo con las referencias sobre sus entrenadores, en el año 1999 Fabio Capello arribó a la Roma, y la vida futbolística de Totti dio un salto impresionante. Haciendo dupla con Gabriel Omar Batistuta, convirtieron entre ambos un total de 33 tantos, que ayudaron al club romano a conseguir el Scudetto después de casi dos décadas.
Como segundo delantero o cumpliendo una función de enlace, Totti nunca dejó de lucirse. Al contrario, maravilló al mundo con su carácter y su fabulosa pegada. Entrado el año 2004, la lista de goleadores del club ya lo tenía como el máximo artillero de su historia, con 107 anotaciones. Obviamente, las tentadoras ofertas económicas no tardaron en llegar, pero Francesco nunca tuvo intenciones de irse del club de sus amores. Por eso continúo allí, aunque los años posteriores a aquellas coronaciones no fueron buenos para el AS Roma. Ni siquiera el renombre que le otorga haber sido Campeón del Mundo con Italia en 2006 le quitó el hambre de gloria y títulos en el Olímpico de Roma. Por eso llegaron 2 Coppa Italia y 1 Supercopa Italiana.

Totti tiene 39 años. Muchas cosas cambiaron en el fútbol mundial. Varios nombres pasaron por el club romano. También entrenadores. Pero hay algo que nunca cambió: El Emperador sigue vistiendo la camiseta de Roma. Lo sigue haciendo en buen nivel, y con el brazalete de capitán en su brazo izquierdo. Como homenaje a su carrera y amor incondicional para el club, la decisión de retirar el dorsal número 10 ya está tomada.Mientras tanto, él seguirá jugando hasta que se sienta en forma. La Roma tiene un gran arranque en la Serie A y sus aficionados sueñan con arrebatarle el título a la Juventus. Francesco hoy cumple un año más de vida. El mundo se resignó a verlo con otra camiseta. Por suerte, él nunca se resignó a seguir pateando una pelota.

Publicada originalmente en septiembre de 2015.
Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!