ES EL HERMANO DE PELÉ

2
Rodolfo Arruabarrena se escapa por el carril izquierdo, y antes del cruce del último defensor de River, se la cede al nueve de Boca, que la acomoda con la zurda y saca un derechazo inatajable para Germán Burgos. El Superclásico comienza a liquidarse ese 18 de junio de 1995 gracias al gol de Alphonse Tchami.

Sí, Tchami fue 9 de Boca. Nacido el 14 de septiembre de 1971 en Batouri, Camerún, llegó al club como una de las tantas compras exóticas que se hacían en el fútbol argentino menemista del 1 a 1. Proveniente del Odense de Dinamarca, Silvio Marzolini le dio la confianza de ser el delantero titular desde el inicio. Sin saber ni una palabra en castellano, con un poco de ingles y mucho de francés, y con Alberto Marcico como traductor, Tchami se adaptó al vestuario.

No defraudó. Hasta su despedida, en 1997, disputó 50 partidos y convirtió 11 goles con la camiseta azul y oro. Su personalidad excéntrica lo hizo convertirse en un jugador muy querido por la hinchada.

El domingo 23 de abril de 1995, en el duelo por la 9ª fecha del Clausura, se enfrentaron Boca y Vélez en La Bombonera. Durante los primeros minutos el camerunes fue víctima de reiteradas infracciones hasta que en una reaccionó: José Luís Chilavert fue a encararlo y él, recordando las clases de su mentor Beto Márcico, le espetó al paraguayo: “Tu señora puta” (sic). Quedaron cara a cara, chocando las frentes, y el estadio se vino abajo por ver como ese muchacho que venía de tierras lejanas defendía los colores. Sobre la hora, Tchami marcó el gol de la victoria y no se olvido de del paraguayo ni de Roberto Trotta –con quien había tenido varios choques-, lanzándoles un montón de epítetos en francés, lo que provocó una tangana en el círculo central cuando Horacio Elizondo hizo sonar tres veces sus silbato.

El público lo amaba. Su visita al “El contra”, personaje de Juan Carlos Calabró, y los festejos con Diego Armando Maradona incrementaron su leyenda. Cuando acabó su estancia en La Boca pasó por Hertha Berlín, Al Wasl FC, Dundee United, Niza, Chernomorets, Shenyang Ginde, Al Nejmeh Beirut y Épernay Champagne, donde finalizó su carrera.

Share.

About Author

2 comentarios

  1. Pingback: EL HOMBRE QUE MURIÓ DOS VECES

  2. Pingback: #ESPECIALBOCA112

Leave A Reply