ESEnhudWAAIY9f7

SUPERIORIDAD COLECTIVA

La goleada ante Arsenal revivió la faz competitiva de Vélez. Los de Gabriel Heinze se reencontraron con las formas y, prácticamente, borraron a Argentinos de la cancha con una actuación repleta de matices para analizar. A lo largo del partido, las individualidades fueron dándole forma al conjunto. 

Al inicio, la ocupación territorial favoreció a los de Diego Dabove, que optó por un 4-3-3 y contó con una actuación muy positiva de Fausto Vera. Sin espacios para conducir ni filtrar pases, Vélez quedó enjaulado y sin reacción. Los cuatro delanteros permanecieron estáticos y sin la movilidad necesaria para romper el cerrojo. En ese tramo, Argentinos tuvo posibilidades para convertir. El constante movimiento de Gastón Giménez entre libero y volante central perdió efectividad sin movilidad en campo rival.

Vélez 2-0 Argentinos

Vélez 2-0 Argentinos

No obstante, pese al planteo de Dabove, la capacidad colectiva, un apoyo clave de Thiago Almada para abrir la defensa y un pase fantástico de Tomás Guidara que le imprimió velocidad a la jugada derivó en el gol de Maximiliano Romero. El gol aportó la claridad táctica para poder dominar el resto del partido en todas sus facetas. Los laterales aportaron la profundidad necesaria para abrir los carriles de ataque por fuera. Braian Cufré evidenció su notable crecimiento como interior izquierdo con gran efectividad en la toma de decisiones.

La temprana lesión en el complemento de Lucas Janson le abrió lugar a Lucas Robertone y, con un mediocampista de manejo más, Argentinos dejó de pesar en el partido. En este tramo, apareció en todo su esplendor Ricardo Centurión: el extremo ganó ocho de sus nueve duelos individuales y dio las dos asistencias de los goles del Fortín demostrando que sus cualidades están intactas. 

Con el correr del partido, Argentinos se fue deshilachando y la diferencia podría haber sido más abultada. Heinze se llevó la certeza de que el conjunto aún responde a sus exigencias y formas; Dabove, en este 2020, se adentra en un mar de dudas.