San Lorenzo 3-0 Argentinos

CAMBIO DE ROLES

San Lorenzo y Argentinos Juniors fueron dos equipos muy distintos a lo que venían siendo. En los primeros minutos, el conjunto dirigido por Diego Dabove se plantó con su 4-3-3 que incluyó laterales ofensivos, Franco Moyano, Fausto Vera y Francis Mac Allister repartiéndose el eje central con un dinámico triangulo; Damian Batallini, Gabriel Hauche y Santiago Silva fueron los futbolistas más adelantados. Pero esta vez, la estrategia de hacer un partido con mucha disputa de espacios no le alcanzó a los de Paternal, que llegaron al Nuevo Gasómetro como líderes.

Diego Monarriz, entrenador interino de San Lorenzo, dio continuidad al 5-2-3, y obligó así a que Argentinos debiera manejar índices de posesión más altos a los que acostumbra. El ataque posicional del Bicho fue demasiado estático y no mostró grandes argumentos para doblegar o crear superioridades. El conjunto local cortó bien todos los intentos de avance contra su arco. Esto quedó reflejado en una inevitable inconexión de la delantera de Argentinos, que se encontró todo el tiempo imposibilitada de encontrar espacios para remates. El planteo de San Lorenzo sirvió para incomodar al equipo de La Paternal, que se encontró con un escenario distinto al que suele buscar.

El Ciclón, de esta manera, selló una de sus mejores actuaciones en los últimos meses. Desde los primeros minutos pudo aprovechar la presión alta del rival y salir de contra con buenas habilitaciones a los espacios. Allí fue donde la actuación de los dos paraguayos, Ángel y Óscar Romero, fue brillante, activándose en distintos sectores, ganando duelos individuales y conectándose para darle al equipo una vía clara de salida. Además, Adolfo Gaich, punta de lanza del equipo, también se mostró claro y participativo. San Lorenzo atacó poco, pero muy decidido.

San Lorenzo 3-0 Argentinos 2019

San Lorenzo 3-0 Argentinos 2019.

Con la clara ventaja lograda en el primer tiempo, el segundo tiempo dio la sensación de estar de más. Aún así, San Lorenzo pudo sumar minutos con una postura más defensiva, enfocada a cerrar espacios y aprovechar el adelantamiento de líneas rivales. El retroceso de los extremos formó un 5-4-1 que ayudó a una buena cobertura de los espacios, respaldos múltiples y correctas basculaciones que acabaron por impedirle a Argentinos meterse en el partido.

APOSTAR A LAS INFERIORES: UN PROYECTO QUE NO PASA DE MODA