EN BUSCA DE VARIANTES

0

El empate ante Alemania tuvo dos caras bien diferenciadas: un primer tiempo inconexo, con líneas muy separadas y sin presión en bloque. De esta forma, Alemania explotó todas las vías de ataque posibles: por fuera con la llegada de Klostermann y por dentro con las buenas asociaciones entre Havertz y Gnabry. Sin la presión en bloque característica del ciclo de Lionel Scaloni, el equipo careció de sorpresa y fiereza para generar buenas combinaciones en ataque. 

La otra faceta, la mejorada, la habitual, se vio desde los ingresos de Lucas Ocampos, Marcos Acuña y Lucas Alario. La forma de jugar de Argentina requiere dos puntos excluyentes: defensores capaces de jugar a campo abierto y mediocampistas con dinámica para sostener la línea alta de presión para contener y explotar a Leandro Paredes. Con estas variantes, logró dificultar la salida germana y generar cuatro o cinco buenas combinaciones en ataque para alcanzar un empate que, tras el magro primer tiempo, parecía una quimera. 

El jovial proceso de Scaloni generó más buenas que malas: la inclusión de Paredes, la confirmación de Tagliafico, la gran dinámica de Rodrigo De Paul. Sin embargo, por elección y características, Argentina todavía no da en la tecla con los centrales y algunos puestos del mediocampo. La fallida prueba de Marcos Rojo como segundo central, en la búsqueda de un central zurdo, no rindió sus frutos. Tras la prueba en tierras teutonas, Ecuador en el estadio del Elche es una nueva oportunidad de encontrar variantes: Germán Pezzella y Walter Kannemann en la zaga aparentan ser más idóneos para defender a campo abierto que el surgido en Estudiantes De La Plata, por lo menos ante las ausencias de Lucas Martínez Quarta y Lisandro Martínez, los proyectos más prometedores en esa faceta.

En el mediocampo, Paredes más De Paul y Exequiel Palacios suenan como intérpretes ideales. Roberto Pereyra y Lucas Ocampos tendrán su prueba de fuego como volantes externos para dar amplitud al equipo y encontrar variantes para un sector del campo poco ocupado por laterales y delanteros, dado que la tendencia de la Selección es jugar con asociaciones por dentro. Tras su ingreso fulgurante, Lucas Alario tendrá otra chance de revalidar su presencia y comenzar a ser habitué de las convocatorias. La clave, para cerrar el grifo de pruebas y comenzar a afianzar un bloque sólido, es encontrar intérpretes capaces de ofrecer variantes: Ocampos puede ser externo o ir por dentro; Pereyra, interior o volante externo; jugar con dos delanteros centrales es otra alternativa a la que ya se recurrió en la Copa América. De variantes se trata. Y Scaloni va tras ellas. 

Share.

About Author

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!