RACING PRAGMÁTICO; BOCA, LA NADA MISMA

0

El Boca alternativo de Gustavo Alfaro no distó mucho del titular: repliegue y busqueda de espacios abiertos. Con Emanuel Reynoso lanzando los ataques al vacío de Sebastián Villa, el Xeneize pareció hacerse dueño de las llegadas de entrada. Pero como en el Monumental, fallaron los llegadores. Todo equipo que busca fortalecerse desde repliegue y contraataque, requiere de volantes que acompañen. Ni estos ni el centrodelantero -esta vez Franco Soldano-, pudieron solventar el buen tramo de Villa en el partido.

Racing, con el libreto de siempre, no hizo pie hasta los 20 minutos del primer tiempo. Del lento, impreciso y previsible inicio a un dominante equipo en la segunda mitad de la primera etapa. El 4-1-3-2 inicial con Walter Montoya y Matías Rojas por fuera cambio ciertos posicionamientos: Marcelo Diaz se posicionó más central para la salida y permitió que Iván Pillud y Alexis Soto avancen en el terreno. Este movimiento fue vital para que Rojas, de buen partido ante Aldosivi y en levantada, aproveche su buen pie izquierdo y maneje los hilos del equipo.

En este contexto, Racing acompañó este posicionamiento con mucha presión alta que generó varias dudas en el fondo xeneize. Tras una fallida salida de Goltz, recuperó Zaracho y Rojas habilitó de gran manera Jonathan Cristaldo, quien asistió por el centro a Zaracho para el gol de la Academia.

Desde el gol, Boca fue un manojo de nervios; Racing, perspicaz y astuto, cedió totalmente la iniciativa y obligó a su rival a romper la férrea defensa del conjunto de Coudet. Sin ideas ni rebeldía, Boca quedó en la nada. Solo los intentos constantes de Reynoso de buscar asociaciones lograron ilusionar a los hinchas. Hasta Alfaro conspiró contra su propio equipo con los cambios: el ingreso de Alexis Mac Allister por Campuzano hizo mover a Nicolás Capaldo -sin demasiada claridad con la pelota-, al eje y Boca perdió la poca intensidad ofensiva que tenía.

Racing se llevó un triunfo, el cuarto en los últimos seis partidos en La Bombonera, y se acercó a la punta en busca del bicampeonato. Boca, ya no más invicto en Superliga, por lo pronto deberá poner todas sus energías en lograr lo que a estas horas parece un milagro: remontar la eliminatoria ante River.

Share.

About Author

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!