Lluvia de goles: Vélez 4-4 Boca

LLUVIA DE GOLES EN EL AMALFITANI: VÉLEZ 4-4 BOCA

Cubero y Somoza son los únicos que continúan jugando en el club de Liniers. Sólo Erbes sigue en el actual plantel Xeneize. En el medio, muchos jugadores pasaron por ambos bandos: Sebastián Sosa, Torsiglieri, Tobio, Somoza, Insúa, Silva, Martínez. En 2010, Vélez y Boca se mataron a goles: fue empate 4-4.

Germán Montoya le atajó un penal a Martín Palermo. Parecía el goleador Xeneize comenzaba mal su noche en el José Amalfitani. Vélez ya le ganaba 1-0 a Boca, luego de un cabezazo de Nicolás Cabrera. El técnico azul y oro era Abel Alves, y ya mucho se hablaba sobre si Palermo debía o no seguir siendo titular. Lucas Viatri entraba y pagaba con goles, pero al «Titán» no se lo podía subestimar nunca.

Primero fue Luciano Monzón, el que tras un rechazo corto de Sebastián Domínguez, sacó un bombazo al primer palo. Luego, Palermo calló las críticas y puso el 1-2 a favor de Boca. Aquel grito era distinto a todos: sirvió para alcanzar los 218 goles que Roberto Cherro convirtió en el club de La Ribera. Martín ya era el máximo goleador en la historia de Boca, aunque con compañía. Ya llegarían más goles para ocupar el primer lugar de aquella tabla. Un detalle: la asistencia fue obra de Juan Román Riquelme. Por aquel entonces, hubo saludo después del gol. No ocurrió lo mismo en el N° 219 de Martín, donde también Román fue quien se vistió de asistidor.

Pero había un partido en Liniers, y sería de alto vuelo. Boca, por intermedio de Nicolás Gaitán, llegaría al 1-3. El uruguayo Santiago Silva descontó. Ricardo Gareca mandó a la cancha al ‘Burrito’ Juan Manuel Martínez, que con un zurdazo, puso el 3-3. No conforme, Vélez fue por más, y a ocho minutos del final, otra vez Silva batió a Javier García para poner el 4-3 que parecía darle los tres puntos a los locales. Pero en la agonía del encuentro, el chileno Gary Medel sorprendió a todos y decretó el definitivo 4-4.

No fue un buen torneo para ambos equipos. Boca terminó cerca de los últimos puestos, y Vélez, lejos del título que finalmente quedó en manos de Argentinos Juniors. El «Fortín», durante ese torneo, disputó la Copa Libertadores y llegó a Octavos de Final.

*Publicada originalmente en 2016