30 AÑOS DESPUÉS

0

Hace 30 años, Racing y Atlanta se enfrentaron en una ocasión atípica para La Academia, que pasaba por uno de los peores momentos de su historia. Corría diciembre de 1985 cuando ambos equipos debieron definir el segundo ascenso a Primera División. En aquella final del octogonal, los de Avellaneda pusieron fin a su periplo por la B Nacional, y el Bohemio vio su última oportunidad de regresar a la máxima categoría. Después de mucho tiempo, ambos equipos se vuelven a cruzar.

Otra perla de aquella final.

Otra perla de aquella final.

Se acercaba el verano de 1986 y la academia seguía hundida en su peor época futbolística. Luego de aquel descenso tras finalizar decimoséptimo en el Metropolitano de 1983 y de haber perdido la final del octogonal por un ascenso del año siguiente de la Primera B frente a Gimnasia de La Plata, seguía sufriendo en la Segunda División, en busca de retornar a aquella categoría que lo había visto como campeón en seis ocasiones. Para peor, luego de una floja campaña en primera fase había quedado en segunda ubicación de la sección, un punto por debajo de San Miguel, por lo que nuevamente debía disputar los play off. En primera instancia su rival de turno fue Banfield, a quién le ganó 3-1 de local y con el que perdió por idéntico resultado de visitante pero obtuvo el pase a semifinales por haber sumado mejor puntaje en la ronda anterior. Luego, doblegó por 2-0 y 3-1 a Quilmes y llegó cómodamente a la final. Por su parte, los de Villa Crespo habían durado tan solo una temporada en la A y buscaban recuperar su lugar. Aparentemente más cómodos, vencieron a Lanús (2-0 y 1-2) y a San Miguel (0-0 y 3-0) para también acceder al partido definitorio.

Racing_1985_Home_Uribarri_Fides_vsAtlanta_MC_2_VictorLongo

Camiseta que lució Víctor Longo en la segunda final (FOTO: GENTILEZA MUSEO RACING).

El primero de los dos encuentros disputados entre sí sucedió el 21 de diciembre en El Monumental (mismo estadio que albergó la vuelta) y la ventaja de los de Avellaneda fue categórica: 4-0, con un doblete de Walter Fernández. Sin embargo, como la diferencia de gol no se tomaba en cuenta, seis días más tarde los nervios estaban de punta para ambas escuadras. Sufrido hasta el final, el resultado fue 1-1. Fin de la pesadilla para Racing.

Más allá del contenido emotivo que trajo aparejado esto para todo fanático del fútbol por tratarse de uno de los cinco grandes y de otro histórico equipo de Primera, el bajo rendimiento del perdedor llamó mucho la atención aunque no pasó a mayores por los escasos registros fílmicos. Pero en 2010, Alejandro Fabbri volvió a instalar la polémica con su libro Nuevas Historias Negras del Fútbol Argentino, donde en un apartado publicó un relato de Sergio Dalman, presidente de Atlanta durante esos partidos: «Me encontré en un restaurant con Tadeo, ya que ninguno de los dos éramos presidentes ni de Racing ni de Atlanta, y charlando, ante mi pregunta, me confesó que no sabía cuánto les costó el referí porque lo manejó De Stéfano con plata de su bolsillo, pero que creía que fueron entre 40.000 y 50.000 dólares y que para el segundo partido no pusieron un mango”.

Contando ambas finales los dos equipos suman 87 encuentros oficiales entre sí de los que la acadé ganó 37, su rival de turno 20 e igualaron 30. Mientras Atlanta aún no pudo regresar a Primera y milita en la B Metropolitana, Racing busca la forma de volver a gritar campeón a nivel internacional, como lo hizo en 1988, tan solo unos años después de aquellos años en la Primera B.

Share.

About Author

Estudiante de periodismo en ETER. Bilardista hasta el cajón. Futuro DT antifútbol.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!