INDEPENDIENTE 3-2 RACING: EL PRIMER CLÁSICO DE AVELLANEDA

1

Las pintadas en las calles vaticinaban una victoria de 40-0 a favor de Racing. Quizás era algo exagerado, pero vale la pena aclarar que en aquel torneo de Tercera División en 1907, la «Academia» luchaba por el titulo junto a San Isidro (2°) y Atlanta (3°), tenía a la delantera más goleadora, con 46 tantos a favor, y solo 12 recibidos. Además, con el triunfo, el equipo de Avellaneda quedaría a solo 1 punto del ‘Bohemio’. Por el lado de Independiente, el otro club de la ciudad, el panorama era distinto. Los 40 goles recibidos lo situaban como el equipo con la valla más vencida. En la fecha anterior, San Isidro lo había humillado con un impresionante 21-1. Era casi imposible pensar en un triunfo ante Racing, que aún no conocía la derrota -solo dos empates impedían el puntaje perfecto- y era candidato al titulo.

El 9 de junio fue la fecha del primer clásico de Avellaneda. El partido se disputó en un campo de juego ubicado en Manuel Ocantos 540. El apellido de Watson, árbitro del match, denota la cantidad de ingleses que practicaban fútbol en suelo argentino. Racing, hoy albiceleste, salió vestido de celeste y rosa. Su 11 inicial estuvo compuesto por Marengo; Mignaburu y Delucchi; Werner, Ohaco y Larralde; Ochoa, Collazo, Bruzzone, Ibáñez y Piatti. Por su parte, el Rojo aquella tarde no fue rojo, sino blanco. Eran otros tiempos, era otra la historia…

Acá se disputó el primer duelo en la historia del clásico de Avellaneda. FOTO: viejosestadios.blogspot.com.ar

Acá se disputó el primer duelo en la historia del clásico de Avellaneda. FOTO: viejosestadios.blogspot.com.ar

Rosendo Degiorgi con la camiseta que Independiente usó en aquel clásico.

Antes del inicio, ocurrió una curiosidad: Independiente no llegaba a los 11 jugadores necesarios para disputar el encuentro, y el fundador, Presidente y capitán del equipo, Rosendo Degiorgi, se acercó al técnico de Racing, Luis Carbone, para solicitarle que el encuentro tenga un carácter amistoso. Sin embargo, Carbone decidió que lo conveniente para su institución era jugar el partido de manera oficial, lograr el triunfo y una buena cantidad de goles que lo dejen bien parado en la lucha por el titulo. Degiorgi debió armar un equipo cuasi-amateur y salir a la cancha a jugar por los puntos. Independiente alineó en aquel primer clásico el siguiente 11: Bazzara; González y Paitz; Zetti, Hermida y M. Degiorgi; Pomarini, Arregui, Tagliaferro, Peluffo y R. Degiorgi. Watson dio la orden y el partido fue más parejo de lo que se suponía. Para sorpresa de propios y extraños, Tagliaferro y Arregui adelantaron a Independiente en el marcador. Tras el descanso, Collazo y Bruzzone llevaron a Racing a decretar el 2-2.

La partidad acompañó durante los 90 minutos, hasta que tres minutos antes del tiempo reglamentario, Hermida recuperó la pelota y cedió a Pomarini para que este inicie el ataque del ‘Rojo’, gambeteando a uno, a dos, a tres, y hasta a cuatro rivales. Asistió a Rosendo Degiorgi, el mismo que fundó el Club Atlético Independiente, lo presidía, y usaba la cinta de capitán para, entre otras cosas, hablar con los rivales como lo hizo ante Carbone para pedir que el juego sea amistoso. Pero todas esas funciones en la institución, no le alcanzaban. Entonces, dominó la pelota, giró y sacó un violentísimo disparo que lo transformó también en el responsable de que Independiente gane el primer clásico de la historia entre los equipos de Avellaneda.

Hasta acá la anécdota ya es una gran historia, pero faltaba más. De no creer: el técnico de Racing, una vez finalizado el partido, se acercó al vestuario de Independiente para hablar con Degiorgi. Pretendía, comprarle los puntos ya que aquella derrota era una gran humillación para el prestigioso Racing, además de complicar sus intenciones de campeonar. La respuesta del multi-función de Degiorgi fue tajante:

«Yo hace dos horas les he querido dar los puntos y jugar el amistoso, pero ustedes rechazaron el ofrecimiento con el solo propósito de propinarnos una derrota de esas que hacen época, pero la justicia no lo quiso así, ganamos en buena ley, este triunfo no se vende por mas ofrecimientos que nos puedan hacer ahora ustedes.
FUENTES:

Tejedor, J. (2013). Simpatía por el diablo. Argentina. Sudamericana. Recuperado de: https://goo.gl/e3LvrX

Keblaitis, C. (2007). Alma Roja, Génesis de un campeón (1904-1914). Argentina. Editorial Deportiva.

https://www.somosdiablosfans.com/un_dia_como_hoy_pero_en_1907_nacia_la_paternidad_eterna-noticias_de_independiente-ispyp-190611.htm

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

1 comentario

Leave A Reply