ARGENTINA 1978: UNA ALEGRÍA EN MEDIO DEL HORROR

11

Elegido como sede por la FIFA en un congreso en Londres en 1966, Argentina sería el organizador del Mundial celebrado en 1978. El campeonato del mundo volvía a Sudamérica tras 16 años, pero lo hacía en medio de un horror social.

Este Mundial fue organizado por un gobierno militar, que usó la competición como distracción. Se produjeron multitud de protestas por lo mencionado anteriormente, ya que, lógicamente, muchos tenían miedo por lo que estaba pasando en el país que sería el anfitrión. Sin embargo, este gobierno consiguió el apoyo de la FIFA, por eso, no hubo marcha atrás en la decisión.

La mascota

La mascota del Mundial de 1978 era “Gauchito”. Él representaba a un niño de diez años.con un sombrero de gaucho, un pañuelo en el cuello, una fusta en su mano y una pelota en sus pies. Su creador fue el dibujante Néstor Córdoba.

La pelota

Este fue un cambio revolucionario en la historia de los Mundiales. Tango, una pelota diseñada por Adidas, se convirtió en un diseño clásico que iba a perdurar durante las próximas cuatro Copas del Mundo, y que además, contaba con mayor impermeabilización que los diseños anteriores.

La curiosidad

verdefrancia

Fue el 10 de Junio, en Mar Del Plata, en un partido entre Francia y Hungría. FIFA le había avisado a los húngaros que debían jugar con una camiseta blanca por cuestiones televisivas. Francia, pensando lo mismo, se presentó con su camiseta alternativa: blanca. Para solucionar este problema, los franceses jugaron con la camiseta del equipo que estaba más cerca del estadio, Kimberley, o sea, de verde.

La polémica

goleada

Brasil había ganado frente a Polonia y estaba tres puntos por arriba de Argentina en la segunda fase. En caso de empatar en puntos, la diferencia de gol definiría qué selección superaría la segunda fase. Los dirigidos por Menotti enfrentaban a Perú sabiendo que debían ganar por al menos cuatro goles de diferencia para clasificar a la final de la Copa Del Mundo. Muchos cuentan que Videla le ordenó a Carlos Lacoste, organizador del Mundial, arreglar el resultado del partido. Lacoste, le habría sobornado a Perú con una suma cercana a los 50 millones de dólares. Lo cierto es que, en la cancha, Perú mostró poco y nada ante la albiceleste y cayó por 6-0.

El goleador

goleador

El máximo anotador de esta edición de la Copa del Mundo fue Mario Alberto Kempes, con seis tantos. ¿La curiosidad? El “Matador” terminó la primera fase sin anotar goles. Para cortar la mala racha, César Luis Menotti le recomendó que se afeitara el bigote a modo de cábala, una sugerencia más psicológica que otra cosa. De todas maneras, funcionó muy bien, ya que no sólo fue goleador del torneo, sino que además fue elegido la figura del torneo

El abrazo del alma

brazo

Victor Dell’Aquila tuvo un accidente a los doce años que le cambió la vida. Después de electrocutarse y caer desde casi quince metros de altura, perdió sus brazos. A pesar de todos los problemas, él nunca perdió la pasión por el fútbol, tanto es así que el 25 de Junio de 1978, Víctor estuvo en la final de la Copa Del Mundo. Fue allí donde, al finalizar el partido y en medio de los festejos, Víctor saltó el alambrado y corrió por el césped del Monumental. Tarantini y Filliol se encontraban arrodillados abrazándose como festejo por el campeonato ganado. Atrás apareció Víctor, y en ese momento, nació el abrazo más famoso de la historia del fútbol, el abrazo del alma. La anécdota La noche después de haber ganado la final, César Menotti cumplió la promesa de dar la vuelta olímpica en el obelisco, donde una multitud festejaba el título. “Me llevaron en una camioneta, bajé y empecé a correr. Nadie me reconocía, ¿quién se iba a imaginar que podía estar ahí?”, recordó el técnico en una entrevista. En los dos arcos El holandés Brandts fue, ante Italia, el primer jugador en marcar en su propia valla y en la del rival en un mismo partido. Finalmente, su equipo se impuso 2-1.

El dato

En esta Copa se convirtió el gol número 1.000 en la historia de los Mundiales. Fue anotado por el holandés Robert Resenberink, de penal, en la derrota 3-2 de su Selección ante Escocia. El Mundial Argentina 1978 será inolvidable para todos y cada uno de los argentinos, no solo por haber sido campeones, sino también por el horror que vivía el pueblo, controlado por la dictadura militar.

Por: Benito Este

Share.

About Author

El fútbol de otra manera.

11 comentarios

  1. Cruyff no vino por un tema familiar lo confirmaría después. Mas allá de lo que algunos puedan suponer hay ir a la fuente del mismo tipo en el porque de su "no participación". Muy buena la pagina abrazo

  2. lo mas loko q a 15 cuadras de la final del mundial seguian ejecutando personas opositoras al regimen dictatorial de videla

  3. Pingback: UN FLACO POR BARCELONA

  4. Pingback: DOS VECES CAMPEÓN DEL MUNDO

  5. Pingback: UN ARQUERO DE TRES DÉCADAS

  6. Pingback: DANTE PANZERI: OBRA Y VIDA DE UN REVOLUCIONARIO

  7. Pingback: DETRÁS DE UNA GOLEADA

  8. Pingback: ALBERTO J. ARMANDO: POR BOCA Y PARA BOCA

  9. Pingback: VALDANO, ADEMÁS DEL ESTADIO AZTECA

  10. Pingback: El primer Mundial de Diego

  11. Pingback: Mario Kempes, el ídolo olvidado

Leave A Reply