MÓNACO CAMPEÓN: LOS ARTÍFICES DEL ÉXITO

0

Tras cuatro temporadas consecutivas en las que el título de Ligue 1 quedó en manos de PSG, la temporada 2016-17 ha marcado que la corona cambia de dueño: AS Mónaco se consagró como nuevo campeón con un proyecto a largo plazo que hoy da sus frutos. Te presentamos a los responsables de la conquista.

Bernardo Silva: El mejor jugador del Mónaco. Un mago que tiene la pelota atada a los pies. Difícil encontrar en el mundo jugadores que esta temporada hayan sido tan desequilibrantes.

Kylian Mbappe: La revelación. Más allá de su promedio goleador y la gran calma para definir, últimamente le sumó gambeta fuera del área a construir juego.

Radamel Falcao: Necesitaba un club así para que su carrera resucite. Rozó el nivel que mostró en Atlético Madrid; volvió a ser uno de los mejores centrodelanteros del mundo.

Benjamin Mendy: Uno de los mejores laterales izquierdos del mundo. Toro indomable por la banda, irrumpió en la élite con sus proyecciones constantes y profundas.

Fabinho Tavares: El ejemplo claro de que un lateral puede jugar en la mitad sin problemas. Se reconvirtió y explotó por su buena visión de juego.

Thomas Lemar: Uno de los mayores talentos franceses. Conductor del equipo, cuenta con una gran pegada y manda centros incisivos. Se adapta a jugar como interior, extremo y enganche cerebral.

Kamil Glik: Juego aéreo, presencia, salida, gol, corpulencia, liderazgo. Pilar en la gran mejora defensiva. Desde su paso por Torino se muestra como una bestia.

Tiémoué Bakayoko: El jugador del plantel que más mejoró de una temporada a otra. Fue el líder de la línea de presión en la mitad de la cancha, y un muro defensivo. Se ganó un lugar en la elite mundial.

Djibril Sidibé: Una bala imparable por el lateral derecho. Cuando debió jugar por izquierda, le costó más. Gran hallazgo. Aportó algo importante para planteles que aspiran alto: polifuncionalidad.

Jemerson: Rápida adaptación al fútbol europeo. Con 24 años mostró mucha seguridad y templanza. Se ganó el puesto sin problemas.

Joao Moutinho: Calidad, pase y buena pegada. Se ganó el puesto al final de la temporada, pero cumplió siempre cuando se lo necesitó. Derrocha talento y clase.

Valere Germain: Titular en gran parte de la temporada, fue clave cuando había que presionar la salida del rival. En 2011 descendió con el club a la Ligue 2. Volvió para triunfar y lo consiguió.

Almamy Toure: Infravalorado, es el mejor lateral desde el aspecto defensivo. También tiene desborde y lanza centros letales.

Danijel Subasic: El punto más débil del equipo. Cometió errores importantes en Champions. Mejoró en el último mes. Su titularidad también puede explicarse por el bajo nivel de Morgan De Sanctis.

Andrea Raggi: El comodín defensivo jugó su mejor temporada en varios años. Puede ocupar los cuatro puestos de la defensa y siempre cumple. Aporta la típica experiencia italiana.

Nabil Dirar: Recuperado en 2017 tras la Copa África, perdió tibieza para jugar partidos importantes. Respondió en momentos claves de la Champions League e incluso cumplió reconvertido como lateral.

Guido Carrillo: Con un nivel fenomenal, usó la racha goleadora del equipo para tener un gran promedio de gol individual, pero las lesiones lo hicieron jugar menos de lo esperado.

Gabriel Boschilia: En 2016 fue recambio importante con varios golazos de tiros libres. Tiene mucho por aportar.

EL ENTRENADOR: Sin los millones con los que cuentan otros entrenadores, Leonardo Jardim armó un equipazo. Además de diagramar un 4-4-2 moderno, el entrenador portugués fichó de maravillas y potenció a los más experimentados.

Share.

About Author

El fútbol de otra manera.

Leave A Reply