BENDITO VIDEO

0
Gracias a un video. Si, a un video. Lionel Messi es, hace rato, uno de los mejores –sino el mejor- jugadores del mundo. Acaba de llegar a los 50 goles con la Selección Nacional, y quizás esa sea una nueva excusa para deshacernos en elogios hacia el astro.
¿Un video? Sí. Pero no gracias a eso Lionel Messi es quien es, sino que gracias a un video hemos tenido el privilegio de ver a “La Pulga” defendiendo los colores de Argentina. ¿Hemos tenido dije? Perdón. Tuvimos, tenemos y tendremos. Messi se reinventa día a día, para desgracia de quien añoran verlo en caída libre.
Para ser más precisos, el video del que hablamos estaba hecho en formato VHS. Se forjó en Europa, en el año 2002, e hizo un viaje sin escalas hacia el hotel en que el se hospedaba el entrenador argentino Marcelo Bielsa, luego de haber visitado a sus seleccionados, Mauricio Pochettino y Roberto Bonano. En la recepción, el “Loco” Bielsa y su mano derecha, Claudio Vivas, se encontraron con esa cinta que llevaba la etiqueta “Messi”. El video duraba 12 minutos. El cuerpo técnico dio Play. Enseguida, Vivas reconoció al protagonista principal. Era “el enano categoría 87″, famoso en Rosario por llevar la pelota atada a su botín zurdo. Claudio Vivas no se hizo el tonto. Sabía que el asunto trataba de un diamante en bruto. Sabía también, que Lionel Messi estaba jugando en el Barcelona. Por eso, lo primero que hizo tras arribar al país, fue dar con Hugo Tocalli, por aquel entonces, entrenador del Seleccionado Sub-17. Tocalli puso manos a la obra y desde AFA comenzaron a hacer llamados telefónicos, hasta dar con el padre de aquel enano. Jorge Messi, el editor de aquel video de 12 minutos, charló con Tocalli: “Hugo me llamó y me explicó que no podrían citarlo al Sub-17 del 2003, pero que iba a ser tenido en cuenta en el siguiente Sub-20. Y finalmente, cumplió. Fue un alivio para Lionel”.
Vale la pena resaltar: un alivio. Porque en esos momentos, en España ya se habían avivado. Carlos Rexach, responsable de las inferiores del Barcelona, ya había avisado a la Federación Española de la existencia de aquel crack argentino en sus filas. Días más tarde, el entrenador de la Sub-16 de España, se hizo presente en un entrenamiento, y conversó cara a cara con Messi para preguntarle si le interesaba defender los colores de “La Furia”. Lio dijo que prefería esperar el llamado de su país. Pero los europeos no se rindieron. El abuelo de Gerard Piqué –compañero de categoría de Messi- insistió tratando de convencer a la joya rosarina.
Más tarde, en aquel Sub-17 de 2003 al que Messi no pudo asistir. Gines Menéndez, el que había hablado personalmente con Lío, se acercó a Tocalli y le dijo: “No entiendo cómo no convocas al chaval argentino del Barca. Mira que él quiere jugar para ustedes”. El DT argentino hizo un click en aquella charla. Salió desesperado y por los pasillos se decía: “Somos unos boludos. Somos más lentos que los camellos”. Enseguida organizó una reunión de urgencia para su regreso a Argentina. Allí, se reunió junto a Julio Grondona y le dijo: “Tenemos que organizar un partido. Tenemos que hacer algo. Lo que sea, pero rápido”. El objetivo: convocar a Messi para evitar que aquel talento termine vistiendo los colores de España.
El final es conocido. Messi debutó con la camiseta de Argentina en choque del Sub-20 ante Paraguay. En la cancha de Argentinos Juniors, saltó desde el banco con el dorsal número 17, reemplazando a Ezequiel Lavezzi. Aquella noche marcó un gol: el séptimo en la goleada del seleccionado por 8-0. Con 17 años recién cumplidos, el 29 de junio de 2004 cumplió su sueño de jugar para su país.Diez años más tarde, ya se convirtió en leyenda mundial.
Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!