DE ATRÁS HACIA ADELANTE

Saúl Salcedo
Saúl Salcedo

Después de cuatro meses que parecieron años, Huracán volvió a sentir lo que era la alegría del triunfo. Israel Damonte, que desde hace varios partidos movía el árbol sin encontrar respuestas, logró su primer triunfo como entrenador. El gol de Norberto Briasco significó el 1-0 ante Independiente, en un encuentro en el que, a diferencia de muchos otros, el Globo no debió correr desde atrás. Y mucho de eso se explica en el salto de calidad que significa Saúl Salcedo para la defensa. En un primer tiempo donde Huracán dispuso muy poco tiempo de la pelota, la defensa del área comandada por la dupla Salcedo-Merolla fue vital para no irse al descanso en desventaja.

El defensor paraguayo -22 años- que se perdió los primeros partidos del año por estar en el Preolímpico Sub-23, es el único «sobreviviente» del once titular que solía alinear Gustavo Alfaro. En un contexto lleno de contratiempos, Damonte necesitaba de forma imperiosa ganar seguridad atrás para luego sí, buscar una idea de equipo más allá de posibles adaptaciones en el partido a partido. En ausencia de Salcedo, fue Lucas Merolla quien se erigió como una pieza de gran valor. Ahora, con los dos a disposición, Damonte puede hallar una última línea que aleje a los suyos de la fragilidad defensiva evidenciada en el comienzo de año.

MOVER EL ÁRBOL HASTA QUE CAIGAN RESPUESTAS