UN VOLANTE MODERNO

0

Que las mejores ligas del mundo son las europeas no tiene discusión. Tampoco, que marcan tendencia. Por esto y más, es que se puede detectar rápidamente qué jugadores son ideales para el fútbol del viejo continente. Dentro de estos, dos puestos sobresalen: los centrales capaces de defender a campo abierto y con manejo de pelota para romper las líneas (Ej.: Leonardo Balerdi en el Dortmund, Lisandro Martínez en el Ajax o próximamente Marcos Senesi) y los mediocampistas todoterreno con manejo de pelota y dinámica para llegar al gol por sorpresa. 

En este segundo grupo, hay varios jugadores del fútbol argentino: Exequiel Palacios, Matías Zaracho y, el hombre del momento, Nicolás Domínguez. El volante de Vélez fue convocado por Lionel Scaloni a la Selección Argentina de cara a los próximos amistosos de septiembre por sus grandes actuaciones de la mano de Gabriel Heinze. Su participación es vital en el conjunto de Liniers. Con la base de jugadores que obtuvo el tercer puesto en la Copa América yendo de menor a mayor, Domínguez arriba a su primera convocatoria con 21 años y la ilusión de aportar dinámica, intensidad para manejar las líneas de presión e inteligencia para llegar por sorpresa al gol, como ocurrió en la fecha 2 ante Racing.

Por sus características, asoma como un complemento idóneo de Leandro Paredes en la mitad de la cancha. El jugador de Vélez está acostumbrado a jugar al lado de Gastón Giménez, volante ofensivo devenido en eje del medio, y puede extrapolar sus tareas a la Selección sin demasiada dificultad. Desde el arribo de Gabriel Heinze al conjunto de Liniers, su presencia en el equipo se transformó en vital para lograr buenos resultados. Es el principal eslabón para que la presión exhaustiva que propone su equipo sea armónica y logre apretar a los rivales sin darles espacios. 

Con el correr del tiempo, comenzó a llegar con más asiduidad a posición de gol y siempre por sorpresa. Por la forma de jugar de Vélez, de estirar las defensas rivales y apostar por los mano a mano en banda, los carriles internos son vías ideales para atacar por sorpresa. Domínguez se maneja bien en ritmo alto, y Scaloni ya buscó ese perfil de volante moderno en las convocatorias de Palacios y Zaracho. Probablemente la estadía del joven velezano en el fútbol argentino, tenga las horas contadas. Pero por características y proyección, a la Selección puede llegar para quedarse.

Share.

About Author

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!