ITALIA 1990: ALEMANIA TUVO REVANCHA

9

“…Notti magiche , inseguendo un goal  sotto il cielo, di un’estate italiana…” Si leíste este verso cantándolo, claramente sabes a que nos referimos en esta presentación. Una de los mundiales más apasionantes y más dolorosos en la historia de nuestro país, Italia ‘90. Te lo recordamos, acá en PasionFulbo.
 
1990
Un poco de números
 
El goleador: Salvatore Schillaci (Italia), 6 goles.
Sedes: Turín, Milán, Udine, Génova, Verona, Bolonia, Florencia, Roma, Nápoles, Bari, Cagliari y Palermo.
Cantidad de goles en toda la copa: 115 goles
Número de espectadores: 2.516.348
 
Contexto
 
mandela
Nélson Mandela fue liberado meses antes del inicio del Mundial.

Este evento se considera como uno de los más trascendentes y exitosos mundiales de la historia ya que no solo fue un espectáculo deportivo sino que también fue testigo de reencuentros, desapariciones y muchas emociones. El primer suceso en este año fue
la liberación de Nélson Mandela, tras estar en prisión por más de veintisiete años. Además, Italia se convirtió en el segundo país en celebrar una copa mundial en dos ocasiones. El muro de Berlín se vendía en pedazos un año después de su caída, y al mismo tiempo, empezaba la unificación de las dos Alemania y la desintegración de Yugoslavia.

Curiosidades
Argentina
y Alemania se enfrentaron por segunda vez consecutiva en la final del Mundial. La primera final que tuvo menos de tres goles. La primera en la que un equipo no marcó, y la primera en la que hubo un expulsado. A causa del triunfo del capitalismo, esta edición le diría adiós a selecciones como Alemania Federal, Checoslovaquia, Yugoslavia y Unión Soviética.  Sumado a que Camerún fue el primer equipo en ganar su grupo y terminar con diferencia de gol negativa.
 
Para este Mundial regresaron varias selecciones tras muchos años de mal futbol: Colombia que no participaba desde 1962, Egipto desde 1934, Estados Unidos desde 1950, Holanda desde 1978, Rumania desde 1970 y Suecia desde 1978.
 
Dos americanos, sancionados
 
chileMéxico fue sancionado por un lapso de dos años, incluyendo los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, y también la mismísima Copa del Mundo. La razón: haber convocado a cuatro jugadores que superaban el límite de edad requerido en la cita mundialista juvenil de 1989.
 Chile también fue castigada, ya que su arquero Roberto Rojas fingió haber sido impactado por una bengala proveniente del público brasileño, cuando en realidad no fue así. Los chilenos abandonaron el Maracaná acusando la supuesta agresión y el partido de clasificación se suspendió, con 1-0 en contra del equipo chileno, resultado que lo dejaba fuera del Mundial. Cuando se supo la verdad, Rojas fue apartado definitivamente del fútbol y Chile expulsado de la fase de clasificación para estar presente en Italia 1990, privándoles también la posibilidad de optar a la siguiente Copa del Mundo: Estados Unidos 1994.
 
El 11 ideal
 
Goycochea (Argentina); Brehme(Alemania), Kholer(Alemania), Baresi(Italia), Parker (Inglaterra); Gascoigne(Italia), Scifo (Bélgica), Matthäus (Alemania); Skuhravy (Checoslovaquia), Caniggia (Argentina), Schillaci (Italia).


El bidón de Branco
 
El partido por octavos de final entre Argentina y Brasil tuvo un agregado extraño a la gran exaltación y adrenalina que genera un encuentro de tal magnitud. El eterno rumor indica que el lateral izquierdo de la selección brasilera, Branco, se fatigó con el transcurso del partido y en un parate del partido, bebió un poco de agua suministrada por los ayudantes argentinos para reponerse. Minutos más tarde de haber bebido del bidón rival, Branco comenzó a sentirse realmente mal. “Tiraba los tiros libres y se caía”, declaró años más tarde Diego Armando Maradona. Aparentemente, el bidón que Carlos Salvador Bilardo y su masajista habían compartido con el brasilero, contenía alguna sustancia somnolienta. Luego de este incidente, varios dirigentes brasileros intentaron llevar el caso a la justicia de la FIFA, pero nunca se tuvo éxito en esa instancia ya que el mismo entrenador argentino se encargó de desmentir el hecho.
Todos llegaban muy bien
 
millaRoger Milla se transformó en el futbolista más veterano en convertir un gol mundialista.

Una de las sorpresas de este mundial fue Camerún, que llegó a los cuartos de final. Su presidente, Paul Biya, perdía poder político y así 
su cargo estaba muy codiciado. No obstante, la presentación de la selección africana en el campeonato mundial le mantuvo por algunos años más en su posición. Como un “az bajo la manga”, aconsejó al entrenador para que incluyera en la lista a Roger Milla, quién no había tenido actividad durante el pasado año. Biya acertó. El delantero marcó 4 de los 6 tantos y fue la mayor figura del equipo.
 
En esta instancia de cuartos, Alemania venció a una Holanda llena de cracks como Marco Van Basten, Ronald Koeman y Rudd Gullitt. Tras el triunfo, los germanos debían cruzarse con Checoslovaquia, mientras que Inglaterra debía hacer lo propio con Camerún, que venía de eliminar a Colombia en la prórroga tras un grosero error de René Higuita. Por su parte, Italia debía enfrentarse con Irlanda.
 
Semifinal no apta para cardíacos

goyco
Si bien todo comenzó algunos partidos antes con la lesión de Nery Pumpido ante la Unión Soviética en la fase de grupos, Sergio Goycochea tuvo que ser titular y no desperdició su chance. En cuartos de final, Argentina eliminó a Yugoslavia por penales con la primera aparición importante de un joven arquero que se puso el equipo al hombro. Maradona falló el tercer penal de la serie, a lo que Goyco le dijo: “No te preocupes Diego, ahora atajo dos penales y clasificamos.” Cuesta creer pero el arquero logró contener el remate siguiente para que Gustavo Dezotti ponga arriba al equipo albiceleste y la definición, estuviera en manos nuevamente del portero argentino. “El Vasco” no se intimidó y desvió el penal para pasar a las semifinales donde esperaba el equipo anfitrión, Italia.
 
Maradona, héroe y villano
 
Tras una gran actuación de Goyco, Argentina pasó a la final del campeonato mundial tras vencer -otra evz por penales- a Italia. En aquella semifinal, el himno nacional argentino se vio opacado por la lluvia de silbidos de todo el estadio. Es que, la figura de Diego producía en Italia devoción en quienes lo tenían en sus filas, y rechazo en los rivales. El diez no se preocupó por disimular su discrepancia, y se detuvo en su canto para insultarlos junto con Goycochea a su lado. Cientos de almas empujaban al “Barrilete cósmico” para ganar su segunda Copa del Mundo consecutiva mientras que el Stadio Olimpico donde los napolitanos habitualmente se veneraba a Diego, esta vez lo abucheaba.


08/07/1990: Fin del sueño
 alearg
En un partido muy pobre, siendo una de las finales más cerradas de la historia, Argentina y Alemania buscaron la victoria aunque sin la ambición necesaria. Faltando cinco minutos para el final del cotejo se produjo una jugada muy polémica que hoy sigue generando dudas. El árbitro mexicano, Edgardo Codesal, le otorgó un penal a los alemanes que Andreas Brehme cambió por gol para darle la victoria a los alemanes y así, el título mundial. Las lágrimas de Maradona mostraban como el sacrificio que hizo al jugar con el tobillo increíblemente inflamado, no alcanzó para llevar a nuestro país a un nuevo título.


Rodrigo da Silva 
@rodridasilvaa
Share.

About Author

El fútbol de otra manera.

9 comentarios

  1. Pingback: EL MUÑECO DE BARRO

  2. Pingback: ANDREAS BREHME, DE LA GLORIA A LA MISERIA

  3. Pingback: DEL PUNTAPIÉ INICIAL A LA PASIÓN SIN FRONTERAS | Pasionfulbo.net

  4. Pingback: La trágica historia de Andrés Escobar

  5. Pingback: Jorge Burruchaga, el cómplice ideal

  6. Pingback: Las anécdotas de Carlos Salvador Bilardo

  7. Pingback: La década súbita

  8. Pingback: Brasil, ese muñeco de barro

  9. Pingback: Argentina - Uruguay: Viejos conocidos

Leave A Reply