GRUPO D: ISLANDIA INTENTARÁ DAR PELEA

0

Islandia será el primer rival de la Selección Argentina en el Grupo D. Se trata de una Selección que no es de primer nivel, en el último tiempo ha competido de gran manera.

Islandia es un país con apenas 350.000 habitantes que nunca había logrado trascender a nivel fútbol. No obstante, en esta década llegaron a la Selección futbolistas que lograron establecerse como la mejor camada en la historia de aquel territorio, y luego demostraron aquello al mundo. Pero ese éxito, además, pudo ser alcanzado tras años de trabajar para desarrollar el deporte: formación de entrenador y creación de academias se ven reflejadas en los logros recientes.

El 11 de Islandia en la Eurocopa 2016.

El 11 de Islandia en la Eurocopa 2016.

La clasificación al Mundial de Brasil 2014 estuvo cerca: Islandia, aún capitaneada por su máximo goleador y ex Barcelona, Eidur Gudjohnsen, perdió el repechaje justamente ante Croacia -otro integrante del Grupo D- pero hoy aquello puede tomarse como un aviso de la mayor competitividad. El siguiente paso fue clasificar a la Eurocopa por primera vez en su historia. No fue fácil: Islandia obtuvo el 2° puesto en la tabla, dejando atrás a Turquía y Holanda. Pero para sorpresa de todos, no llegó a Francia de paseo ni para ser un simple equipo pintoresco: fue a competir y lo hizo muy bien. Avanzó hasta octavos de final, donde logró el triunfo más importante de su historia tras vencer por 2-1 a Inglaterra, el país creador del fútbol. En la siguiente instancia cayó ante los anfitriones.

La planificación de aquel éxito tuvo a Lars LagerbäckHeimir Hallgrimsson como entrenadores. Con un férreo sistema 4-4-2, Islandia se defendió en gran forma y apostó por buenos contraataques. Se trata de un equipo muy físico en el que aquello de que el delantero es el primer defensor se cumple a la perfección. La intención era replegar, juntar mucha gente en campo propio, y que la intensidad para presionar sea elevada. El mediocampo apostaba al orden y en la última línea existía una agresividad para defender el mano a mano. Islandia no especula para defender, lo hace con fiereza y más corazón que cerebro. Es por esta razón que si bien los rivales acostumbran a tener mucha posesión, Islandia también recupera mucho. O al menos, lo suficiente para pasar a la segunda etapa del Plan: el contraataque. Como el adversario se ve obligado a atacar con mucha gente, al momento de la pérdida algunos quedan descolocados, ya por detrás de la pelota. Luego todo es simple pero práctico: un atacante fija a los centrales, el otro cae a banda para aprovechar el espacio que dejó el lateral rival.

No obstante, la lesión que tiene alejado al delantero Kolbeinn Sigthórson hace más de un año ha dañado el juego directo de Islandia. Éste era una garantía en el juego aéreo que simplificaba las cosas: podían saltearse etapas con sólo buscarlo en lo alto para que el atacante les permita asentarse en campo rival. Y a partir allí, todo pasaba por Gylfi Sigurdsson, el jugador de más talento en el equipo: juega en Everton, antes pasó por Tottenham y Swansea. Otra alternativa siempre fue la pelota parada. Incluso los saques laterales son un gran arma ofensiva. La lesión de Sigthorsson obliga a Hallgrimsson -ahora único DT tras la partida de Lagerback a Noruega- a buscar nuevas alternativas. Una de ellas ha sido adelantar a Sigurdsson de doble cinco a mediapunta, y colocar otro volante central al lado del capitán Aron Gunnarsson. Cuando el esquema se mantiene en el 4-4-2, quien reemplaza a Sightorsson es Alfreð Finnbogason, de menor envergadura física.

Con prácticamente el mismo 11 inicial en cada encuentro, Islandia ha logrado mantener y ampliar su libreto para conseguir la clasificación al Mundial de Rusia 2018. Fue lider de un grupo que reunió a importantes selecciones como Croacia, Ucrania y Turquía. En la máxima cita, aquello de contar con un plantel corto puede ser contraproducente, pero el ahínco que caracteriza al islandés también será un factor a tener en cuenta. De la nada a enfrentarse a Lionel Messi. Será especial e inolvidable para todo el país, que ya ha visto como sus guerreros demostraron que pueden dar pelea.

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

Leave A Reply