El origen del fútbol en Argentina

EL ORIGEN DEL TODO: EL PRIMER PARTIDO DE FÚTBOL EN ARGENTINA

Como ya es popularmente sabido, el fútbol tuvo origen en nuestro país gracias a los inmigrantes ingleses de mitad del siglo XIX. Los mismos lo utilizaban como una distracción para los largos viajes en barco que separaban el viejo continente de nuestras tierras. A fines de siglo, un joven británico socio del Buenos Aires Cricket Club, llamado Thomas Hogg, recibió noticias acerca de la modificación del reglamento de football, y debido a su fanatismo por el mismo, solicitó el director de la sede en nuestro país del periódico inglés “The Standard” el envío de las mismas. Para 1886, y con el nuevo reglamento ya en su poder, Hogg organizó, junto a su hermano James, una junta para implementar la práctica de fútbol en nuestro país. A la misma asistieron en su mayoría, inmigrantes británicos, y quedó estipulada la fundación de un club para practicar el deporte de pelota. En dicha reunión se dejaron además, estipuladas las reglas para la institución del mencionado club: Debería llamarse “Club de Football de Buenos Aires”, la subscripción sería de $30, y las reglas adoptadas serían las regidas por la Football Association. Con el club ya de pie, el nuevo deseo era disputar por primera vez un partido de fútbol en suelo argentino, por lo que se pactó el mismo para el 25 de mayo de 1887, a jugarse en un descampado del barrio La Boca. Todo marchaba según los planes, pero una sorpresiva tormenta provocó que el partido se postergara para el próximo feriado nacional. El 20 de Junio de 1887 –feriado de Corpus Christi- (NdR: El día de La Bandera fue decretado en 1938) se jugaba, en el Buenos Aires Cricket Club, el primer partido de fútbol de nuestro país. El mismo, fue disputado por los integrantes del club huésped, divididos en 2 y capitaneados por miembros de la comisión. De un lado, el equipo de Thomas Hogg, el cual llevaba como distintivo gorras de color blanco. Del otro lado, los comandados por Walter Heald, distinguidos por sus gorras rojas. Un dato a tener en cuenta es que dicho encuentro se disputó con 9 jugadores de cada lado: Dada la importancia del mismo, Thomas Hogg invitó a sus amigos del anteriormente nombrado periódico “The Standard” para que cubrieran el mismo. Además, Walter Heald escribió en su diario privado:

20 de Junio. Jueves. Hoy comienza el feriado y es día de partido de fútbol. James Hogg y yo fuimos a Palermo en el tren de las 10:00 para marcar la cancha como habíamos acordado para jugar en el campo de cricket. Luego de poner todas las banderas fuimos a la Confitería a comer un poco de pan y queso con cerveza negra, y apenas terminamos el tren de las 12:00 arribó con el resto de los jugadores; no pudimos sumar más de 9 jugadores por equipo, lo que hizo que la labor se hiciera muy pesada, jugamos por alrededor de dos horas y luego finalizamos, completamente exhaustos. Volvimos en el tren de las 15:30 e inmediatamente comenze a vestirme para la L. (Palabra desconocida) y salí para cenar con Barge antes de la junta. Me dolía mucho la espalda, y aunque tenía mucho hambre apenas podía comer; cenamos en el Louvre con Kohman. Hubo champagne y clarete. Tuve que dejarlos a las 19:00 porque nuestra L. abre a esa hora y son muy puntuales en comenzar las ceremonias, especialmente porque fue noche de la instalación del W.M. (Venerable Maestro); había como 100 personas y los procedimientos duraron hasta aproximadamente las 22; yo fui designado S. (Palabra desconocida) Al dejar la L. fui directamente a Temple (Calle donde quedaba su vivienda) y me acosté de inmediato, pero ¡ay!, pude dormir muy poco porque mi espalda estaba muy dolorida y no me podía mantener mucho tiempo en una posición, no había duda alguna de que estaba lastimado interiormente (probablemente en los riñones) luego de un duro golpe en el costado que accidentalmente recibí de James Hogg en una choque.

12

Hallazgos de Victor Raffo. http://victorraffo.blogspot.com.ar/

CRÓNICA DEL PERIÓDICO:

PARTIDO DE FÚTBOL El club abrió su temporada el último jueves, en un peleado encuentro entre los dos equipos. Fue considerablemente difícil encontrar un campo en condiciones para el partido, y a ultimo momento se debió enviar una solicitud al comité de Cricket para poder jugar en su campo, en Palermo, lo que fue agradecido por el Club de Fútbol. No participaron tantos jugadores como se esperaba, debido a que muchos de los que habían prometido hacerlo prefirieron mirar el primero de todos. Las siguientes personas tomaron parte en el partido (Imagen 1) El juego comenzó a las 12:3o y se declaró en favor del equipo del Sr. Hogg’s por 4 goles a 0, lo que resultó obvio debido a la superioridad en el juego respecto al equipo rival. Del lado perdedor, el juego del Sr Barge entusiasmó y despertó admiración, y si un jugador podría haberles salvado el juego, ciertamente era él. De todas formas hay que resaltar y considerar que es la primera vez que los jugadores trabajan juntos. A las 2:30, cuando el partido terminó, se pactó un nuevo encuentro, a disputarse el próximo día 29.

El partido en cuestión finalizó 4 a 0 a favor de los hermanos Hogg, como bien publicó el periódico en su crónica del 23 de Junio. A partir de allí, el deporte comenzó a popularizarse cada vez más en nuestro país, pero no fue hasta 1882, con la llegada del escoces Alexander Watson Hutton -quien se hizo cargo del colegio Saint Andrew’s- que tomó las dimensiones esperadas. Dicho colegio fue el primero en enseñar fútbol, hasta que un conflicto con otras autoridades de la institución lo llevaron a alejarse del mismo y fundar la English High School, base del multicampeon nacional Alumni Athletic Club.