Fútbol y Música.

FÚTBOL Y MÚSICA: VAN DE LA MANO LOS DOS

Decir que el fútbol tiene música es casi una obviedad; cualquiera que va a la cancha escucha y canta los gritos de guerra hechos canción que se usan tanto para alentar a tu equipo o para mofarse del otro. También los escuchás desde la tele. O los cantás solo mientras ves el partido, en la parada del bondi o en la oficina cuando estás aburrido. De la misma manera, podemos afirmar que todo el mundo tiene fútbol -al menos para los futboleros-. Todo lo relacionamos con eso. Nuestro humor para con el resto de las cosas -probablemente más importantes- cambia según el resultado de nuestro equipo. La música y quienes la hacen no escapan a esta realidad, así que, indefectiblemente, la música tiene fútbol

LO NACIONAL

Pensar en canciones que hablen del juego no es muy complicado, y menos pensando en nuestra música nacional. Ignacio Copani en su “Dame fútbol” canta “…no lo juegan veintidós,  sino más de cien millones. Aquí lo trajo un inglés, de graciosos pantalones: no se juega con los pies, se juega con los corazones…”.  Bersuit Vergarabat es habitué en esto de cantarle al espectáculo más lindo de todos, y muchas de sus canciones son relacionadas al instante con el mismo, otra no queda: “El baile de la gambeta”  o “Toco y me voy” son algunos de los ejemplos, y hay quienes creen que “Y no está solo” es la historia de un enganche, un distinto. “El equipo ya está por salir, la hinchada está loca, revoleando los trapos al viento: es un sentimiento, los colores que son mi pasión”, cantaba Memphis la Blusera. Por su parte, La Mancha de Rolando le dedicó una canción a uno de los mejores momentos de nuestro fútbol que se vio empañado por una sangrienta dictadura militar, a tan solo 6 cuadras de donde se jugaba la final había un centro de tortura, y se refirieron de esta manera en “Arde la ciudad”: “La banda grita tu nombre y ves como la popular se va caer pero tu estrella no está más, se la llevo la mañana…” y “… la gente festeja y vuelve a reír pero este carnaval, hoy no te deja dormir, mires donde mires ella está ahí”. En el fondo todos somos jugadores frustrados, y con bastante claridad, los Fabulosos Cadillacs se refirieron a su sueño trunco, “Nacimos bajo el signo del balón. De esférico Disfrazándonos de lo que no podemos ser Y mil razones para querer más. Balón. Placer. Dolor: la marcha del golazo solitario”.

El programa “Simplemente fútbol” tiene excelentes presentaciones iniciales, donde artistas cantan la canción del programa. Algunas de las más exitosas son la de La Mosca y la actual, interpretada por Axel.

Remontándonos en el tiempo, muchos tangos siguen esta línea, como  “El firulete” de Julio sosa que dice “Vos dejá nomás que algún chabón, chamuye al cuete y sacudile tu firulete”, o Miguel Bonano, que usa vocabulario futbolero como metáfora para cantarle a su mujer deseada: “ Yo sé que me estás cachando, al campanear mi jugada ,y al ver que me pongo loco, shotiando sin dirección, yo sé que sin darte cuenta te vas a encontrar mareada, cuando te esté peloteando al arco del corazón”.

 

AFUERA TAMBIÉN

La banda inglesa Pink Floyd le dedicó una canción a su gran amor: el Liverpool. El tema tiene la particularidad de contar como fondo con los sonidos de la afición. La banda punk española Baron Rojo le cantó al fútbol en su canción “El Gladiador”, refiriéndose especialmente a la misa de cada domingo, la cancha: “ porque son las tres de un domingo y él va a una mística reunión. Cuando sale del portal marcha con seguridad  al encuentro de sus amigos cómplices. Agrupado en formación y con nueva identidad, toma posesión del estadio mágico. Ahora se siente bien, ahora podrá gritar: ¡oh rey fútbol mi señor , que se haga tu voluntad! “. Los británicos de Slade, relatan una jugada en la que como espectadores se sienten parte, en su canción llamada “Give us a goal”.

 

HOMENAJES
 

“Llevo el fútbol en la sangre, es parte de mi alma. La hinchada grita ¡Vamos Kun Agüero!”, reza la canción de Los Leales. Así como esta, son bastante frecuentes las canciones como homenaje a un jugador especial.  Carlos Tévez, llamado el jugador del pueblo, tiene dos canciones, una de La Tribu y otra de su banda favorita, Piola Vago. Por su parte, “Pie de oro llegó”, y “Zurda de oro”, de El Polaco, son dos canciones dedicadas a Lionel Messi. En España le cantan a su arquero “Casillas… tenemos un portero que es una maravilla”. El Crotto del Parque le canta a Bielsa “Loco divino, ¿dónde estás? Yo sé muy bien que al Parque vas a regresar”. Joan Manuel Serrat le rindió homenaje al ídolo blaugrana Kubala, en una canción con el mismo nombre.

 

CAPÍTULO APARTE: MARADONA.
 
El diez, el más grande de todos los tiempos, tiene un sinfín de canciones dedicadas a su persona.  Attaque 77, en “Francotirador” le dice “Dispara goles la mano de Dios, el francotirador”. Rodrigo, el Potro, relató su historia en forma de cuarteto “En un potrero forjó una zurda inmortal con experiencia, sedienta ambición de llegar de Cebollita soñaba jugar un mundial  y consagrarme en primera… tal vez jugando pudiera a mi familia ayudar”. Los Cafres no se quedaron atrás y le dedicaron “Capitán Pelusa”, canción que dice “Pelusa sacude el barrio, se expone al animal,  este vacila buscando el arco”. Los Piojos en “Maradó”, Ricky Maravilla en “El baile del rey” y Calamaro con “Maradona”, donde explica que “Maradona no es una persona cualquiera, es un hombre pegado a una pelota de cuero”. En Europa también es amado, y Manu Chao se lo demostró en “Santa Maradona” y “Tómbola» (si yo fuera Maradona…). Está de más decir que en la ciudad de Napoles su figura es equivalente a una deidad. El carismático compositor y cantante Mimmo Politanó, en su tema “Dieguito”, canta lo siguiente:  “Creció jugando a la pelota, pues a él, la estrella, le cayó en los pies. Le dieron la ropa con el número 10”. 
 

CURIOSIDADES

  • Los integrantes de la banda Iron Maiden son fanáticos del West Ham. Su bajista, Steve Harris, toca siempre con una muñequera de los ‘Hammers’. En la contraportada del disco ‘Somewhere in teme’ se puede ver la leyenda ‘West Ham 7-3 Arsenal’, y en el disco ‘Factor XI’ aparecen ellos vestidos como jugadores
  • El tenor Plácido Domingo fue el encargado de grabar el himno del Real Madrid en 2002 en ocasión del centenario del club. Luego lo interpretó en el Bernabeu bajo la lluvia.
  • El padre de Elton John lo llevaba de niño al estadio a ver al Watford, un equipo de un pueblo a las afueras de Londres. Con los años, su fanatismo lo llevó a convertirse en el presidente del club, cuando la institución pasaba por sus peores momentos económicos y deportivos.
  • Durante el Mundial de 2010, Mick Jagger fue a ver el partido de Estados Unidos con Bill Clinton, y los norteamericanos quedaron eliminados, al igual que su país, Inglaterra. Su ex novia, la modelo brasileña Luciana Gimenez, advirtió antes del encuentro Holanda-Brasil que Mick Jagger trae mala suerte a los equipos que apoya, pero el cantante, que tiene un hijo de esa nacionalidad, presenció el partido en el palco: perdió Brasil 2 a 1. Finalmente, apoyó a Argentina en el duelo ante Alemania y los de Maradona fueron derrotados por 4 a 0.