ClavesFecha19

LA FECHA 19 EN DIEZ CLAVES

Pasó una fecha más de la Superliga Argentina. La decimonovena jornada dejó mucha tela para cortar y distintas aristas interesantes para destacar en varios partidos. A continuación, diez claves futbolísticas que vale la pena mencionar de los partidos con más trascendencia de la fecha.

Supo cambiar a tiempo. Promediaba la primera parte y a River le quedaba incómodo el trámite en Santa Fe, cuando Marcelo Gallardo detectó que a River le sobraba gente en la retaguardia y le faltaba un efectivo en la medular. Desarmó la línea de cinco, quitó a Lucas Martínez Quarta y le dio entrada a Juanfer Quintero. A partir de allí, Unión no volvió a tener el dominio del cotejo y el puntero del campeonato dio vuelta un partido clave por 2-1, con el colombiano siendo fundamental en ambas conquistas.

MADELÓN, GALLARDO Y QUINTERO, LOS NOMBRES CLAVES DE LA NOCHE EN SANTA FE

La importancia relativa de la superioridad numérica. El Clásico de Avellaneda será recordado por mucho tiempo ya que Racing logró ponerse en ventaja después de jugar 40 minutos con dos jugadores menos. En ese intervalo, un Independiente muy horizontal no pudo hacer valer su superioridad numérica ante una Academia que lo aguantó como pudo a base de músculo y basculaciones, y que logró convertir en su única incursión hacia el área rival en ese complemento. Al día siguiente, Arsenal también pecó de ineficaz ante un Talleres que debió aguantarlo tras dos expulsiones. Disponer de más jugadores en la cancha no siempre se traduce en un triunfo.

Al ritmo de Campuzano. Así como Wilmar Barrios con Barros Schelotto y Marcone con Alfaro, el mediocentro que marca los tiempos del nuevo Boca de Miguel Ángel Russo es Jorman Campuzano. El colombiano, titular siempre hasta ahora en 2020, fue la figura en el triunfo ante Atlético Tucumán y se ganó el aplauso de la hinchada. Buen posicionamiento, pases verticales y una gran capacidad para interceptar y cortar. Eso sí, el Xeneize tiene tramos de desconexión donde el equipo se estira y otorga ventajas. Tarea para el DT.

CAMPUZANO VS ATLÉTICO TUCUMÁN

Penalización por hándicap. El Vélez de Heinze definitivamente no tuvo un buen arranque de año. Después de los dos empates consecutivos, cayó en el Nuevo Gasómetro ante un San Lorenzo que aprovechó su momento y luego sólo se contrajo hacia atrás. En este tramo de la temporada la circulación del Fortín es espesa, no hay distracción de tres cuartos hacia adelante y la falta de pegada en los últimos metros obliga a los de Liniers a tener que forzar ataques y a depender del desequilibrio individual de Almada y Centurión, quienes arrancaron desde el banco el pasado domingo.

Aprendiendo a no perder. Newell’s y Estudiantes jugaron al ajedrez. Tanto la Lepra como el Pincha se respetaron dentro de un ritmo bajo que se impuso ante la falta de herramientas ofensivas (un sólo tiro al arco en total) y un triángulo defensivo firme en ambos lados: Lema-Gentiletti-Fernández en el rosarino y Schunke-Fuentes-Mascherano en el visitante. Esta tesitura no parece descabellada si se tiene en cuenta que estos dos equipos sufrieron la irregularidad en distintos tramos del certamen y que, al finalizar esta jornada, tanto rojinegros como platenses encadenan cinco partidos sin caídas y permanecen expectantes en la carrera por ingresar a competencias internacionales.

Un Arsenal de variantes. Si bien volvió a empatar, el Arsenal de Sergio Rondina volvió a demostrar que es uno de los equipos más divertidos de esta Superliga. Caía ante Talleres en el complemento y los del Viaducto tejieron una gran jugada asociativa: Kaprof se filtró entre líneas, buscó el fondo de cancha con un pase frontal hacia la subida de Torrent y el lateral ubicó con un buscapié a Juan Manuel García, que definió con el arco libre. Mucho concepto en el gol del empate de un equipo que fecha tras fecha demuestra desplegarse muy bien en ataque. Los de Rondina son el segundo equipo más goleador de la Superliga (31); solo superados por River (36).

Saber competir. Si algo ha demostrado Leonardo Madelón en Unión es la capacidad de reciclarse y reinventarse. Tras un gran esfuerzo hecho entre semana por Copa Sudamericana, el entrenador cambió esquema y algunos apellidos, le dio batalla al puntero de la Superliga y obligó a Gallardo a tener que rectificar. El 5-4-1 del Tatengue encontró actuaciones destacadas de Walter Bou en el frente de ataque y Jalil Elías en la medular. No pudo sostenerlo, pero el elenco santafesino demostró por qué es uno de los proyectos más regulares de los últimos años en Argentina.

Pólvora mojada. Al día de la fecha, Colón es uno de los peores rendimientos de la Superliga. El equipo de Diego Osella lleva seis sin ganar, 300 minutos sin convertir goles y cada vez mira más de cerca la zona roja. Para colmo, registró apenas un 59% de acierto en pases ante Defensa y Justicia, en una actuación muy pobre de mitad de cancha hacia adelante. El Sabalero tiene talento y nombres, pero no encuentra funcionamiento y se consume la temporada.

Sostenerse desde el arco. Ante Argentinos, Lanús jugó uno de sus partidos más incómodos en toda la Superliga. De 267 pases que completa por encuentro, bajó hasta 207 y sufrió las embestidas del local durante todo el partido. No perdió porque al Bicho le faltó pegada y, sobre todo, por una gran actuación de Agustín Rossi. El ex-Boca le atajó un penal a Miguel Torrén, sostuvo con sus paradas el arco granate y le permitió al equipo de Luis Zubeldía rescatar un punto fuera de casa. Gran momento el del arquero surgido en Chacarita.

“Cerrar el partido” no siempre sale. Casi en simultáneo, Maradona y Falcioni perdieron dos puntos como local pese a ajustar sus esquemas para protegerse defensivamente. El Diez decidió sumar a Manuel Guanini y formar una zaga de cinco hombres para aguantar el resultado ante Patronato, sin embargo, Gabriel Ávalos se impuso en lo alto ante el ingresado, y tras ese pivoteo llegó el empate del Patrón. En el Florencio Solá, el entrenador de Banfield hizo lo propio mandando a Renato Civelli a la cancha, pero la suerte no cambió. Cristian González le ganó la espalda al zaguero y empató de cabeza para Rosario Central. El fútbol no es una ciencia exacta, capítulo mil.