Los libros ocultos de Estudiantes de La Plata.

LOS LIBROS OCULTOS DE ESTUDIANTES DE LA PLATA

El deporte en general y el fútbol en particular, han sido, son y serán un poderoso imán para políticos y gobiernos. Este es un fenómeno mundial que involucra a diversas banderías. Va desde la derecha a la izquierda e incluso a expresiones no democráticas. Muchos vieron y ven al deporte rey como un instrumento de poder. Un poder para hacer dinero, controlar y manipular. La historia que hoy pretendemos rescatar del ayer es la intervención del Club Estudiantes de La Plata, por parte del gobierno de la provincia de Buenos Aires en el año 1952, que convirtió al club platense, en la década del ’50, en el capítulo más paradigmático en las relaciones entre el mundo del fútbol y la política partidaria en nuestro país.

Estudiantes1953En 1946 ganó las elecciones presidenciales el Coronel Juan Domingo Perón, y volvería a triunfar en los comicios de 1951, resultando reelecto. Su segunda esposa fue Eva Duarte y ella es central en esta historia. Evita, como se la conoció, fue una Primera Dama que no pasó desapercibida durante el gobierno de su esposo. De enorme raigambre popular, y tras luchar con una grave enfermedad, falleció el 26 de julio de 1952. Un año antes se conoció un libro de su autoría, que se llamó “La razón de mi vida”. Este no era una detallada autobiografía pero sí una declaración de principios y una defensa a ultranza del gobierno de Perón, tal como ella misma lo explicó en el prólogo: “Este libro ha brotado de lo más íntimo de mi corazón. Por más que, a través de sus páginas, hablo de mis sentimientos, de mis pensamientos y de mi propia vida, en todo lo que he escrito, el menos advertido de mis lectores no encontrará otra cosa que la figura, el alma y la vida del General Perón y mi entrañable amor por su persona y por su causa”.

Un mes antes de fallecer,  la Provincia de Buenos Aires decretó su uso como libro de texto en las escuelas de educación primaria. Las demás provincias hicieron lo mismo a continuación, y la Fundación Eva Perón distribuyó cientos de miles de ejemplares gratis. Así como es necesario explicar uno de los componentes del presente relato, también debemos poner en contexto cuales eran las afinidades políticas de Estudiantes. Y precisamente el peronismo no lo era. En 1952 asumió como presidente Pincharrata César Ferri, identificado con el radicalismo y opositor al peronismo. En junio de ese año viviría el club la peor etapa de su vida institucional. El día 18, la sede platense fue “allanada” por la CGT de La Plata y la historia indica que se encontraron 2000 ejemplares “escondidos” del libro de Evita, el club fue acusado de “boicot” contra la “doctrina justicialista”.

la razon
La central obrera platense convocó inmediatamente a un acto en la Plaza San Martín para repudiar a la dirigencia de Estudiantes. Luego de un acto bastante concurrido, con la presencia del Intendente Carlos Parodi y el ministro de Gobierno bonaerense, José Martín Seminaro, los sindicalistas amenazaron con que “el pueblo tomaría el club” si los dirigentes no renunciaban. No hizo falta: el mayor Aloé, gobernador de la provincia, determinó la intervención de la institución. Entre los fundamentos de la medida figuraban la “concurrencia de la masa trabajadora y de todo el pueblo al acto de desagravio organizado en Plaza San Martín”. Aunque desalojada por el interventor, la Comisión directiva, siguió funcionando en la clandestinidad, amparada por el Club Everton.

5010961e3afea_538x366Fallecida Eva Duarte de Perón, en una decisión alabada y denostada con igual énfasis, el 9 de agosto de 1952, La Plata pasó a llamarse Ciudad Eva Perón. Los equipos de fútbol pasaron a ser Gimnasia y Estudiantes de Eva Perón. En la faz deportiva, éste fue un período negro para el club. Aunque no peleaba el campeonato de aquel año, tenía un equipo competitivo y con varios jugadores en la selección nacional. El arquero Gabriel Ogando y el centrodelantero Ricardo Infante, eran figuras insoslayables, tanto en el pincha como con la albiceleste. El terremoto político terminó afectando la faceta deportiva y tras los desaguisados del interventor, varios jugadores dejaron el club. En 1953, Estudiantes descendió por primera vez en su historia. El presidente destituido, César Ferri, volvió a ocupar el cargo, luego de la caída del peronismo, en 1955.

Por Luis Burgos
@chichongo