EUROPEOS EN AMÉRICA

0

André-Pierre Gignac es el golpe del mercado de pases latinoamericano. Despacio y en silencio, mientras la Copa América 2015 se lleva todas las miradas, Tigres de México sigue trabajando día y noche para hacer posible el sueño de la Libertadores, y el delantero que hace unas semanas atrás inflaba las redes de la Ligue 1, se prepara para hacer su debut fuera del viejo continente.

La prensa francesa no tomó bien la partida de Gignac del Olympique de Marsella. Incluso, hasta se habló de una posible renuncia de Marcelo Bielsa (luego fue desmentido), y aún hoy se rumorea que el delantero podría perder su lugar en la Selección Nacional. Poco importa esto en México, donde todos hablan del francés y otras 3 estrellas que llegaron junto a él -Ike Uche, Jurgen Damm (el jugador más rápido del mundo) y Javier Aquino- para sumarse a los ya prestigiosos nombres de Nahuel Guzmán, Guido Pizarro, Rafael Sobis, y Joffre Guerrón, entre otros.

DESTACADOS CASOS SIMILARES

1) CLARENCE SEEDORDF: El famoso mediocampista nació en Surinam, pero inició su carrera futbolística en el famoso Ajax dirigido por Louis Van Gaal, donde conquistó 4 titulos antes de ser transferido a la Sampdoria. En 1996, el inglés Fabio Capello posó sus ojos sobre él, y Real Madrid pagó por su ficha una cifra cercana a los 5 millones de euros. Fueron cuatro temporadas en las que Seedorf disputó 159 encuentros, conquistó 20 goles y gritó campéón de Liga, Champions League, Intercontinental y Supercopa de España.  Su estadía en el Bernabéu se acabó en 1999, cuando Inter de Milán lo compró por una cifra exorbitante para aquellos días: 24 millones de euros. Sin embargo, el holandés se marchó del club en 2002 sin titulos en su haber, y para jugar en el otro club de la ciudad, el AC Milan.

432 presentaciones, 62 conquistas y la excelente suma de 10 titulos, confirman a Seedorf como uno de los últimos emblemas de los Rossoneri. En 2012, con 36 años, el holandés decidió probar suerte en América, y firmó un contrato por 2 años con el Botafogo. En el primer año de aventura, solo registró 25 presencias, pero en 2013, jugó 56 encuentros, convirtió 15 tantos, ganó 3 titulos regionales y dio signos de vitalidad extraños para un jugador de 37 años. Además, sus imágenes llorando tras lograr la clasificación a la Copa Libertadores, dieron la vuelta al mundo. En ese sentido, Gignac saca ventajas: llega a un club que ya está en semifinales del certamen más importante de América a nivel clubes.

2) EMILIO BUTRAGUEÑO: La historia de un equipo que desaparece durante dos décadas para aparecer de manera esporádica, sería digna de un film. Mucho más si en 1993, el mismo conjunto es vendido a empresarios. Pero bien se le puede añadir un tinte aún más dramático u heroico: que en su primera temporada tras la inactividad, el mismo equipo logre un ascenso ya hablaría de una historia llena de emoción y hazaña. Pero siempre se puede ir más allá.

La historia del Celaya Fútbol Club es digna de una pelicula hollywoodense, pero es veridica y rompe con los limites. Porque tras lograr el ascenso a la Primera División del fútbol mexicano, hubo que sacar muchas cuentas para ver si se podían afrontar los costos. Incluso se pidió dinero a los habitantes del pueblo para poder remodelar el estadio. Pero las cuentas no solo dieron: hubo apoyos importantes que permitieron la contratación de una estrella mundial: Emilio Butragueño.

Con 32 años y ya convertido en leyenda del Real Madrid, el delantero español pisó suelo mexicano y habitó en él durante tres temporadas. En la primera, con el club a solo 2 años de haber vuelto a funcionar, Butragueño lideró al Celaya y lo llevó hasta la final del torneo tras marcar 17 goles y 8 asistencias en 34 partidos. Nexaca fue finalmente quien se alzó con el titulo y acabó con la ilusión del «Buitre» y de todo un país que había tomado cariño con el equipo solo por verlo a él.

3) PEP GUARDIOLA: El 20 de diciembre de 2005, el reconocido volante central que había ganado todo con Barcelona rompió con ciertos rumores: primero, el de que se retiraba del fútbol, y segundo, el de que seguiría su carrera en el Manchester City. Nada de eso. El destino de Guardiola fue Dorados de Sinaloa, más precisamente, México.

A decir verdad, la carrera de Guardiola fue excelente durante sus 11 años en Barcelona (385 presencias, 16 titulos), pero fue dificil su alejamiento del Camp Nou. Desde 2001 hasta su llegada a México, Pep disputó 73 partidos, es decir, un promedio de menos de 15 encuentros por temporada. Dentro de esa poca actividad, se incluye una suspensión de 4 meses por doping positivo. Ya en 2003, el ex blaugrana conoció la liga de Qatar junto a otras estrellas como Gabriel Batistuta, Claudio Caniggia y Fernando Hierro.

En su llegada a Sinaloa, sus palabras fueron: «Algunos dirán que es por dinero; aunque los desmienta, no me creen. Pero, básicamente fue porque aún quiero jugar al fútbol, por seguirme probando y por jugar en vuestra liga”. Disputó 10 encuentros y la mayoría de ellos, infiltrado por problemas en su espalda. Convirtió 1 gol -de tiro libre-, afianzó su amistad con Juanma Lillo, y se ganó el cariño de todos sus compañeros: «Fue víctima de la altura, y nosotros teníamos que acostumbrarnos a entrenarnos en malas instalaciones, pero él se adaptó a todo sin quejarse en ningún momento». Sin embargo, el lado deportivo dejo que desear: Dorados no pudo evitar el descenso de categoría, y Pep, tras negarse a aquello y pedir que se reléa el reglamento, decidió poner punto final a su exitosa carrera como jugador para dirigir al Barcelona B.

4) DANI GUIZA: Tiene 34 años y está sin club. Recibió una oferta de Olimpia de Paraguay pero se negó: «Soy muy cerrista». Es que el delantero español que supo ganar la Eurocopa 2008 con su selección, llegó en 2013 al continente sudamericano para vestir los colores de Cerro Porteño.

Había jugado en Mallorca, Recreativo Huelva y Barcelona B, pero su despegue se dio en 2003 con la camiseta del Ciudad, equipo que militaba en la Segunda División y con el que convirtió 36 goles. Su carrera siguió en alza tras ser transferido al Getafe, y en la Primera División, convertir 27 goles en 2 temporadas. Mallorca, club de sus inicios, decidió darle otra oportunidad, y bien merecida la tuvo: ya era un goleador que daba que hablar en todo el mundo. En su regreso a casa, Guiza sorprendió a propios y extraños: acabó como Pichichi de la Liga por encima de otras figuras como Samuel Eto’o, Raúl y David Villa, tras marcar 29 tantos. Aquel fue su año consagratorio, ya que también se dio el lujo de jugar para la Selección de España y gritar campeón de la Eurocopa (anotó 1 tanto).

3 temporadas en Fenerbahce, y un regreso sin éxito al Getafe antes de jugar en la exótica liga de Malasia fueron el recorrido de un delantero que con el tiempo fue perdiendo relevancia. Guiza buscó en Sudamerica reencontrarse con su nivel, y tuvo un 2014 aceptable con 17 gritos. Ahora, busca club para terminar su carrera de la mejor manera posible. ¿Seguirá en suelo americano o volverá a su tierra natal?

5) JUANMI CALLEJÓN: Las carreras futbolisticas de dos hermanos suelen ser opuestas: por lo general, uno logra más facil o rápido sus pretenciones, mientras el otro deambula por varios clubes de menor renombre. Ejemplos hay muchos, pero es muy probable que todos conozcan a José Callejón, el ex delantero del Real Madrid y la Selección de España que hoy viste la camiseta del Napoli. Este extremo derecho de 27 años tiene un hermano que es apenas un año menor a él, y también dio sus primeros pasos en los segundos equipos del Real Madrid, hasta que en 2008 probó suerte en Mallorca. La experiencia no fue buena: Juanmi solo jugó 1 partido, para luego ser cedido a equipos de Segunda División como Albacete, Córdoba y Hércules. Fue en el Córdoba con el que marcó sus primeros 4 goles como profesional, y fue en Hércules donde permaneció durante dos temporadas para poner freno al promedio de 1 club por temporada que arrastraba.

En enero de 2013, rescindió su contrato y emigró a Grecia para representar al Levadiakos FC, sin embargo, allí tampoco tuvo suerte: solo jugó 12 partidos. Sin embargo, después de tantos tropiezos, el renacer futbolistico de Juanmi Callejón estaba más cerca de lo que él creía, y en un horizonte inesperado. Desde Bolivia, los dirigentes del histórico Bolivar enfatizaron para darle una oportunidad a este volante ofensivo que de chico, prometía más que su propio hermano, hoy en Nápoli. Días más tarde, el menos de los Callejón ya estaba en suelo sudamericano: «El mero hecho de venir a Bolivia para mí no es un paso atrás, sino una nueva experiencia y un gran reto. Espero que salga todo bien». Sin dudas, fue una apuesta. Y vaya si salió bien: 90 partidos (había disputado 87 en toda su carrera antes de llegar a Bolivar) y 38 gritos de gol, más la posibilidad de coronarse campeón en los Apertura 2014 (máximo artillero) y Clausura 2015. En la Copa Libertadores, su equipo llegó hasta semifinales y fue eliminado a manos del futuro campeón: San Lorenzo.

Ahora, las ofertas desde el viejo continente volvieron a aparecer, pero desde Bolivar están desesperados para que Juanmi Callejón continúe en el equipo. El jugador tendrá una dificil decisión: volver a Europa para retomar sus sueños truncos, o continuar en el feliz mundo de Bolivia, donde se encontró con los goles y el fútbol.


* ACLARACIÓN IMPORTANTE: Para mayor facilidad en la elección, se han omitido los casos de emblemáticos jugadores europeos que actuaron en el fútbol estadounidense.

Share.

About Author

1994. Si no rueda una pelota me siento incompleto. Cuando sea grande diré que vi jugar a Messi. Disfruto de leer y escribir.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!