LA GLORIA QUE QUEDÓ BAJO LA ALFOMBRA

Muchos fueron los equipos que han salido campeones de algún torneo internacional a lo largo de la historia. A los mas ganadores los conocemos todos. Real Madrid, Milan, Barcelona, Manchester United, quizás les podamos agregar otros como Liverpool, Bayern Munich, y alguno que otro. Pero en este caso queremos recordar a aquellos equipos que se han consagrado en alguna competición y hoy son practicamente campeones olvidados.

Nottingham Forest: 1979 y 1980

La carrera del Nottingham Forest en busca de la Champions League comienza en la temporada 76-77, cuando consiguieron el tan ansiado ascenso a la Primera División inglesa. Ese mismo año, obtendrían sorpresivamente el segundo lugar en la tabla de posiciones, lo que les permitiría disputar la Copa de Campeones del año siguiente. Tan perfecto que asustaba. En su primera temporada en la máxima categoría, el equipo ingles se ganó el derecho de clasificar a una competición internacional.
Nottingham enfrentó al poderoso Liverpool en los dieciseisavos de final, y contra todo pronóstico, los dirigidos por Brian Clough se impusieron ante los Reds por 2-0 en el partido de ida. 0-0 en la revancha y clasificación para el humilde equipo ingles. En las siguientes rondas, las victimas fueron el AEK Atenas (7 a 2 en el global), Grasshopper Club Zurich (global de 5 a 2), y el FC Koln (Global de 4 a 3).

Finalmente, el 30 de mayo del 79, Nottingham haría historia. El rival de turno era el FC. Malmo de Suecia, y el escenario el estadio Olimpico de Munich. Trevor Francis, jugador por el cual se había pagado 1 millón de libras (obtenidas gracias al segundo puesto en liga) había recibido días antes el permiso de la UEFA para poder disputar competiciones europeas con su club, debido a que por una regla del momento el jugador no había estado habilitado para realizar dicha tarea.

Francis, por el cual tanto se había pagado, marco el único gol del partido y así, el humilde equipo inglés se coronaba campeón de la Champions por primera vez en su historia. En la actualidad, Nottingham un récord poco grato: es el único equipo campeón de Europa en descender a la tercerca división de su país.

Un año después, por la misma competición, el equipo inglés repetiría hazaña, esta vez frente al Hamburgo en cancha del Real Madrid. Tras vencer por 3 a 1 al Oster FC en el global, limpió al FC. Arges Pitesti rumano (3 a 2), al Dinamo Berlin (mismo resultado global) y al Ajax (2 a 1). En la final ante los alemanes, John Robertson marcó el único tanto del partido coronando nuevamente al Nottingham como campeón de Europa.

Aston Villa 1982

Tras los malos recuerdos de los años 70, en los que el Aston Villa llegó a descender hasta la tercera división inglesa, vinieron momentos de mucha alegría para los fanáticos de la entidad de Birmingham.  En la temporada 74/75, tras 4 años en el ascenso, el equipo inglés volvió a Primera División, y no solo eso, si no que también llegó a conquistar la copa de la liga.

Luego de 6 años consolidados en la Primera División, llegamos a la temporada 81-82, en la cual el equipo celeste y grana se coronaria campeón, titulo que obviamente le permitía jugar la copa de campeones. El comienzo fue estupendo. Tras apabullar al Valur islandés por 7 a 0 en el global, vinieron rivales como Dinamo Berlin, Dinamo de Kiev y el Anderlecht.

Ya en la final, Aston Villa debía medirse ante el poderoso Bayern Munich, el cual poseía una increíble marca de 14 goles de 6 partidos. El cotejo definitorio se disputó en Rotterdam, y tras un comienzo accidentado luego de que el arquero del Aston Villa se lesione el hombro a los 9 minutos de juego, llegó en el minuto 64 el gol de Peter Withe que le daría a los «villanos» el tan ansiado trofeo.
La temporada siguiente no fue del todo buena. Si bien ganaron la Supercopa frente al Barcelona, no pudieron frente a Peñarol de Uruguay en la Copa Intercontinental. En la liga finalizaron sextos, mientras que en la copa europea quedaron eliminados en cuartos de final frente a la Juventus de Michel Platini. Así, se terminaba el exitoso ciclo del Aston Villa. Desde aquel entonces, no ha vuelto a participar de la Champions League.

Estrella Roja de Belgrado 1991

Si queremos saber como fue que la Estrella Roja conquistó la Copa de Campeones de Europa de 1991, debemos retroceder en el tiempo hasta principios de los 80. En ese entonces, el presente del equipo yugoslavo no era de los mejores, pero tampoco se puede decir que era malo. Es decir, era un equipo con irregularidades. Con la llegada de jugadores jóvenes -los cuales se creía que eran necesarios para el buen andar del equipo- se consiguió el primer puesto en la liga yugoslava en 2 ocasiones: 1988 y 1990.

La obtención de estos títulos permitía al equipo rojiblanco participar de la Copa de Campeones de los años siguientes, es decir, la edición 88-89 y 91-92. En la primera, la actuación de los yugoslavos no fue tan buena como se esperaba. Tras vencer por un resultado global de 8 a 0 al Dundalk FC de Irlanda el rival a vencer era AC.Milán. Tras igualar 1 a 1 en Italia, se venia la vuelta en Belgrado. Todo iba bien para el Estrella Roja. El gol de Savicevic a 5 minutos de comenzada la segunda parte, hacia pensar que el sueño de la clasificación a cuartos de final era cada vez mas posible. Pero 15 minutos después, el arbitro decretó la suspensión del juego debido a la niebla que había en el campo de juego. Todos pensaban que el partido se iba a reanudar desde el minuto en el que había sido suspendido, pero polemicamente, la UEFA decidió que el partido se reanude desde el principio y sin convalidar el gol marcado por Savicevic. El resultado del nuevo partido fue empate por 1-1. Los penales debían definir qué equipo integraría los cuartos de final, y las fallas de Savivecic y Mrkela decretaron la eliminación de los yugoslavos.

En la edición del año 91, la suerte fue mayor para Estrella Roja. Tras eliminar al Grasshopper suizo en dieciseisavos, al Glasgow Rangers escocés en octavos de final, al Dynamo Drasden de Alemania. y al mismísimo Bayern Munich en las semifinales, tocaba enfrentar en la final al Olympique de Marsella. El estadio San Nicola de Bári estaba repleto, y la ansiedad se multiplicaba para ambos equipos. Tras un aburrido 0 a 0 en los 90′ reglamentarios, se debía definir por penales. Sí, una vez más, los penales definirían el destino de gloria o frustración. Esta vez, la suerte estuvo del lado de los yugoslavos, que ganarían la definición desde los doce pasos y se convertirían en los flamantes campeones.

Al año siguiente, Estrella Roja también ganaría la Copa Intercontinental tras golear al Colo-Colo por 3-0. Ese seria el ultimo titulo internacional que iba a conseguir, ya que en la edición 1992 de la Copa de Campeones, quedaría eliminado en manos de la Sampdoria.