Alejandro Donatti - Diego Rodríguez

SAN LORENZO: RETOQUES QUE AFIANZAN UNA IDEA

La primera parte de la Superliga 2019/20 tuvo para San Lorenzo suerte dispar. El fulgurante inicio del ciclo Juan Antonio Pizzi y su posterior declive hasta la recuperación con Diego Monarriz, dejó al Ciclón a la vera del campeonato. Ante este panorama, potenciar las buenas características del once azulgrana con refuerzos de jerarquía fue el pedido de Monarriz a la dirigencia.

De esta forma, Diego Rodríguez (30) y Alejandro Donatti (33) aparecen como una garantía de rendimiento en un equipo que está a tiro en la Superliga. Tras la partida de Marcos Senesi con el torneo iniciado, la zaga central quedó trunca. La floja participación de Ramón Arias obligó al entrenador a buscar otras alternativas, y la figura de Donatti emerge como la solución. El zaguero proveniente de Racing aporta juego aéreo en ambas áreas y buen manejo con la pelota para salir desde el fondo, lo que se adapta a la perfección con las características del equipo y de su compañero de zaga, Fabricio Coloccini.

En una tónica similar, Diego Rodríguez llega para suplir la poca contención que San Lorenzo suele tener cuando pierde la pelota. El uruguayo ex Independiente competirá por un puesto con Gerónimo Poblete, volante con características más de asociación, pero aparece como la vía de escape para permitirle a Monarriz para sostener el volumen ofensivo del equipo.

Si tomamos el molde del último partido de San Lorenzo ante River (5-2-2-1), el “Torito” puede formar un buen tándem con Juan Ramírez en la contención del equipo y liberar de tareas defensivas a Óscar y Ángel Romero para explotarlos de forma más eficaz en la zona ofensiva del terreno. En el caso de Donatti, su inclusión en el equipo es más simple en cuanto a las características y rendimientos, aunque su condición física reciente puede ser un inconveniente a futuro.

«¿El esquema? Hay que tener Plan A, B y C, se arranca el torneo con tres partidos en una semana, habrá poca recuperación. Estamos probando dos sistemas pero el esquema te lo marca el jugador».

Diego Monarriz

La decisión de Monarriz con estos refuerzos más adecuados a un molde tradicional debe ser qué esquema utilizar. Si la elección es profundizar el 5-2-2-1, el trabajo de Marcelo Herrera y Bruno Pitton en bandas será vital para estirar las defensas rivales y buscar los espacios por dentro para los hermanos Romero. Por otro lado, con un volante de corte clásico como Rodríguez, regresar a la defensa de cuatro y agregar un mediocampista mixto como Lucas Menossi sería una variante muy útil para generar más sociedades con los Romero y Juan Ramírez, y de esta manera abastecer al centrodelantero que, ante la ausencia de Adolfo Gaich al principio del torneo, se cree será Nicolás Blandi. En definitiva, en un mercado de pases muy calmo, San Lorenzo, que se encuentra cerca de lo mas alto, suma a dos futbolistas que ya saben lo que es salir campeón con equipos grandes.