Estudiantes 0-2 River

SIGUE SUMANDO RECURSOS

En el partido ante Estudiantes, el Millonario encontró nuevas variantes en su presión y el ataque para vulnerar a su rival dentro de su 5-3-2 habitual en este 2020. 

Un ejemplo de perfeccionar un andamiaje exitoso -una de las tareas más difíciles para un entrenador- es el River de Marcelo Gallardo. En estos cinco años desde su llegada a Núñez, el entrenador pasó por distintos esquemas y formas futbolísticas, pero en este 2020 optó por un 5-3-2 para reemplazar la esencial función de Exequiel Palacios en el mediocampo. Aunque estaba la incógnita de saber si River podría adaptarse a un sistema poco utilizado en el fútbol argentino y si iba a poder perfeccionar el nivel alcanzado durante 2019, las respuestas no tardaron en llegar.

El Millonario ya dio muestras, no solo de mantener su rendimiento futbolístico, sino que también pudo agregar matices y recursos a su funcionamiento. El pressing medio/alto, triangulaciones por las bandas, desmarques al espacio de sus delanteros y la dinámica de sus volantes ya eran características del equipo de Gallardo, pero con este sistema ganó mayor solidez defensiva con sus tres centrales (Robert Rojas en un nivel altísimo), mayor profundidad en los costados y criterio en su juego posicional.

Además, River logra encontrar variantes cuando no puede ejercer su plan inicial, tal como sucedió ante Estudiantes en La Plata. Gabriel Milito apostó por persecuciones individuales en mitad de cancha para incomodar la generación de juego del visitante y lo complicó durante todo el primer tiempo, pero el líder del torneo encontró la llave del partido a través del juego directo hacia Matías Suárez y Rafael Santos Borré, quienes superaron en los duelos individuales casi siempre a Jonathan Schunke y Juan Fuentes.

Por último, el respaldo de un tercero central, también le permite mejorar su presión en banda, con Gonzalo Montiel y Milton Casco, quienes además, saben interiorizar su posición para generar superioridad numérica yy evitar transiciones del rival. De esta manera, con nuevas formas que no anulan a las anteriores, River se afianza como el puntero de la Superliga e incluso maximiza su repertorio futbolístico para seguir soñando con el título.