Boca 2-0 Universitario. Debut 2020

BOCA: CINCO CLAVES DEL DEBUT EN 2020

En el regreso de Miguel Ángel Russo a la conducción técnica, Boca venció por 2-0 a Universitario, con goles de Sebastián Villa -de penal- y Ramón Ábila -ingresó desde el banco, convirtió y se fue expulsado-. Repasamos cinco claves de lo que fue el debut en 2020 para el conjunto xeneize.

1) DEMASIADO PRONTO PARA GRANDES CAMBIOS

Miguel Ángel Russo dio continuidad al esquema que utilizó Gustavo Alfaro durante el año anterior: 4-4-2, pero con la intención de poder tener más ratos de dominio. Carlos Tevez jugó por detrás un delantero de área como Franco Soldano, y las bandas fueron ocupadas por Eduardo Salvio y Sebastián Villa. La principal novedad radicó en la posición de Emanuel Reynoso, cerca de Jorman Campuzano en la base de la jugada. No obstante, y si bien fue de menor a mayor, a Boca le costó ser un equipo dominante y crear ocasiones de peligro. Llevará tiempo ver grandes cambios.

2) LAS LLAVES A REYNOSO

«Bebelo» jugó los 90 minutos, en una muestra del nuevo rol que Russo planea asignarle. Aún así, el cordobés estuvo falto de socios que le ayudaran a darle el control de la pelota a Boca. Con Salvio y Villa muy pinchados en las bandas y alejados de la base, se debió recurrir a envíos muy verticales que más de una vez precipitaron los ataques. Carlos Tevez fue el principal socio que tuvo Reynoso, y aunque aguantó bien de espaldas en más de una ocasión, no estuvo fino en el último toque, también perjudicado por la falta de llegada desde segunda línea.

3) BIEN EN LO FÍSICO, SALVIO ES RECURSO TOP

Estando aún en plena pretemporada, Eduardo Salvio mostró un arranque y una velocidad que lo volvieron un argumento incostestable para la defensa de Universitario. Cuando Boca se juntó en banda izquierda, el ex Benfica y Julio Buffarini formaron una dupla interesante para atacar el lado opuesto. Sin dudas, si logra evitar las lesiones, Salvio puede ser uno de los mejores valores del fútbol argentino.

4) FABRA Y VILLA NECESITAN COSAS DISTINTAS

Los colombianos compartieron banda izquierda, pero a priori no parecen futbolistas que logren complementarse con naturalidad. Fabra, lateral asociativo, necesita involucrarse en la circulación ofensiva, ya que es un perfil con una técnica muy depurada y capaz de crear ventajas con sus intervenciones. Pero Villa, siempre muy ávido por hacer pesar su velocidad, es un futbolista que suele no esperar a nadie e intentar el desequilibrio individual. Además, el extremo se siente cómodo cerca de la raya lateral, jugando uno contra uno; de esta manera, no logra despejar el carril para una cómoda proyección de Fabra.

5) OBANDO SE HIZO NOTAR

Los partidos suelen desnaturalizarse cuando se realizan muchos cambios, pero esta vez, Boca logró obtener sensaciones positivas e incluso hizo valer su mejor recambio. Mucho de esto se ejemplificó en la participación de Agustín Obando, que como volante zurdo lanzó un centro teledirigido a la cabeza de Ramón Ábila para el segundo gol, y se creó otra chance de gol que no pudo convertir. Se trata de un perfil que no abunda en Boca, y que incluso es de las principales búsquedas en el mercado de pase: zurdo con capacidad para hacer el recorrido largo y desbordar.