Arsenal Argentinos | Superliga 2019/20

LO QUE FUERON Y LO QUE QUIEREN SER

Además de los tres puntos en juego para definir posición en la tabla, el último partido de cada torneo suele estar cargado de cierta reflexión. El cierre de una etapa siempre da paso a balances. El de Arsenal de Sarandí y Argentinos Juniors, de seguro sería positivo, pero los triunfos logrados ante Aldosivi y Rosario Central respectivamente, ayudaron a mirar hacia atrás y adelante con optimismo. La goleada del Arse (4-0) significó además el primer triunfo del año; mientras que el Bicho, por su parte, puede cerrar el torneo en el podio y como el mejor equipo en condición de local. Pero más allá de las victorias en sí mismas y su valor estadístico, para Arsenal y Argentinos sendos triunfos fueron una forma de recordar lo que fueron y lo que quieren ser.

Los dirigidos por Sergio Rondina no dieron oportunidad a que Aldosivi -de levantada en 2020- ganara confianza y se acomodara en el partido; tras probar sin éxito con un 4-4-1-1 en la visita a Rosario Central, el entrenador del Arse regresó a las fuentes: 4-3-1-2 con Emiliano Méndez y Lautaro Parisi como reemplazantes de Lucas Piovi y Juan Cruz Kaprof, dos grandes valores del equipo en la Superliga, ausentes por lesión. Con Jesús Soraire y Gastón Álvarez Suárez como motores en el mediocampo y Nicolás Giménez moviéndose mucho, los del Viaducto lograron encaminar rápido el encuentro y se reencontraron con el fútbol ofensivo, dinámico y valiente que supieron mostrar en gran parte del torneo.

Por su parte, Argentinos Juniors recibió a Rosario Central en un duelo que puede significar mucho una vez se definan los cupos a copas internacionales. El Bicho llegó cabizbajo tras caer eliminado en Copa Sudamericana y perder en su visita a Vélez. Incluso, en la primera mitad no logró imponer condiciones como suele hacer en el Diego Armando Maradona. Un gol de Marco Ruben pareció agudizar el mal momento, pero los de Diego Dabove se aferraron a sus referentes para cerrar el torneo con un triunfo ante su público. Miguel Torrén y Carlos Quintana, dos pilares de la gran primera mitad de certámen, conectaron para sellar el empate que encarriló el trámite. En el complemento, los de Diego Dabove se parecieron a aquel equipo intenso que llegó a liderar la Superliga. Con Francis Mac Allister y Fausto Vera haciéndose fuertes en los duelos individuales; la defensa manteniendo al equipo lejos de su arco; Gabriel Hauche y Santiago Silva listos para exigir a la defensa rival. Argentinos asfixió a Rosario Central y siempre dio la sensación de estar más cerca del gol que su rival.

Además del cierre de torneo con triunfo, Arsenal y Argentinos, Rondina y Dabove, tienen puntos en común. Dos entrenadores que saben sacar lo mejor de un plantel corto para cumplir y hasta superar las expectativas; dos equipos solidarios, con un estilo de juego que buscaron mantener en cada jornada. Dos equipos con altibajos y limitaciones, pero que supieron transformarse en un atractivo de la Superliga 2019/20.