Argentina 0-0 España | Mundial Sub 17

SUB 17: CINCO VIRTUDES EN EL DEBUT ANTE ESPAÑA

La Selección Argentina se estrenó en el Mundial Sub 17 con un empate 0-0 ante España. Los dirigidos por Pablo Aimar enfrentaron a un buen equipo, pero aún así estuvieron muy cerca de llevarse el triunfo. Repasamos algunos de los puntos destacados en la Albiceleste.

DOMINIO: El proceso de Aimar está marcado por un intento de protagonizar desde un estilo propositivo. Y ante España, un rival con buenas individualidades, Argentina logró ser quien llevara las riendas del encuentro. La Albiceleste se ordenó desde un 4-3-1-2 asimétrico, con un extremo izquierdo sin demasiados compromisos defensivos. El tridente en mediocampo, así como la predisposición de defensores y mediapunta, pesaron para que Argentina cuidara la pelota ante un rival que suele hacer de la tenencia un culto. Principalmente en el segundo tiempo, el dominio fue muy marcado.

FLEXIBILIDAD: Si bien la idea principal pasa por ser paciente hasta encontrar los espacios, Argentina también se adapta a una mayor verticalidad a campo abierto. Puede crear una ocasión de gol con pocos pases previos. Pero a la hora de organizar el juego desde atrás, hay variantes trabajadas. Se alterna el mediocentro que baja a crear superioridad numérica e incluso se permite el retroceso del mediapunta cuando los demás están tapados. Esto genera que interiores ganen metros para compensar la falta de una amenaza entre líneas. Y en defensa, la Albiceleste supo alternar entre una presión más agresiva -con ambos pivotes tomando a los interiores rivales- y un bloque más retrasado en el que el retroceso del extremo ayudaba a formar dos líneas de cuatro.

SEGURIDAD DEFENSIVA: Los dirigidos por Aimar no pasaron grandes sobresaltos. Sólo los arranques a puro engaño de Pedri -el mejor jugador español- lograron intimidar a la última línea. En el lateral derecho, Kévin Lomónaco se mostró firme y dispuesto a subir cuando la jugada se organizaba en sector opuesto, liberando así espacio por delante suyo. La dupla Francisco Flores y Bruno Amione también transmitió seguridad. El zaguero zurdo que actúa en Belgrano, destaca también en cambios de frente muy precisos. Y en el lateral izquierdo, Luciano Vera se mostró algo más contenido por la amenaza de Pedri, por actuar a perfil cambiado y también por tener delante suyo un extremo claro, pero aún así, fue capaz de asociarse en corto con precisión.

PALACIOS: Con un remate desde atrás de mitad de cancha, el juvenil de San Lorenzo ayudó a que sus compañeros liberaran la tensión inicial que se palpaba en diversas acciones. A partir de allí, Argentina jugó más cómoda. Palacios también ayudó a ganar seguridad en los primeros pases retrasando su posición con la intención de progresar haciéndose eje. El ’10’ protagonizó gran parte de las ocasiones generadas por la Selección.

ZEBALLOS: El extremo que actúa en Boca mostró una gran capacidad de desequilibrio en los metros finales. Con amagues, arranques y velocidad, fue capaz de ganar con frecuencia su duelo individual, y llegar al fondo hasta centrar. Le faltó terminar mejor las jugadas, pero cada vez que tuvo la pelota dejó la sensación de que podía hacer daño. A campo abierto es un arma temible. Sus corridas ayudaron a ganar metros. Y en defensa, cuando la jugada progresaba en sector opuesto, Zeballos cumplió la función de cerrar su sector formando dos líneas de cuatro.

ASÍ JUEGA LA SUB 17 DE PABLO AIMAR