EL JURAMENTO DE ROSARIO CENTRAL

0

Rosario es una tierra de gigantes. De los que suelen leerse en mitos y leyendas. Pero éstos son diferentes; se pueden ver y comprobar las hazañas que han realizado. De manera menos probable, no sería raro encontrar alguno en las calles. Pasan cerca de uno y lo aplastan con ese halo de gloria ya olvidada que los rodea. Así era Don Ángel Zof, el profesor que llevó a Rosario Central a ganar su cuarta y última estrella a nivel nacional. Fallecido el 26 de Noviembre de 2015, ”El Viejo”, aquel con quien en su momento debutó Ángel Di María, es el técnico más ganador del Canalla. La hazaña lograda en la Temporada 1986/87 se recuerda con orgullo en la mitad de Rosario, aunque todo haya iniciado en 1984.

Arrastrando un promedio extremadamente flojo, Rosario Central descendía a la B Nacional junto con Atlanta, mientras que Argentinos, salía campeón, iniciando un camino que tendría su fin en uno de los mejores partidos de la historia de la Copa Intercontinental: contra la Juventus de Michel Platini. El plantel Canalla se juramentó con volver a la máxima categoría lo antes posible. Y el equipo no defraudó en lo absoluto; con 25 victorias sobre 42 partidos jugados, el Canalla regresó el siguiente año. Pero al parecer, a la promesa se la tomaron muy en serio. No se conformaron con el ascenso, y ya en Primera, se volvieron la sorpresa del Campeonato. Central inició su recorrido contra San Lorenzo de Almagro, empatando 1-1 con el gol de Adelqui Cornaglia. En la tercera jornada, dio el primer batacazo; con tantos de Juan Urruti y Omar Palma, el equipo de Zof derrotó por 2-1 al último campeón del Mundo, River Plate y en el mismísimo Monumental. La primera desilusión ocurrió la fecha siguiente, en casa; 2-4 contra Independiente. Tras el empate con Instituto en la quinta fecha, el conjunto azul y oro estuvo nueve jornadas sin perder, incluyendo una victoria contra Boca Juniors por 2-1, y un empate sin goles como local ante su eterno rival, Newell’s. De visitante, conocieron la derrota ante Racing en un partido que terminó 4-3, siendo de los mejores del Torneo. Esto desencadenó una etapa muy irregular, finalizando el año con cuatro partidos consecutivos sin conocer la victoria. Pero Zof logró encontrar el rumbo. Central volvió a empatar con Newell’s sin goles, y llegó a la última fecha con tres victorias consecutivas ante Gimnasia de La Plata, Argentinos y Unión respectivamente, por lo que se encontraba dos puntos arriba de sus perseguidores: Newell’s e Independiente. Dependía de sí mismo para ser campeón. El escenario fue el estadio de Temperley, completamente colmado por hinchas canallas que hicieron 315 kilómetros para presenciar la posible coronación de su equipo. A la cancha, salieron Lanari; Hernan Díaz, Cuffaro Russo, Bauza, Pedernera; Gasparini, Cornaglia, Palma; Escudero, Galloni y Lanzidei.

 Resultado de imagen para central temperley 1987

El vigésimo gol de Omar Palma en el campeonato, de penal, ocasionó la explosión del estadio, más azul y oro que nunca. El empate a un gol era suficiente para que Rosario Central se consagrara como campeón de un gran Torneo, siendo de los menos destacables de la década, pero dejando muy difíciles rivales en el camino. Así, el equipo de Ángel Zof estableció un récord que todavía mantiene; es el primer equipo en la historia del fútbol argentino que dio la vuelta tras regresar de la segunda división. El ‘’Viejo’’ renovó su contrato hasta 1991 y no logró ganar nada más con el conjunto rosarino en dicho período, algo que consiguió con creces en su segunda estadía en el club cuando salió campeón de la Copa Conmebol en 1995 tras una memorable final contra Atlético Mineiro. Sin embargo, la promesa había sido cumplida, y la deuda con la generación que contempló el descenso, estaba completamente saldada.

Share.

About Author

Un romántico del futbol. Messista. Argentino por sobre todo. Junto letras en @PasionFulbo y @Uni_Futbolero. Muy ocasionalmente en @KaiserFootball.

Leave A Reply