HECHOS PARA GANAR

3

«Que de la mano, de Don Revie, todos la vuelta vamos a dar». Esa podría haber sido la canción de moda entonada por los fanáticos del Leeds United en el año ´62 si el club ingles tuviese sede en Argentina. Pero no, está situado en la ciudad de Leeds, Inglaterra, como su nombre lo indica. Más precisamente en West Yorkshire, al norte del país.

Leeds United es un club fundado a finales de 1919 que consiguió su primer título –Second División– en 1924, ganándose así el derecho de disputar el torneo de la máxima categoría inglesa, pese a tener pocos años de existencia. Luego de ese ascenso no consiguió nuevos títulos, hasta el año 1962, de la mano del ya mencionado Don Revie, con quien logró nuevamente el ascenso a primera división tras haber descendido otras tres veces (en 1930, ´46, y ´59). Esta ultima perdida de categoría marcó un antes y un después en la historia del club.

Al comenzar la temporada 60-61, Donald George «Don» Revie se conviertió en nuevo DT de la institución Yorkshiana, y tras dos malas campañas en segunda división (una al borde del descenso a la tercera categoría), se daría lo que luego seria «el comienzo» del predominio del Leeds en Europa. Tras finalizar en quinta posición la temporada 62-63, Don Revie consiguió el tan esperado ascenso para el club en 1964, y lo hizo con un gran numero de 24 partidos ganados, 12 empatados y solo 3 perdidos. Además, marcó 71 goles y solo recibió 34.

En su primera temporada en Primera División, «Don» consiguió llevar a su equipo al segundo puesto, empatado en 61 puntos con el Manchester United, pero finalmente los «Red Devils» se quedaron con el titulo debido a la diferencia de gol. El equipo de ese año contaba con grandes estrellas del momento, como Alan Peacock, quien llegó al club ese mismo año proveniente del Middlesbrough, o Johnny Giles, un histórico del Leeds. Ese mismo año, el equipo también consiguió llegar hasta la final de la FA Cup, en la cual cayó derrotado por 2 a 1 frente al Liverpool.

Con el segundo puesto liguero, también llegó la posibilidad de disputar la Copa de Ferias, antecesora de la UEFA Europa League. En esa edición, el Leeds perdió por penales frente al Zaragoza español, en las semifinales de dicha competición. Al año siguiente volvió a repetir resultado en la liga, finalizando detrás del Liverpool e igualado en puntos con el Burnley. En la Copa de Ferias, finalizó subcampeón, tras caer derrotado 2 a 0 frente al Dinamo Zagreb.
Tras dos años seguidos finalizando en cuarta posición (uno en el cual se adjudicó la Copa de Ferias tras ganarle 1 a 0 en el global al Ferencváros TC húngaro, y la Capital One Cup, tras vencer 1 a 0 al Arsenal) llegó el tan esperado primer titulo nacional, en 1968. Ese mismo año, se comenzaría a forjar el peculiar odio entre Don Revie y Brian Clough, entrenador del Derby County, quien conseguiría ascender a primera división ese mismo año. ¿A que se debía ese odio?. Resulta que en la temporada 67-68, Leeds debía visitar la ciudad de Derby para jugar el encuentro de la tercera ronda de la FA Cup. Antes de comenzar el partido, Revie habría negado un saludo al DT del Derby, desatando la ira de este ultimo, quien luego de eso, comenzó a acusarlos -y con razón- de ser «sucios» a la hora de jugar al fútbol, ya que en ese momento, «los blancos» se habían caracterizado por la extrema violencia utilizada a la hora de ir a disputar pelotas en cada uno de sus partidos, ganándose el apodo «The Dirty Leeds» (Los sucios de Leeds).

Volviendo al campeonato, Leeds había terminado por encima de grandes equipos, como el Liverpool, Arsenal y Manchester United, sumado a que también tendría la posibilidad de disputar la primera Copa de Campeones de Europa en la historia del club. Ya en la copa, y tras finalizar en segunda posición en la temporada 69-70, detrás del Everton, Leeds debía enfrentarse en dieciseisavos de final al humilde FC Lyn Oslo noruego, al cual apabulló 10 a 0 en el partido de ida disputado en Inglaterra, y 6 a 0 en la vuelta disputada en el país escandinavo. En octavos de final, tocaba enfrentarse al ya conocido Ferencváros TC, al cual venció 3 a 0 en la ida, y por el mismo resultado en la vuelta. Los cuartos de final lo enfrentaron al Standar Lieja belga, venciendo en ambos partidos por 1 a 0. En semis, el rival de turno era el poderoso Celtic de Glasgow, el cual finalizó con el sueño de Leeds en Europa. El partido de ida, en Inglaterra, fue 1 a 0 para los visitantes, y el de vuelta, 2 a 1 para los mismos.

Al año siguiente, ya sin Copa de Europa, debió «conformarse» con vencer a la Juventus en la final de la Copa de Ferias, siendo el ultimo titulo internacional de Don Revie en «los blancos».

No hubo nuevos títulos sino hasta la temporada 73-74, cuando finalizó primero por delante del Liverpool y el Derby County de Clough, quien luego de ese año, remplazaría a Revie debido a que este ultimo abandonó Yorkshire para hacerse cargo de la Selección de Inglaterra.

El final de «Don», también fue el final de Leeds. Brian Clough lo reemplazo en su cargo, generando sorpresa en los medios. Y no era para menos. El ex entrenador del Derby County, que tanto se había llenado la boca hablando de la suciedad del Leeds, ahora asumía a la conducción técnica. ¿El motivo? Simple. Era tanta la rivalidad entre Clough y Don Revie, que Brian decidió hacerse cargo del Leeds para demostrarle a los jugadores y al mundo entero que sus métodos eran más efectivos, y no había necesidad de recurrir al juego brusco. Sin embargo, Clough fue victima del rechazo de su plantel, y solo duró 44 días en el cargo. Leeds jamás volvió a ser lo que era. Hasta el día de hoy, solo volvió a conseguir un título en 1991, con Eric Cantona como principal figura. Muchos fueron los históricos jugadores que decidieron escapar de esa realidad, como Johnny Giles, Billy Bremner (capitán del club en el ciclo de Revie), Terry Cooper y Bryan Hunter, algo que contribuyó a que el club no volviera a ser el mismo.
 

LAS 3 CLAVES DEL EXITO:

1) MAS QUE UN EQUIPO, UNA FAMILIA:

Mas que como jugadores a su cargo, Don Revie los veía como hijos. Los masajeaba uno por uno al finalizar los partidos, se reunian en su casa todas las semanas, y tenían una relación muy buena. Además, tenia un espectacular trato con todos los empleados del club, como dijo su hijo, Duncan Revie en una entrevista:
«Papá era el primero en llegar a Ellan Road (estadio del Leeds). Él poseía una llave, la cual cuidaba como si fuese una reliquia, con la que abría la puerta principal cada mañana.»
«Él (Don) saludaba a todos y cada uno de los empleados. Ya sea a las señoras que servían el te, a la gente encargada de la limpieza, al encargado de mantener el campo de juego en condiciones, o a cualquier otro que trabajara en el club. Los veía como mas que eso. Quería integrarlos a la gran familia de Leeds».
«El señor Revie venia cada mañana a conversar conmigo, el de verdad se interesaba en nuestras vidas. No solo eso, si no que también, el los partidos disputados en invierno, sabia que nosotros nos quedaríamos arreglando el campo de juego, por lo que esperaba en el club a que terminásemos para darnos las gracias». -John Reynolds, encargado del campo de juego. 

2) BORRÓN Y CUENTA NUEVA:

A Revie no le temblaba el pulso a la hora de realizar cambios en el club, tal como hizo con su ex compañero de equipo, Jack Charlton:
 «Yo compartí equipo con Don cuando el era jugador. Un día, entrenando, yo estaba muy enojado, por lo que le pegue una patada muy fuerte, a lo que el me gritó «Si yo fuese DT, no jugarías nunca». Yo le respondí «Es un lindo trabajo, lastima que no lo tienes, no?». Tres semanas después, Don fue nombrado DT del equipo. Yo sabia que mi carrera en ese club había finalizado.» 

3) MENTALIDAD GANADORA:

Confianza. Eso es lo que a todos les hace falta para poder lograr un objetivo. Revie tenia esto mas que claro:
«Todos pensamos que Don estaba loco cuando decidió eliminar los detalles azules y dorados de la camiseta de nuestro club. Cuando le preguntamos a que se debía, el respondió: «Vamos a ser los mejores del planeta, como el Real Madrid, y para eso, tenemos que imitarlos». Duncan Revie.

SU MODO DE JUEGO:

Desde el principio, Don adoptó una filosofía muy clara: Atacar, atacar, tener el balón, atacar, y atacar aún mas. Fiel admirador del Real Madrid, intentaba imitarlos en todos los aspectos posibles, desde el ya mencionado cambio de uniforme, hasta su forma de juego. Pero su Leeds no era solo respetado, si no que también generaba un gran recelo entre sus adversarios debido a su extrema violencia en el campo de juego.

«Si sabías que te tocaba jugar contra el Leeds, se te quitaban las ganas de jugar. Eran duros, muy duros. Contra ellos, los puntos estaban en el aire, pero los moretones estaban asegurados» -George Best, Manchester United

«Cuando me tocaba arbitrar al Leeds me ponía enfermo. En toda mi carrera como árbitro, Revie me ha dado más problemas y dolores de cabeza que todos los entrenadores de Primera División juntos. Era un gran tipo y una máquina de protestar»  –Clive Thomas, ex arbitro.

Luego de pasar por la selección de Inglaterra, y algunos equipos de Arabia Saudita, Revie falleció el 26 de mayo de 1986, a la edad de 62 años, debido a una enfermedad neuronal. Su desaparición física entristeció mucho a la ciudad de Leeds, la cual lo recuerda con un monumento colocado en las afueras del estadio Elland Road, pero lo que nunca podrá desaparecer, es el aprecio y respeto que le tienen los fanáticos.
 
Juan Ignacio Glade
@JuaniGlade 
Share.

About Author

Temperley, Ricardo Rezza y Billy Bremner. Pelotazo al nueve, siempre.

3 comentarios

  1. Pingback: BRIAN CLOUGH, UN POLÉMICO GENIO DEL FÚTBOL

  2. Pingback: Cantona criticó la decisión de Neymar

  3. Martin Becerra on

    Esta nota demuestra muy poco conocimiento del Leeds United y la etapa de Don Revie. por favor quien la lea, que no la tenga muy en cuenta porque está plagada de inexactitudes.

Leave A Reply