EL PASADO QUE RECORDAR

0

En un país lleno de futboleros no sorprendería conocer miles de personas con sueños relacionados al tema. Algunos de ellos posiblemente tengan que ver con el disponer de un club cercano donde descargar toda la pasión y el comprometimiento contenido durante los días previos de la semana. Clubes con historias que los relacionen al lote de luchadores en las primeras categorías, con hazañas internacionales o, simplemente, con equipos que desplieguen alegría en su gente. Pero lamentablemente, muchos sufren el paso del tiempo y su consiguiente olvido.

Resultado de imagen para deportivo español 1967El Club Deportivo Español es una institución deportiva ubicado en la Ciudad de Buenos Aires. Se fundó en 1956, y como su nombre lo indica, siempre tuvo una fuerte identificación con el país europeo. En sus albores, no dejó respirar a los socios: pasó de la D a la Primera B en solo tres años, coronándose campeón de cada una de las categorías.

 En 1967, con sólo diez años de vida, Español ascendió a la Primera División, pero nos vamos a detener en una historia muy particular. ¿Qué dirían ustedes si el campeón de la Champions League se quiere enfrentar a Temperley, el brillante ascendido al Torneo de 30? ¿Qué acotarían si viene el campeón de la Liga BBVA y decide enfrentarse a un equipo con apenas unos cientos de socios? Nada, porque en esta historia no radica otra cosa que la identificación y lo inimaginable. El Real Madrid campeón de todo, decidió disputar un partido amistoso frente a este equipo de la colectividad española. Fue el 18 de enero de 1961 donde Ferenc Puskas, Alfredo Di Stéfano (x2), Chus Herrera, Canario y Manolín Bueno, se hicieron un festín y ganaron por 6 a 2. Eso sí: tuvo su parte de hazaña, ya que por 11 minutos estuvieron empatados en un gol, hasta que el histórico goleador húngaro desniveló la cuestión.

Los traspiés aparecieron y el primer equipo no se supo mantener en tierras nuevas, por lo que el descenso a la C fue entendible. Sin embargo, con la presidencia a cargo de Francisco Ríos Seoane (dueño de la famosa Cervecería San Carlos), las alegrías lentamente empezaron a tejerse. Fue campeón de la categoría, compró terrenos anteriormente cedidos por la Municipalidad, inauguró el Estadio España con capacidad de 18 mil espectadores, y comenzó la época dorada del club.

En la temporada de 1984, la Primera B vivió un momento histórico. No sólo fue la primera vez de Racing en la categoría, sino que además, Deportivo Español logró una campaña excelente y relegó a la Academia a seguir luchando por el ascenso. Obtuvo un gran porcentaje de los puntos en juego, producto de 30 encuentros ganados, 7 empatados y 5 perdidos. Y no sólo eso: también se consagró con cinco fechas de anticipación, siendo la obvia sensación de aquellos años.

Resultado de imagen para pedro catalanoOtro gran relato es el de Pedro Catalano, arquero y uno de los máximos ídolos de Los Gallegos. Su récord reside en ser el jugador con mayor cantidad de partidos consecutivos (333) en la historia del fútbol argentino. Esta cantidad impresionante de encuentros comprendió la defensa del arco entre 1986 y 1994, es decir, no faltó nunca. Jamás lo expulsaron, ni se lesionó. Una verdadera hazaña.

Deportivo Español tuvo el gusto de participar dos veces en la Copa Conmebol y tres en la Liguilla Pre Libertadores, además de ser invitado a una gira asiática por Japón y Corea. Pero luego de 14 años en la categoría, sus casi 25 mil socios vieron como el club se venía abajo. Se remodeló la estructura del club, pero en 1995, bajo la presidencia de Ríos Seoane, se decidió fusionar al club con otros equipos de colectividades españolas para formar Unión Española. Sin embargo, y luego de algunas denuncias de fraude, Deportivo Español recuperó su nombre y esa idea no duró más que unos meses.

Así como el siglo se iba, las alegrías no tardarían en seguir ese camino. En 1998 explotó una crisis financiera e institucional que llevó a varios pedidos de quiebra, cierres, protestas de socios, más cierres y desastres deportivos. Se fue a la Primera B Metropolitana pero ni eso paró a los hinchas, que hasta se encerraron en la institución para evitar los remates en las instalaciones. Después de la intervención de la Sociedad Española de Deportes y algunas manifestaciones, el club se clausuró de vuelta en 2003, y cuatro años después se empezó a hablar de la posibilidad de usar las instalaciones como hotel de deportistas o sede del CENARD para, finalmente, y de la mano de Mauricio Macri, transformarlo en instalación de la Policía Metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires.

El tiempo pasó. El Club Deportivo Español intentó superar las adversidades y se adjudicó el cuadrangular de la Primera C. Hoy sufre las derrotas que lo mantienen en las últimas posiciones de la Primera B Metropolitana, pero ostenta un pasado hermoso, lleno de hazañas y recuerdos, glorias y sacrificios, adversidades superadas y curiosidades de las que disfrutar. Allí jugaron José Luis Brown, Carlos Salvador Bilardo, José Basualdo e incluso Diego Cocca –último entrenador campeón- y Jorge Trezeguet, el padre de David, ex River y Juventus.

Sin escalas, pasó de enfrentar al Real Madrid a perder con Atlanta; de protagonizar giras por Asia a sufrir remates, quiebras y cierres; de elogiar las campañas exquisitas a calcular promedios futuros. La intención de este artículo no es remarcar la mala situación institucional, ni generar una nostalgia excesiva en el hincha o simpatizante de la institución, sino resaltar historias que no deben morir con el tiempo, realzarlas y recordarlas por el simple hecho de que son parte de nuestro ADN futbolero.

Share.

About Author

Periodista en proceso. Bielsista. Fútbol y series. Escritura y lectura de todo tipo. Fundador de @deporteinterno.

Leave A Reply