San Lorenzo logró un triunfo para aliviar el dolor.

UN TRIUNFO PARA ALIVIAR EL DOLOR

San Lorenzo venció 3 a 1 a Estudiantes en cancha de Quilmes y logró aliviar el dolor tras la dura eliminación en la Copa Libertadores. Con Claudio Biaggio como técnico interino y Fernando Belluschi como figura, el ciclón jugó un buen partido y consiguió una victoria muy importante en lo anímico.

Con poco tiempo de trabajo el Pampa Biaggio realizó una sola modificación con respecto al equipo que perdió con Lanús, Gonzalo Rodríguez reemplazó a Marcos Angeleri en la zaga central, quien tuvo alguna molestia física en el encuentro copero. En cuanto a lo táctico, el esquema fue el mismo de la era Diego Aguirre 4-2-3-1. El hecho de no haber improvisado en cuanto a nombres y esquema permitió ver a un San Lorenzo ordenado, aunque con poca profundidad en sus ataques.

El Ciclón arrancó mejor que Estudiantes, que tenia a Leandro Benítez como técnico interino. Se dominó la pelota y presionó la salida del equipo platense. Tanto así que a los once minutos, tras un buen centro de Paulo Díaz, Belluschi anticipó a Facundo Sánchez y empujó la pelota para establecer el uno a cero. Con la ventaja a favor, los de Boedo supieron controlar el partido durante la primera parte, mas allá de un tiro libre de Fernando Zuqui que paso cerca del palo izquierdo de Nicolás Navarro.

Una mala salida de Matías Caruzzo y la desconcentración en defensa le permitieron a Mariano Pavone estampar el empate tras un centro atrás de Juan Otero a los cinco minutos del complemento. Minutos después la lesión de Franco Mussis tras una dura entrada de Leandro Desábato obligó el ingreso de Facundo Quignon en su lugar. El ex Newell´s, sin tanto despliegue físico como Mussis pero más fino con la pelota en los pies, le dio mejor manejo al conjunto azulgrana y mostró interesantes conexiones con Belluschi y Ruben Botta, quien había reemplazado a Ezequiel Cerutti.

Con ambos equipos con un entrenador provisorio, la igualdad parecía un resultado lógico en un partido parejo. Sin embargo, San Lorenzo un poco más adelantado en el campo logró el dos a uno a través de un buen centro de Belluschi que Nicolás Blandi conectó de cabeza tras ganarle la posición y aguantar el forcejeo con Sánchez. Y para cerrar el partido, Belluschi recibió la pelota tras un saque de arco y disparó desde 35 metros sorprendiendo a Mariano Andújar y sentenciando el resultado.

Todavía con bronca y decepción por el traspié en la copa San Lorenzo logró tres puntos importantes desde lo anímico, que sirven para aliviar el dolor y no perderle pisada a un Boca imparable. A pesar de la victoria, la mala noticia para el ciclón es que va a perder al menos por un par de meses a Franco Mussis, quien podrá tener sus errores pero nunca negocia la actitud y eso es importante. El buen rendimiento de Belluschi dejó en claro que su jerarquía sigue intacta y será tarea del próximo entrenador -Gabriel Heinze es el principal candidato- saber rodearlo bien para que vuelva a su máximo nivel.

Foto: EcoMedios