San Lorenzo - Copa Libertadores 1960.

PICARDÍA URUGUAYA

San Lorenzo es un club grande en nuestro país. Enorme. Sin embargo, es sabido que el anhelo de levantar la Copa Libertadores sigue siendo aún una cuenta pendiente. En esta nota, te contraemos sobre la vez en que el ciclón prefirió un beneficio económico antes que levantar el máximo trofeo a nivel sudamericano.

La del año 1960 era la primera edición de la antiguamente llamada Copa de Campeones de América, donde jugaron los campeones de cada federación asociada al torneo. En esa primera vez fueron 7 los equipos que jugaron: San Lorenzo de Almagro representaba a Argentina, Peñarol a Uruguay, Bahia a Brasil, Universidad de Chile a Chile, Millonarios a Colombia, Olimpia a Paraguay y Jorge Wilstermann a Bolivia. El club argentino quedó eliminado en semifinales tras perder 2-1 con Peñarol en el partido de desempate. Pero bien, ¿cuál es la curiosidad?

san-lorenzo-almagro-foto-del-equipo-circa-1960-4273-MLA2925080786_072012-FEl 18 de Mayo, en el Estadio Centenario de Montevideo, se jugó la primera semifinal. El partido terminó empatado en un gol. Abrió la cuenta el argentino Linazza a los 2 minutos, igualando poco después Boggio. Cerca de 55.000 personas asistieron al encuentro. Dirigió el chileno C. Robles y los equipos formaron así: Peñarol alineó a: Maidana, William Martínez, Salvador, Pino, Goncalves, Aguerre, Cubillas, Linazza, Hobberg, Spencer y Borges. Por su parte, San Lorenzo formó con: Tarnawsky, Cancino, Iñigo, Castillo, Reynoso, Ravecca, Facundo, Ruiz, Rossi, Sanfilippo y Boggio. La revancha se jugó el 24 de ese mismo mes, en la cancha de Huracán y terminó en empate sin goles. En Peñarol, Griecco reemplazó a Hobberg y Leight a Borges. En San Lorenzo, Ferro entró por Ravecca. 

Lo curioso de la historia data que: consumado el empate en el resultado global (1-1 en Argentina y 0-0 en Uruguay), dirigentes del club uruguayo ofrecieron a la directiva del equipo de Boedo jugar en Uruguay el desempate con todos los gastos pagos, agregado a una suma importante de dinero a cambio de que el equipo argentino juegue “para atrás”, y así Peñarol pueda avanzar a la final del certamen sin problema alguno. Los dirigentes de San Lorenzo consideraron buena la oferta, ya que la “Copa de Campeones de América” no era tan relevante en su momento.

Así fue que el domingo 29 de Mayo, en Uruguay y ante un estadio repleto, el Ciclón perdió 2-1, con el arbitraje del paraguayo Dimas Larrosa. Alberto Spencer abrió el marcador para los «mirasoles» en el primer minuto del segundo tiempo,  José Sanfilippo logró la igualdad a los 41 minutos con un cabezazo. Sin embargo sobre el final del partido (43′) otro tanto de Spencer pondría el 2-1 definitivo. Los uruguayos serían los primeros campeones de América tras vencer por 1-0 a Olimpia de Paraguay en la final , con gol de la gran figura del torneo, Alberto Spencer.

Si no hubiese sido por la «viveza» de los dirigentes del club uruguayo, el tan ansiado anhelo de cualquier hincha de San Lorenzo de Almagro, la Copa Libertadores de América, podría haber sido hoy una realidad.

 
@MatiCasazza