LA GIRA DE TALLERES Y TEMPERLEY POR ZAIRE

0

Corría el año 1973 cuando la selección de Zaire –actualmente denominado “República Democrática del Congo- clasificaba a su primer mundial de fútbol. Sin tener las reglas demasiado claras, como quedó demostrado en el partido de dicha competición contra Brasil, cuando en un tiro libre a favor de los cariocas, un hombre de la barrera Zaireña rompió filas y pateó el balón “despejándolo”, los africanos se convertían en el primer país de raza netamente negra en disputar una Copa del Mundo de fútbol. Su paso por dicha competición fue, como no podía ser de otra manera, un fracaso: Perdieron los 3 partidos de la fase de grupos, recibiendo 14 goles en contra, y sin poder marcar ninguno.

cund

En 1976, aprovechando la euforia de los africanos por el momento histórico que atravesaba su selección, se decidió enviar una invitación a la Asociación de Fútbol Argentino, para que equipos nacionales viajaran a disputar amistosos al país centroafricano. Talleres de Córdoba y Temperley fueron los voluntarios, intentando, de alguna manera, hacerse conocidos fuera de la Argentina. Por aquel entonces, los cordobeses contaban con un plantel envidiable, el cuál un año más tarde sería subcampeón del Torneo Nacional. Una realidad paralela era la que vivía el conjunto del Sur del conurbano bonaerense. Pese a estar disputando el torneo de Primera División desde el año 1974, “el gasolero” era un equipo acostumbrado a deambular por las categorías de ascenso. Una vez arribados al continente negro, ambos planteles fueron recibidos de excelente manera, siendo alojados en la quinta presidencial, y agasajados con todas las comodidades posibles.

Dentro del campo, la superioridad cordobesa se hizo notar: De los 4 partidos disputados, vencieron en todos. 1 a 0 al Vita, mismo marcador ante el Imana (ambos equipos locales) 3-2 a los compatriotas de Temperley, y nuevamente mismo marcador ante el Imana, estos últimos por la Copa República de Zaire. En cuanto al gasolero, cayó en 3 encuentros (2-1 vs Vita, 4-1 vs Selección de Zaire, y 3-2 frente a Talleres) e igualó uno (2-2 contra el Vita, por la mencionada Copa). Tal era el asombro de los locales por el fútbol desplegado por Talleres, que el periódico local La Voix du Zaire, publicó: “(…) Después de la visita del Santos de Pelé, nunca habíamos visto tan buen fútbol como el de Talleres”. Y como si eso fuera poco, Luis “Hacha” Ludueña, fue definido por periodistas del periódico Elima como “El Dios del fútbol”.

la abs

Pero no todo fue color de rosas para los argentinos en su travesía por África. Miguel Oviedo (Talleres) y Oscar Suarez (Temperley) contrajeron Paludismo, una dura enfermedad que, en la actualidad, mata a más de 1 millón de personas por año. Si bien Oviedo pudo recuperarse a tiempo, el juvenil de Temperley no corrió con la misma suerte.

Share.

About Author

Temperley, Ricardo Rezza y Billy Bremner. Pelotazo al nueve, siempre.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!