El equipazo que podría armar Yugoslavia.

YUGOSLAVIA METERÍA MIEDO

El que sabe de historia está al tanto de que entre las décadas del 80’ y 90’ la República Federal Socialista de Yugoslavia se dividió a causa de una serie de conflictos políticos que llevaron a que sus repúblicas constituyentes pasaran a ser seis países independientes: Eslovenia, Croacia, Bosnia y Herzegovina, Macedonia, Montenegro y Serbia.
Quizá pocos sepan que Yugoslavia fue uno de los equipos más exitosos de Europa durante gran parte del siglo XX. Pero tras las Guerras Yugoslavas y como ya se mencionó, diversos estados independiente nacieron, creando nuevos seleccionados internacionales. En consecuencia de esto y el embargo internacional que tuvo en su contra, su participación en la Eurocopa 1992 fue cancelada 10 días antes de que comience. El último partido de Yugoslavia fue jugado ese mismo año, antes de que su nombre pasara a ser utilizado por Serbia y Montenegro, entre 1992 y 2002. ¿Qué jugadores tendría la selección de Yugoslavia si no hubiese ocurrido la división? Después de ver la siguiente foto, muchos se sorprenderán y no tendrán ninguna duda de que esa formación llena de apellidos internacionales podría hacerle frente a muchas de las que hoy en día son llamadas potencias mundiales en todo lo que abarca fútbol y selecciones nacionales.

Así es, estos son los jugadores que hoy tendría la selección Yugoslava si no se hubiese dividido allá por 1990. Apellidos que asombran. Handanovic, arquero titular en el Inter de Italia que cuenta con figuras como Milito, Palacio, Cambiasso, Guarín, Nagatomo… Laterales como Kolarov, que le pelea el puesto en el Manchester City ni más ni menos que al zurdo francés Gael Clichy. Centrales de la talla de Vidic, Subotic e Ivanovic. Mediocampistas centrales figuras en sus respectivos equipos, caso Modric en el Real Madrid y Rakitic en el Sevilla español. Volantes por las bandas como Pjanic, que la está rompiendo en la Roma, y Krasic, ese rubio volante por derecha que supo romperla en su paso por la Juventus que todos recordamos. ¿Quién hubiera pensado que hoy Yugoslavia tendría una delantera formada por Vucinic y Mandzukic? Hoy, este país podría darse el lujo de tener en el banco de suplentes a jugadores como Pandev o Dzeko. Jugadores que en cualquier otra selección de talla media serían titulares indiscutidos, y hasta emblemas.

Claro, hoy en día el fútbol es dominado por selecciones como España, Alemania, Argentina, Brasil, Italia, entre otras, pero probablemente distinta hubiese sido la realidad europea y mundial si Yugoslavia aún existiera. No obstante, de poco sirve fantasear con ese rejunte de cracks. Mientras tanto, este ejemplo servirá para demostrar, una vez más, que el fútbol está fuertemente ligado a cuestiones políticas.

Escrito por @agusmiguez_